Revisión del convertible Mini Cooper S Florida Special Edition

Con un diseño único, esta edición especial del Mini Cooper S te va a encantar

Con 60 años a cuestas, la familia Mini sigue invariablemente atrayendo miradas en la calle.

Lo bueno

    Inconfundible diseño clásico
    Relación peso/potencia
    Sensación conductiva
    Calidad del interior

Lo malo

    Deficiente insonorización
    Estrecha segunda fila
    Portamaletas exiguo

Puntaje

7/10

El Mini Cooper es un vehículo emblemático en la historia de la industria automotriz. Es un modelo imprescindible en el devenir del automovilismo competitivo y en el cine, pero –sobre todo- en las calles de todo el mundo.

Si bien ha experimentado cambios a lo largo de sus 60 años de vida, ha mantenido su estética, sobre todo en lo que respecta a su frontal, donde destacan unos imponentes ópticos con tecnología LED.

Tuvimos la oportunidad de probar el Mini Cooper S Florida Special Edition.

Diseño emblemático

Otros detalles de esta versión del Mini Cooper son la entrada de aire anterior y una pequeña curvatura del capó, que solo responden a motivos estéticos, un paragolpes muy generoso en molduras y una “S” en la parilla, que da cuenta de su vocación deportiva.

Su diseño exterior se caracteriza por líneas simples, pero que –sin embargo- ha sabido descifrar los gustos de los consumidores. Es por eso que conserva su vigencia pese a que las modificaciones han sido más bien sutiles. Prueba de ello es que atrae por igual las miradas de la gente mayor y los más jóvenes.

De su equipamiento, destacan las llantas en color negro con cuatro palos de doble trazo, sus frenos de disco en las cuatro ruedas y su techo de lona negro, que luce en tono gris la bandera de la Union Jack.

El mismo emblema está presente en sus focos posteriores, zona donde el vehículo exhibe el nuevo logo de la marca, una doble salida de escape central y un baúl de dimensiones más bien exiguas.

El primer acercamiento a la cabina es muy bueno. La calidad de los materiales del interior es excelente, partiendo por el tapizado de cuero marrón claro de sus asientos, que luce un elegante tramado, combinado con detalles en negro.

Su volante deportivo ofrece muy buen agarre y luce todos los comandos muy bien ubicados. Además, cuenta con levas para efectuar los cambios de marcha y es regulable tanto en altura como en profundidad.

revision convertible mini cooper s florida special edition screenshot 8 wide

Al volante

En el tablero, una esfera principal ofrece la velocidad y una medialuna ubicada a la izquierda hace las veces de tacómetro. Ambos indicadores son completamente analógicos, aunque la primera ostenta computador a bordo.

Entre los elementos de confort que resaltan en la cabina, está su radio satelital, que se opera desde un comando de perilla ubicado en la consola del vehículo, cuyo acceso se ve algo entorpecido por la presencia del apoyabrazos central ajustable en posición.

Una vez habituados al dial, la pantalla central táctil ubicada en una esfera, que muestra los elementos multimediales, el navegador y menús con clima y noticias, entre otros. El sistema es compatible con el asistente por voz Amazon Alexa, así como con Apple Carplay. Resaltan sus comandos tipo avión, que se accionan en sentido vertical.

revision convertible mini cooper s florida special edition screenshot 7

Además de la esfera central, el círculo es una forma que se repite en muchos elementos interiores, como las salidas de aire, las manillas de las puertas y las bocinas, desde las cuales se despliega un sistema de audio Harman Kardon. Cuando la luz natural se va, el despliegue de su iluminación interior es un espectáculo aparte.

El espacio para los pasajeros de la fila delantera es óptimo, a diferencia de lo que ocurre con la segunda. Debido a su arquitectura de dos puertas, el acceso a la segunda corrida de butacas también se dificulta. Otro aspecto deficiente es la insonorización del habitáculo, debido al techo de lona.

El Mini Cooper S convertible Florida Special Edition equipa un motor de cuatro cilindros y 2.0 litros, que entrega una potencia máxima de 189 caballos de fuerza y un torque de 207 libras/pie (281 Nm).

Muy entretenido de conducir, fundamentalmente por la sobresaliente relación entre peso y potencia, cuenta con modos de conducción Mid, Sport y Green. Es un modelo ideal para ir por la ciudad, pues reacciona rápido y dobla bien.

Equipado con transmisión automática, ofrece un gran confort de marcha pese a la rigidez de su suspensión, dada fundamentalmente por sus reducidas dimensiones, y un consumo promedio de 28 millas por galón (12 kilómetros por litro).

Disponibilidad y precio

Con todos los opcionales, la versión convertible del Mini Cooper S Florida Special Edition tiene un costo de $41,450 dólares. Convertibles con el escudo de Mini en el frontal hay por montones, pero este ejemplar específico cuenta con solo 100 unidades originalmente comercializadas entre los conductores del Estado de Florida.

Recomendaciones del editor