El nuevo Mini Cooper eléctrico es capaz de remolcar un avión de carga

mini cooper electrico boeing

En 2009, Mini construyó un prototipo eléctrico para ayudar a la empresa matriz BMW a recopilar la información que necesitaba para el desarrollo del i3. Sin embargo, no recibió de inmediato a  cambio su propio modelo a batería.

La tecnología finalmente llegará a la familia Mini cuando la firma británica lance su primer automóvil eléctrico producido en serie, el Cooper SE, este 2019. La fase de prueba del modelo ha terminado, pero los ingenieros guardaron la tarea más ardua para el final.

Así se puede observar en un video protagonizado por un ejemplar de preproducción remolcando uno de los aviones Boeing 777F que la línea aérea Lufthansa emplea para el transporte de carga.

El primer vistazo del Cooper SE se efectuó en el Salón del Automóvil de Fráncfort 2017, cuando Mini presentó un conceptual llamado simplemente Electric. La versión de producción se verá mucho menos futurista que el diseño del estudio.

La firma decidió adoptar líneas propias y llevarlo hacia una dirección más conservadora. No obstante, se destacará de su contraparte propulsada por gasolina por su extremo delantero único para el tren motriz y algunos toques adicionales exclusivos, como el diseño de las llantas de aleación. También será un poco más alto, dado que los ingenieros han necesitado levantar la carrocería para meter las baterías debajo.

El tren motriz eléctrico ha sido heredado del i3, según la revista británica Autocar. La batería de iones de litio estará montada debajo del compartimiento de pasajeros y en el espacio anteriormente ocupado por el tanque de combustible.

mini cooper electrico boeing p90274825 highres 720x720  1

El motor envía a las ruedas delanteras una potencia máxima de 181 caballos de fuerza y ​​199 lb ft (270 Nm) de torque, que es suficiente para pasar de cero a 60 mph (97 kph) en alrededor de siete segundos. El alcance se mantiene en el aire, pero no esperes viajar más de 200 millas (322 kilómetros) con una sola carga.

Existen ventajas y desventajas asociadas a la adición de un paquete de baterías a un hatchback pequeño como el Mini. Por un lado, el paquete es pesado: agrega 286 libras (130 kilos) al automóvil, lo que no es una cantidad insignificante. Por otro lado, reduce el centro de gravedad del automóvil y coloca más peso sobre el eje trasero. Los efectos aún están en el plano de las especulaciones. Es un misterio si estas nuevas condiciones afectarán el famoso manejo tipo kart del vehículo.

Sin embargo, el par instantáneo provisto por el motor eléctrico debería hacer que salga de la posición estática muy rápido. También fue lo que ayudó a que un automóvil tan pequeño remolcara un carguero volador.

El Mini Cooper SE 2020 hará su debut mundial en julio próximo y la producción comenzará en Inglaterra antes de fin de año. Mini aún no ha publicado los precios, pero esperamos que el modelo cueste aproximadamente $30,000 antes de que los incentivos federales ingresen a la ecuación. Uno de sus principales rivales será el Fiat 500 de segunda generación con batería eléctrica, que hará su debut en 2020.

Recomendaciones del editor