Skip to main content

¿Cómo se carga un vehículo eléctrico?

Los vehículos eléctricos han recibido un impulso gracias a la búsqueda de formas más sustentables de movilidad, la aparición de fabricantes como Tesla y la tendencia de compañías tradicionales de apostar por la electromovilidad. Si estás pensando en adquirir uno, es importante que sepas cómo se carga un vehículo eléctrico.

Te va a interesar:

Muchos usuarios son seducidos por esta propuesta ecológica. Algunos optan por estos vehículos ya que no emiten gases contaminantes y porque recargarlos es más económico en comparación con un auto que funciona a gasolina. Por lo mismo, uno de los aspectos fundamentales que debe considerar alguien que adquiere uno de estos automóviles es cómo y dónde lo cargará.

¿Cómo cargar un vehículo eléctrico?

Lo primero que hay que tener claro es que se identifican tres formas con las cuales se puede cargar un auto eléctrico.

Recarga convencional: para esto se usa un enchufe convencional de 16 amperios con una potencia que va desde los 3.6 kW hasta los 7.4 kW; básicamente son los enchufes que usamos en nuestra casa para conectar la computadora, por ejemplo.

Este método permite tener las baterías del auto cargadas en un lapso de ocho horas, pero esto también dependerá de la capacidad de la batería y la potencia de la recarga.

Según los expertos, es una alternativa útil y sencilla para dejar cargando el vehículo en el garaje de la casa durante la noche.

Getty Images

Recarga semirápida: en este caso se usa un enchufe especial de 32 amperios, cuya potencia va desde los 11 kW hasta los 22 kW. Las baterías toman unas cuatro horas en estar cargadas.

Recarga rápida: permite obtener 80 por ciento de la carga en 30 minutos y su potencia puede superar los 50 kW. Para este tipo de carga se precisa adaptar la red eléctrica, ya que exige un nivel de potencia muy alto.

Los expertos recomiendan utilizar este sistema solo en determinados momentos, puesto que puede afectar la vida útil de la batería.

Tipos de conectores

Estos accesorios pueden variar dependiendo del territorio en el que nos encontremos. En esta ocasión profundizaremos en los más comunes que se utilizan en Estados Unidos.

SAE J1772: es el conector estándar norteamericano para los vehículos eléctricos, de hecho, ha sido confeccionado especialmente para autos de Asia y Estados Unidos.

Se trata de un enchufe especial por su forma y sus dos conectores extra, los que son utilizados para detectar la conectividad y comunicarse con el automóvil.

También ha sido elaborado con una forma de seguridad característica que impide cualquier tipo de acceso por parte de terceros.

CCS-Combo 1: se trata de una opción propuesta por alemanes y estadounidenses y es utilizado para llevar a cabo una carga rápida.

“Combo” significa que se pueden hacer recargas con la corriente continua y también la alterna con la misma toma, además este sistema cuenta con ciertas ventajas en la conectividad.

¿Dónde se recarga?

Getty Images

El sitio Electro Maps muestra un listado de los lugares donde se puede recargar un vehículo eléctrico en Estados Unidos. De acuerdo con este portal, en la nación existen más de 18,000 puntos de recarga.

Otros lugares utilizados son los siguientes:

Hogares: por supuesto, tener la posibilidad de cargar un vehículo eléctrico en casa es la opción más cómoda. Se le conoce también como recarga vinculada y permite recargar entre 85 y 90 por ciento de las necesidades de energía del vehículo.

De hecho, los expertos recomiendan a quienes consideren tener uno de estos autos poseer una estación de carga en su hogar.

En este sitio se puede consultar sobre la disponibilidad de estaciones de carga para adquirir e instalar en el casa. En tanto, un artículo elaborado por Volkswagen explica cómo recargar un vehículo en casa.

Centros comerciales, supermercados y hoteles: se le conoce como recarga de oportunidad y nos permite abastecer la batería de nuestro vehículo mientras realizamos una serie de actividades, como comprar o estar en nuestros trabajos.

Getty Images

Estos lugares de acceso público pueden contar con estaciones de carga, las cuales funcionan de forma gratuita pero con un límite de tiempo, lo que muchas veces dificulta que la batería se cargue de manera completa.

Se estima que la potencia puede alcanzar los 22 kW, aunque esto dependerá del puesto de carga que haya instalado el recinto.

Este tipo de carga es la más útil y práctica para los conductores que no cuentan con una estación en sus hogares.

Electrolineras: Estados Unidos cuenta con un amplio número de estaciones de carga. Estos lugares son los que ofrecen la carga más rápida, lo que resulta práctico si el conductor planea realizar un viaje largo por la carretera.

La recarga se efectúa a unos 50 kW de potencia, aunque se estima que, en el futuro, los supercargadores admitirán recargas de hasta 350 kW.

En tanto, los propietarios de Tesla ya cuentan con una red de supercargadores con los que pueden hacer recargas de hasta 150 kW.

Según el estudio The State of the Charge publicado por Electric Vehicle Charging Association (EVCA), California es el lugar de Estados Unidos que cuenta con más puntos de recarga.

EVCA

Recomendaciones del editor