Continúan los problemas para Volkswagen

Volkswagen simplemente no puede respirar en paz, aunque ya en este punto cabe preguntarse: ¿Se lo merecen?

El último problema para la automotriz viene en forma de noticias desde Alemania, las cuales señalan que el arreglo los problemas de emisiones en sus vehículos se ha detenido debido al posterior aumento en el consumo de combustible de los mismos.

Relacionado: Luz verde para el VW GTI de carreras

Automotive News Europe afirma que el “arreglo” que Volkswagen ha estado aplicando a 160.000 de sus modelos Passat se detenido, aun cuando la compañía califica de “especulaciones” las informaciones referidas al mayor consumo de combustible.

Sin embargo, el portavoz de Volkswagen ha reconocido que las autoridades alemanas están investigando estos informes. “Tenemos que garantizar que el ruido y, en especial, las emisiones de CO2, son exactamente las mismas que antes de la corrección,” dijo un representante de la compañía. Se esperaba que la Autoridad Federal de Transporte Automotor de Alemania tuviese alguna conclusión de su investigación el pasado 27 de marzo, pero al parecer el problema requiere de más tiempo. Un último “sí” o “no” a la resolución de VW se dará a conocer esta semana o la siguiente.

Sólo cuando la autoridad Federal apruebe las revisiones, Volkswagen podrá terminar de “corregir” el resto de los modelos Passat, todo antes de continuar con los Audi A4, A5, y los Skoda, que también cuentan con el motor diesel de 2.0 litros. En total, hay alrededor de 2.5 millones de vehículos en Alemania que necesitarán “correcciones” antes de Volkswagen pueda abordar el resto de Europa.

Cabe recordar que para los vehículos con motores 2.0, 1.6 y 1.2 litros Euro 5 diesel utilizaron software manipulados. De éstos, a los de 2.0 y los de 1.2 litros se les realizaría una actualización de software que tomaría unos 30 minutos “de taller”, pero el motor de 1.6 litros también requerirá la instalación de una pieza de malla que regule el flujo de aire. Esto aumentará el tiempo de trabajo en cada auto alrededor de una hora.

Relacionado: El sotfware fraudulento era un secreto a voces dentro de VW

A modo de recordatorio, en los EE.UU., donde comenzaron los problemas de Volkswagen, el fabricante de automóviles tiene hasta el 21 de abril para encontrar una solución a qué hacer con los cerca de 600.000 vehículos que hay. Para VW el tema es, obviamente, gestionar todo con las limitaciones existentes de tiempo, y -aún más importante- encontrar soluciones que después no creen otros problemas en el camino.