Ford prueba su Fusion autónomo en la oscuridad del desierto – Video

La mayoría de las pruebas de autos que se manejan solos ocurren a la luz del día y en condiciones climáticas favorables, pero Ford está exigiéndose más: primero, testeó uno de sus autos autónomos en la nieve, y ahora acaba de enviar uno de estos Fusion Hybrid del futuro sin ocupante en el asiento del conductor a una ruta en el desierto, en una noche de luna nueva, sin luces delanteras.

Mucho se escribe y se habla sobre cómo estas nuevas computadoras conducen mejor que los seres humanos, pero la prueba de Ford quizás sea la primera vez donde esas afirmaciones han sido demostradas. El Fusion especial rodó en el medio de la noche en un circuito de prueba de Ford en Arizona y no solo sin luces delanteras, tampoco contaba con cámaras abordo (sin luz, las cámaras se convierten en dispositivos inútiles).

Relacionado: ROBORACE: la locura de las carreras de coches autónomos

Para la navegación, el auto estaba equipado con una combinación de LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging, un sistema que usa tecnología láser para determinar la distancia entre dos puntos) y detallados mapas 3D.

Los mapas incluyen todo, desde topografía del terreno hasta las marcaciones de la ruta, señales, edificios y árboles. El auto usa el láser LIDAR para orientarse a sí mismo y comparar su ubicación con la información de los mapas.

Los ingenieros de Ford supervisaron el test desde dentro y fuera del vehículo usando gafas de visión nocturna para poder ver. Lo que significa que también pudieron ver el sistema LIDAR en funcionamiento. El sistema envía 2.8 millones de pulsos por segundo alrededor del auto.

El ingeniero de Ford, Wayne Williams, dijo que podía sentir al auto moverse, pero a través de la ventana no podía ver nada que indicara movimiento en la completa oscuridad de la noche.

Ford ha estado probando prototipos Fusion Hybrid autónomos desde 2013, pero planea expandir el alcance de sus tests este año. Agregará 20 autos a la flota, llevando el número total a 30. Los autos seguirán rodando en los circuitos de prueba en California, Arizona y Michigan, y el mayor tamaño de la flota permitirá una frecuencia más alta de tests.

Relacionado: Un carro autónomo de Google cometió un error y colisionó contra un autobús

Hay muchos rumores que indican que Ford esta en conversación con Google para unir recursos en los proyectos de autos autónomos que ambas compañías están desarrollando.

Google está buscando activamente un socio en la industria automotriz para comercializar la tecnología; el gigante tecnológico no tiene muchas ganas de entrar al negocio de fabricación y venta de autos. Sin embargo, ni Ford ni Google han confirmado planes de una futura alianza.