El quirúrgico trabajo del Dr. Derriere en la SUV más popular de Ford

ford explorer 2020 asientos global seating team 01  1

Uno de los empleados más célebres de Ford es conocido como “Doctor Derriere”. Obtuvo esa denominación no por ser un examinador de glúteos médicamente calificado, sino por su incuestionable dedicación a la búsqueda continua de diseñar el asiento perfecto para los automóviles.

Mike Kolich es el nombre real del ingeniero de Ford que tanto tiempo lleva comprometido con esta noble causa. Basta con mirar la línea superior en su perfil de LinkedIn, donde se lee simplemente: “Confort en Ford Motor Company”.

El especialista, que tiene un Ph.D. en ingeniería de sistemas industriales y fabricación, conoce muy bien la importancia de equipar el habitáculo con una butaca cómoda. Después de todo, millones y millones de personas alrededor del mundo hacen viajes diaria por las calles o periódicamente a través de las carreteras.

Recientemente, el Dr. Derriere ha estado hablando sobre el último trabajo del equipo que lidera: el asiento delantero de la rediseñada nueva Ford Explorer 2020.

Enfocándose principalmente en la forma y la suavidad, de modo de aliviar la presión en la espalda y las sentaderas de los pasajeros, el diseño también libera espacio para los que se sientan en la fila posterior. ¿Cómo? Eliminando parte del volumen del asiento alrededor de las áreas de la espalda y los hombros.

“En gran medida, los viajes por carretera se pueden definir por lo cómodas que van las personas y, cuando estos se evalúan, los asientos son un elemento fundamental. Como ingenieros, estamos encantados con esta nueva banca, pero lo que realmente nos importa es lo que nuestros clientes dicen y piensan de ella”, señaló Kolich.

El Dr. Derriere reveló que, aunque el rediseñado asiento estará instalado dentro de la próxima edición de la SUV predilecta de la marca estadounidense, todos los aposentos de Ford cuentan con el mismo diseño básico debajo de la superficie.

“Lo que la gente ve en un Mustang difiere de lo que ve en una Explorer, pero todo está construido sobre la misma arquitectura”, dijo Kolich. “En esa estructura es donde está la magia, ya que nos permite mantener la consistencia. Por lo mismo, es que los asientos de toda nuestra gama deben de sentirse similares a los de la Explorer”, agregó.

La flamante banca presenta “un diseño en forma de V, que proporciona soporte para el torso para una gama más amplia de tipos y tamaños de cuerpos”, así como “una apariencia más esculpida”, que da como resultado un mejor espacio para las rodillas en la segunda fila.

Según detalló la casa del óvalo azul en un comunicado, los asientos delanteros ajustables de ocho y 10 posiciones refrescarán a sus ocupantes usando una función que extrae el aire caliente del cuerpo en lugar de empujar el aire frío a través de perforaciones. Los niveles de acabado ST y Platinum estarán equipados con un sistema multicontorno con patrones de masaje únicos, complementó.

Desde la versión de entrada EZ, la segunda fila contará con una nueva funcionalidad que permite un fácil acceso a la tercera fila sin tener que quitar el elevador que emplean los niños.

Al ofrecer evidencia adicional sobre la idoneidad de su apodo, Kolich dijo que cada diseño de banca está sujeto a más de 100 pruebas de laboratorio para encontrar el ajuste perfecto para la espalda y el trasero.

“La experiencia con este tipo de análisis ha cambiado la forma en que trabajamos. Hasta no hace mucho, la industria no tenía objetivos medibles como los que tenemos hoy. Construimos un asiento, y desde allí era prueba y error. Hoy, contamos con una mayor inteligencia aplicada al proceso y sabemos bien lo que la gente espera”, explicó el Dr. Derriere.

Se espera que el nuevo diseño sea bien recibido por las millones de familias que planean realizar un viaje por carretera en la flamante versión 2020 de la Explorer, así como por todos los quienes a diario se ubican detrás del volante para ir al trabajo.

Teniendo en cuenta su experiencia, estamos pensando que Kolich también puede ser la persona detrás del Robutt, un robot fabricado por Ford que se usa para testear la vida útil de los asientos, simulando múltiples nalgas, de diferentes formas y tamaños, que se retuercen sin cesar.

Recomendaciones del editor