Tesla Model S logra record en Pikes Peak

El que puede ser denominado como el primer coche de carreras Tesla Model S, estableció un récord para los vehículos eléctricos de producción en la Pikes Peak International Hill Climb 2016. El Modelo S modificado fue pilotado por Blake Fuller, fundador y CEO de Go Puck, empresa dedicada a la fabricación de baterías portátiles.

Fuller logró completar las 12.42 millas en 11: 48.264, estableciendo un récord para la clase de vehículos eléctricos. Mientras Pikes Peak también tiene un apartado para autos de carreras construidos específicamente, Tesla S compitió en la categoría de vehículos eléctricos particulares.

Relacionado: Tesla rompe (otra vez) el record de autonomía eléctrica

Con esta marca por debajo de los 12 minutos, Tesla superó el récord anterior de 13 minutos fijado por una moto eléctrica Zero, colocando a la marca californiana en el puesto 65º de la general, de acuerdo con Electrek.

Tesla compitió con un modelo S P90D, el cual posee el paquete de la batería más grande, con 762 caballos de fuerza, y tracción en las cuatro ruedas. El vehículo fue modificado para cumplir con las normas propias de la carrera, pero no demasiado. Se quitaron los demás asientos en el interior, y se le añadió una jaula antivuelco. La alta velocidad de la carrera tensionó en extremo las baterías, hasta el punto de que el equipo tuvo que colocar bolsas de hielo debajo del vehículo para conseguir que este se enfriara.

Pikes Peak es uno de los pocos eventos deportivos de motor en donde los autos eléctricos tienen una clara ventaja. En lo tramos cortos no consumen demasiada batería, a la vez que la altitud hace que el trabajo sea más difícil para los motores de combustión interna. Un coche eléctrico ganó el evento en general el año pasado, y quedó en segundo lugar este año.

El ganador absoluto de este 2016 fue Romain Dumas, quien llegó a Pikes Peak recién habiendo ganado las 24 Horas de Le Mans con Porsche. Condujo un Honda Norma M20 RD Limited, el cual voló por la montaña en 8: 51.445. No se quedó muy atrás el ganador de 2015, Rhys Millen, con su unidad eléctrica eO PP03. Millen consiguió un tiempo de 8:57.118, no lo suficientemente bueno como para llevarse la victoria, aunque sí para establecer un récord en la clase de eléctricos modificados.

Relacionado: Valentino es un Tesla Model S pero con diseño italiano

El modelo S tendrá la oportunidad de competir en otros lugares muy pronto. Un grupo de promotores planean poner en marcha el Electric GT World Series el próximo año. Otros coches eléctricos podrán ser invitados a participar, pero el énfasis de rendimiento del Model S hace que éste sea la elección obvia para poner en marcha la serie.