Skip to main content

Hombre exige su dinero por Tesla Model X que regresó en 2020

Más de dos años han pasado desde que Danny Roman compró y regresó una Tesla Model X. La novedad es que, al cierre de esta edición, el fabricante estadounidense de vehículos eléctricos no había devuelto el dinero.

Los hechos se remontan a principios de 2020, cuando el residente en el estado de California, Estados Unidos, pagó $116,000 dólares por la SUV eléctrica. El carro fue recibido el 28 de febrero, pero tres días más tarde hizo uso de su derecho a retracto, informó CNBC.

La prerrogativa es parte de las políticas de posventa de la empresa con sede en Austin, muy publicitadas por su CEO, Elon Musk. En teoría, compañía no haría preguntas a los clientes arrepentidos, sino que simplemente recogería el carro y reintegraría el monto.

La Tesla Model X fue recogida por una grúa el 8 de marzo de 2020. Tras ello, su ejecutivo bancario le sugirió a Danny Roman iniciar un procedimiento de “suspensión de la venta” para tener su dinero de regreso.

La historia se enredó poco después: recibió un mensaje de un taller de reparaciones de Burbank para pedirle que recogiera la SUV eléctrica. Todo era muy extraño, pues esta fue comprada en Century City.

CNBC señaló que Roman “nunca pidió ni autorizó ninguna reparación”. Además, Tesla reconoció por escrito que devolvía el coche. Por lo mismo, suspendió los pagos hasta que su banco le alertó sobre la mora y que su calificación crediticia había perdido 30 puntos. Todo porque Tesla no emitió documento alguno que certificara el regreso del vehículo.

Para mantener su estatus financiero, el hombre reanudó los pagos, pues tiene una empresa de excursiones en bicicleta y senderismo. “Dejar de pagar en el banco puede ser catastrófico”, comentó el acongojado cliente.

De momento, Roman aún paga por una Tesla Model X que apenas tuvo por 72 horas. Tesla, por su parte, declinó comentar la situación con el medio estadounidense.

El hombre explicó que el motivo de la devolución fue por la presunta falla del sistema de carga. La primera vez que lo condujo, se trasladó media milla (800 metros) y el coche consumió el equivalente a 15 (24 km).

Cuando intentó recargar el paquete de baterías en una estación Supercharger, tardó horas y no 45 minutos para repostar 80 por ciento, según su testimonio.

Recomendaciones del editor