El esperado Tesla Model S Plaid finalmente ve la luz

Tesla comenzó a entregar las primeras unidades de su esperado Model S Plaid, un portento eléctrico que cuenta con 1,020 caballos de fuerza, ofrece 390 millas (624 km) de autonomía por carga, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 2 segundos, alcanza una velocidad máxima de 200 millas y cuesta $130,000 dólares, un buen precio si tomamos en cuenta que carros con prestaciones similares como mínimo triplican ese coste.

Fiel a la espectacularidad a la que nos tiene acostumbrados, Elon Musk, el presidente y fundador de Tesla, entregó las primeras unidades de la nueva versión del Model S Plaid a sus nuevos dueños en un evento que tuvo lugar en las oficinas del fabricante en Fremont, California, el jueves 10 de junio por la noche.

El Model S Plaid fue anunciado oficialmente en enero, pero sus mulas de prueba han estado recorriendo sin cansancio las pistas de Laguna Seca y  Nurburgring desde 2019. Tesla lo promueve como el “vehículo de producción más rápido jamás fabricado”, algo sobre lo que Bugatti, SSC, Koenigsegg y Rimac, entre otros fabricantes de hiperautos, podrían tener algo que decir,  pero cuando Tesla puede proporcionar la misma potencia y aceleración, con más comodidad, espacio, y autonomía que esos fabricantes por una fracción de los precios que estos piden, entendemos por qué no abren la boca.

Musk justifica la descomunal potencia del Model S Plaid con la necesidad de certificar el potencial y la superioridad de la movilidad eléctrica. “Tenemos que demostrar que un auto eléctrico es el mejor auto, sin duda alguna”, dijo Musk durante el evento. “Debe quedar claro que los autos de energía sostenible pueden ser los autos más rápidos, los autos más seguros, y pueden ser los autos más potentes en todos los sentidos”.

El Tesla Model S Plaid muestra el segundo rediseño parcial del Model S desde que fue presentado por primera vez hace nueve años, en junio de 2012. El primer rediseño tuvo lugar en 2016 y estuvo centrado en su exterior.

Esta vez el interior es el beneficiado, que ahora muestra una pantalla táctil horizontal mucho mejor integrada a un tablero rediseñado con una interfaz mejorada. También vemos un nuevo cuadro de instrumentos digitales detrás de un nuevo volante rectangular de tope abierto, que parece una reinterpretación moderna de las creaciones de Chrysler en los cincuenta, y dos cargadores inalámbricos para smartphones. Tesla también dotó a los pasajeros traseros de cargadores inalámbricos, pero más importante aún, de un asiento con más espacio.

La extraordinaria potencia del Model S Plaid es generada por un tren motriz totalmente nuevo de tres motores, que fue diseñado originalmente para el deportivo Roadster, anunciado en 2017 y que, de acuerdo a Tesla, comenzará a ser producido el próximo año.

Tesla seguirá vendiendo el Model S regular, que se verá beneficiado con el rediseño que debutó en la versión Plaid y que tendrá una autonomía de 412 millas (659 km) por carga. El nuevo Model S regular tendrá un precio inicial de $80,000 dólares y comenzará a ser entregado a finales de este año.

El 6 de junio, Musk anunció la cancelación la versión del  Model S Plaid Plus, que se esperaba tuviera un costo cercano a $150,000 dólares y ofrecería 520 millas (832 km) de autonomía por carga.

Recomendaciones del editor