Mercedes se sube al carro de los autos con Pila de Combustible

Ya en 2010, Mercedes-Benz había hablado de la posibilidad de sacar a la venta un vehículo de pila o celda de combustible de hidrógeno en 2017. Y ya, a unos pocos meses del próximo año, Mercedes confirma sus planes.

El GLC F-Cell es un prototipo basado en el pequeño crossover GLC-Class. Esto confirma los rumores anteriores, que señalaban que el modelo de producción se basaría en el GLC. El F-Cell, en realidad, obtiene su energía de dos fuentes: de una pila de combustible, y de un paquete de baterías de iones de litio suplementario, el cual puede recargarse al enchufarlo.

Relacionado: Mercedes-Benz anuncia 4 modelos de EV para 2020

Con ambas fuentes de alimentación, Mercedes asegura un rango de autonomía de 500 kilómetros (310 millas) en el ciclo de pruebas europeo. Un par de tanques de almacenamiento de hidrógeno encerrado en fibra de carbono proporcionará la mayor parte de este rango. Uno de estos tanques está montado en la parte baja de la línea central de la F-Cell, mientras que el otro se ubica transversalmente en la parte trasera. El paquete de baterías 9kWh (montado encima del depósito trasero) proporcionan una autonomía de unas 30 millas. La potencia se envía sólo a las ruedas traseras.

Mercedes dice que su nueva pila de combustible es un 30 por ciento más compacta que las utilizadas en prototipos anteriores, lo cual permite que quepa sin problemas debajo del cofre del GLC. Además, utiliza un 90 por ciento menos de platino que los diseños anteriores. Esta pila fue co-desarrollada con Ford, como parte de una asociación entre estos dos fabricantes para desarrollar este tipo de tecnología.

La pila se construye en Canadá, y luego se envía a Alemania, donde se trabaja con los otros componentes, como son los tanques de hidrógeno y las batería. Los vehículos se ensamblan en una instalación especial en Bremen, lugar en donde se fabrica también el GLC regular.

Relacionado: Noruega podría prohibir la venta de autos a gasolina

El Mercedes-Benz F-Cell GLC saldrá a la venta el próximo año. Al igual que los modelos actuales de pila de combustible de Honda, Hyundai y Toyota, es probable que esté disponible en cantidades limitadas, y sólo en regiones en donde existen suficientes estaciones de abastecimiento de hidrógeno. Mercedes no ha confirmado aún sus planes de vender el F-Cell en los EE.UU., pero de ser así, lo más probable es que se le vería “rodar” inicialmente por California.