Nikola fija plazos para sus camiones con pilas de hidrógeno

La compañía estadounidense Nikola reveló detalles de su programa de camiones comerciales impulsados por baterías de combustible de hidrógeno, que incluirá vehículos que podrán alcanzar una autonomía de hasta 900 millas (1,450 kilómetros).

La línea para el mercado estadounidense incluye una variante del Nikola Tre Cabover eléctrico y el Nikola Two Sleeper, ambos impulsados con baterías de combustibles de hidrógeno (FCEV, por sus siglas en inglés).

Nikola dijo que el Tre FCEV Cabover está diseñado para distancias de hasta 500 millas (800 kilómetros), mientras que el Sleeper permitiría un alcance continuo de hasta 900 millas.

El Tre Cabover con batería eléctrico (BEV) ofrece una autonomía de 300 millas (482 kilómetros).

De esta forma, la cartera de camiones comerciales de la compañía considerará las siguientes variantes:

  • Nikola Tre BEV Cabover para viajes de hasta 300 millas.
  • Nikola Tre FCEV para necesidades de reabastecimiento rápido de hasta 500 millas.
  • Nikola Two FCEV Sleeper para tareas de mayor alcance de hasta 900 millas

La construcción del primer prototipo del Tre FCEV comenzará en el segundo trimestre de 2021, mientras que las pruebas y la validación continuarán hasta 2022, dijo la compañía. Agregó que la producción está planificada para comenzar en la segunda mitad de 2023.

En tanto, el desarrollo del Two FCEV comenzará un poco más tarde y su lanzamiento al mercado está previsto para 2024.

El cronograma de producción de los camiones en base a pilas de hidrógeno de Nikola
Cronograma de producción de los camiones a base de pilas de hidrógeno de Nikola.

Celdas de combustibles de hidrógeno

Según explicó Nikola, el Tre FCEV aprovechará la plataforma del Tre BEV, pero estará dotado de celdas de combustible de hidrógeno.

Se espera que los nuevos camiones utilicen múltiples módulos de energía de celda de combustible comunes y sistemas de almacenamiento de hidrógeno escalables, los que aún están en desarrollo, dijo la compañía.

“Para acelerar la transición a un futuro libre de carbono, la industria del transporte por carretera necesita vehículos comerciales de alta resistencia y cero emisiones diseñados para igualar las capacidades de peso y alcance de los camiones diésel actuales”, afirmó Jason Roycht, director global de FCEV de Nikola.

“El uso de componentes y sistemas comunes para la propulsión de hidrógeno respaldará mayores economías de escala y también permitirá que Nikola expanda y adapte continuamente nuestra cartera de camiones FCEV para abordar los diversos requisitos del transporte comercial”, añadió.

Recomendaciones del editor