¿Cuántas veces al día deben comer los gatos? Este estudio lo aclara

¿Cuántas veces al día deben comer los gatos? Esta debe ser una de las preguntas más recurrentes entre los propietarios de estas mascotas. Y aunque el asunto podría dar pie a un prolongado debate, un estudio ha dado una respuesta científica.

Según especialistas en nutrición animal de la Universidad de Guelph de Ontario, Canadá, la solución pasaría por reducir la frecuencia de alimentación, lo que se traduciría en beneficios a mediano y largo plazo.

La investigación, publicada en la revista PLOS One, reveló que con esta rutina los felinos se mostraban más satisfechos, lo que podría reducir los riesgos de obesidad, uno de los mayores problemas nutricionales que padecen estos animales.

“Estos hallazgos pueden sorprender a la comunidad veterinaria y a muchos dueños de gatos, a quienes se les ha dicho que sus animales necesitan varias comidas pequeñas al día”, afirmó la veterinaria Adronie Verbrugghe, una de las responsables de la investigación.

Estudio integral

Estudio sobre comidas diarias de gatos
Unsplash

El estudio de la Universidad de Guelph de Ontario es el primero en utilizar un enfoque integral para evaluar el impacto de la frecuencia de las comidas en el comportamiento de los gatos.

Los investigadores analizaron los efectos sobre las hormonas supresoras del apetito, la actividad física, el gasto de energía y el uso de fuentes de energía.

Durante tres semanas, los gatos que participaron del estudio fueron divididos en dos grupos: los que recibieron una comida diaria y los que fueron alimentados cuatro a veces al día.

Beneficios a largo plazo

Según los investigadores, la actividad física fue mayor en los gatos alimentados cuatro veces al día, pero el gasto energético general fue similar en ambos grupos.

El peso de los ejemplares tampoco experimentó diferencias durante el período de estudio, sin importar el horario de alimentación.

Sin embargo, los gatos que comían solo una vez al día tenían niveles más altos de tres hormonas reguladoras del apetito clave, lo que sugiere que estaban más satisfechos.

Además, mostraron un cociente respiratorio en ayunas más bajo, lo que sugiere que estaban quemando sus reservas de grasa, elemento clave para mantener la masa corporal magra.

Otra ventaja es que tuvieron un mayor aumento de aminoácidos en la sangre, lo que significa que tenían más proteínas disponibles para desarrollar músculo y otras proteínas importantes.

Muchos gatos pierden masa muscular a medida que envejecen, una afección conocida como sarcopenia.

“Fisiológicamente, tiene sentido que la alimentación solo una vez al día tenga beneficios. Cuando miras la investigación en humanos, hay evidencia bastante consistente de que hay resultados de salud positivos con el ayuno intermitente y una mayor saciedad”, dijo Kate Shoveller, experta en nutrición animal de la Universidad de Guelph.

Recomendaciones del editor