Desarrollan fórmula que diagnostica el COVID-19 en segundos

Con solo examinar el aliento de una persona, un revolucionario dispositivo médico puede detectar la infección por el virus causante del COVID-19 en alrededor de 30 segundos.

El aparato fue desarrollado por la empresa israelí de tecnología NanoScent, que ha elaborado fórmulas para diagnosticar a través del aroma la preñez de una vaca, la contaminación del aire o una enfermedad analizando heces humanas.

Según The Science Times, la idea de la firma es “ayudar y reemplazar los termómetros de uso común y, al mismo tiempo, brindar seguridad sanitaria a los usuarios”.

La innovación consta de una pequeña bolsa conectada a un lector de aromas electrónico, dentro de la cual la persona debe respirar.

“El equipo tiene como objetivo proporcionar una tecnología que pueda detectar con precisión y rapidez a aquellas personas que podrían tener el SARS-CoV-2. Si el resultad es positivo, se le recomendará que realice una prueba de PCR, que es más precisa pero también requiere más tiempo”, sostuvo la versión.

Aunque es menos sensible que el examen convencional, el método de NanoScent puede facilitar el aislamiento de un infectado, ya que se puede usarse en espacios abiertos, como aeropuertos y universidades.

“El control de olor funciona mediante la detección de compuestos orgánicos volátiles (COV). Estos son productos químicos que forman diferentes olores y pueden variar según varios factores. Al igual que cuando una persona come o bebe, el olfato también puede cambiar y, además, los microbios que transmiten enfermedades como el SARS-CoV-2 pueden cambiar la forma en que una persona huele”, explicó The Science Times.

Según complementó la directora de investigación de la empresa, Orna Banash, “las COV son sustancias químicas que se evaporan a temperatura ambiente. Al atraparlas, Scent Check podrá detectar cualquier olor”.

La misma versión afirmó que la nueva tecnología “podría detectar rápidamente quiénes están infectados con el virus”. A diferencia de los perros, que necesitan entrenamiento para hacerlo, los algoritmos hacen que Scent Check “sea más preciso con el tiempo”.

Tras examinar a 1,475 pacientes con COVID-19, el dispositivo exhibió una tasa de precisión del 85 por ciento. El reto de la compañía es que la cifra supere el 90 por ciento, finalizó el medio.

Recomendaciones del editor