Skip to main content

Corea del Norte ¿derrotó al COVID-19?: declaran la victoria al virus

Corea del Norte quiere tranquilizar a su población y demostrar al mundo que es un país confiable, y Kim Jong Un anunció que su país ha derrotado al COVID-19, en una ola pandémica que dejó 74 muertos.

«La sufrida guerra de cuarentena finalmente ha terminado y hoy, podemos declarar solemnemente la victoria», dijo Kim Jong Un en Pyongyang el miércoles 10 de agosto, según una traducción al inglés de NKNews.

El país reportó su primer caso de covid-19 el 12 de mayo de este año y rápidamente contabilizó millones de casos en junio. Oficialmente, Corea del Norte ha registrado más de 4,7 millones de casos y solo 74 muertes por la enfermedad, pero obviamente se cree que esos números son un gran recuento insuficiente.

«El número de muertos de solo 74 personas en este período es extremadamente bajo y puede considerarse el mayor milagro en la comunidad mundial de la salud», dijo Kim, según NKNews.

Pero la teoría de cómo ingresó el COVID-19 al país también van de la mano de la conspiración en las declaraciones de las autoridades. La hermana de Kim Jong Un, Kim Yo Jong, también afirmó que Corea del Sur había causado intencionalmente que el coronavirus se propagara en el Norte.

KNCA se deshizo en elogios para la política de salud del gobierno de Kim Jong Un:

«Afirmando que la inestimable victoria obtenida por nosotros constituye la victoria de la política antiepidémica de nuestro Partido, la victoria de la estrategia de lucha contra la crisis de nuestro estado, la victoria de la tenacidad y la unidad decidida peculiar de nuestro pueblo y la gran victoria traída por el ventajoso sistema socialista al estilo coreano», continuó KCNA.

«Elogió altamente a los trabajadores de los sectores antiepidémico y de salud pública en todo el país y a los médicos del ejército por haber dedicado toda su fuerza, sabiduría y sinceridad al trabajo duro y activo para lograr la victoria en la campaña antiepidémica de máxima emergencia para proteger la seguridad del estado y el bienestar de la gente de la grave crisis de salud».

Recomendaciones del editor