Qué es el síndrome de La Habana y por qué regresó a primera plana

El “síndrome de La Habana” es una dolencia misteriosa que desde hace años aqueja a los diplomáticos estadounidenses. Esta incluye síntomas como dolores de cabeza, náuseas, mareo, fatiga, somnolencia y problemas de visión y audición.

Las personas que han padecido este síndrome dicen que percibieron un sonido intenso y doloroso en sus oídos, aunque este puede ser experimentado de distintas maneras. Algunas escuchan chirridos, mientras que otras sienten “vibraciones en su cabeza”, según un exdiplomático estadounidense de alto rango. Incluso han sufrido mareos y fatiga durante meses.

La primera vez que se escuchó sobre este fenómeno fue a finales de 2016, cuando diplomáticos estadounidenses y canadienses y sus familiares residentes en Cuba y Canadá reportaron dichos síntomas. Como resultado, Estados Unidos redujo al mínimo el personal de su embajada.

Sin embargo, ahora el “síndrome de La Habana” vuelve a estar en los medios. La razón es que esta semana se registraron nuevos casos en la embajada estadounidense en Colombia, días antes de que el secretario de Estado, Antony Blinken, fuera de visita.

El nuevo caso del “síndrome de La Habana”

De acuerdo con The Wall Street Journal, unos correos electrónicos enviados por Philip Goldberg, embajador de Estados Unidos en Colombia, informaron sobre una serie de “incidentes de salud inexplicables” desde mediados de septiembre.

El 1 de octubre, un mail confirmó al personal de la embajada que la oficina de seguridad regional investigaba “incidentes de salud anómalos” (IAH); Estados Unidos se refiere con ese término al misterioso “síndrome de La Habana”.

Finalmente, un oficial estadounidense dijo que al menos una familia relacionada a la Embajada de Estados Unidos en Colombia voló fuera del país para tratarse la enfermedad.

La embajada en cuestión es una de las más grandes que Estados Unidos opera en el mundo. Es sede de agentes de inteligencia y antinarcóticos, además de los habituales trabajadores humanitarios y diplomáticos.

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que está al tanto de la situación en Bogotá y que Estados Unidos lidera la investigación allí. Mencionó que deben ser las autoridades estadounidenses quienes den las explicaciones pertinentes, porque el personal afectado pertenece a ese país.

Síndrome de La Habana
Iván Duque, presidente de Colombia.

Otros casos del “síndrome de La Habana”

Desde 2016, se han reportado aproximadamente 200 personas con este síndrome, y más de la mitad ha sido personal de la CIA. Los funcionarios dicen que es difícil determinar un recuento preciso, porque cada caso debe ser verificado médicamente y los síntomas de algunas personas se deben a otras enfermedades.

Ha habido casos en varias partes del mundo, como en China, Austria, Alemania y Serbia, donde la CIA tuvo que evacuar recientemente a un oficial de inteligencia que sufrió heridas consistentes debido a la curiosa enfermedad.

En agosto, Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, retrasó su llegada a Vietnam después de que dos funcionarios estadounidenses fueran evacuados del país para recibir ayuda médica después de enfermarse.

En octubre, un asistente que viajaba a India con el director de la Agencia Central de Inteligencia, William Burns, informó síntomas y tuvo que recibir atención médica. Y la semana pasada también se reportaron casos del síndrome de La Habana en la embajada estadounidense en Berlín.

Posibles causas del “síndrome de La Habana”

El origen de este síndrome es desconocido y no existe un consenso sobre la causa de los síntomas. Pero algunos especulan que se trata de un tipo de arma.

En 2018 se encontró evidencia de que los diplomáticos habían sufrido una especie de “lesión cerebral”, pero los investigadores fueron incapaces de determinar su causa. A pesar de ello, el estudio consideró como principal sospechoso el uso de armas de microondas, específicamente, la energía de RF (radiofrecuencia) pulsada dirigida.

Asimismo, la Academia Nacional de Ciencias, que trabaja de manera independiente del Gobierno, mencionó en 2020 que probablemente se trata de ataques con ondas electromagnéticas por radiofrecuencia similares a los que Rusia probó durante la Guerra Fría.

Por otro lado, según una revisión científica desclasificada encargada por el Departamento de Estado de Estados Unidos y obtenida por BuzzFeed News, dice que los ruidos relacionados a los “ataques acústicos” de los diplomáticos estadounidenses en Cuba probablemente fueron causados ​​por grillos, no por armas de microondas.

Como sea, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, emitió un comunicado la semana pasada en el cual promete encontrar “la causa y quién es el responsable” de estos síntomas.

Esto ocurrió horas después de que firmara la nueva Ley de La Habana, con la cual autoriza a los jefes de la CIA y al Departamento de Estado a proporcionar una compensación económica a los empleados del Gobierno estadounidense que han sido perjudicados por el síndrome.

En un comunicado, un funcionario del Departamento de Estado dijo que “investigan enérgicamente los informes de IAH donde sea que se denuncien” y que “trabajan activamente para identificar la causa de estos incidentes y si pueden atribuirse a un actor extranjero”.

Cinco años después de que aparecieran los primeros síntomas, el Gobierno de Estados Unidos aún tiene la tarea de determinar quién está detrás de los ataques y qué mecanismos se utilizan.

Recomendaciones del editor