Skip to main content

Este es el plan de Joe Biden para frenar la variante ómicron

Con más de 809,000 muertes registradas, Estados Unidos es uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus.

Por lo mismo, las autoridades sanitarias del país han manifestado su preocupación ante la aparición de la nueva variante ómicron.

Si bien se estima que se propaga más rápido que las mutaciones anteriores, sería menos grave, por lo menos de acuerdo con los primeros estudios. De cualquier manera, las proyecciones indican que pronto debería convertirse en la variante preponderante a nivel global.

Getty Images

Ante esta situación, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, acaba de anunciar una serie de medidas con las que se busca frenar el avance de ómicron por suelo norteamericano.

We’re purchasing 500 million at-home rapid COVID tests that will be distributed for free to Americans who want them. pic.twitter.com/m9rgb9kjmP

— President Biden (@POTUS) December 22, 2021

Estas son las medidas que forman parte del nuevo plan:

Test gratuitos en casa

La administración de Biden anunció la compra de 500 millones de pruebas rápidas de coronavirus, las que serán enviadas a los hogares de los estadounidenses a partir de enero de 2022.

De acuerdo con la Casa Blanca, se lanzará un sitio web donde las personas podrán solicitar estos teste, los cuales serán enviados sin costo vía correspondencia.

Más lugares para hacer las pruebas

A partir de ahora los estadounidenses contarán con más lugares para realizar pruebas de COVID-19. El primer sitio nuevo que se abrirá estará ubicado en Nueva York. Los recintos se sumarán así a los 20,000 que ya funcionan.

Al mismo tiempo, las autoridades esperan trabajar en colaboración con Google para que las personas que buscan test puedan encontrarlos de manera más fácil por medio del buscador más popular del mundo.

Reforzar los hospitales

Biden anunció también que está listo para desplegar cerca de 1,000 efectivos militares para que ayuden al personal médico. La idea detrás de este plan es evitar que los hospitales colapsen ante un eventual aumento en el número de contagios.

Los recintos también contarán con más ventiladores y se desplegarán cientos de ambulancias y equipos paramédicos para trasladar pacientes a otros edificios cuando un hospital colapse.

My Administration has stockpiled millions of gowns, gloves, masks, and ventilators.

We are ready to send them immediately to any state that needs more.

I have also directed the Pentagon to mobilize an additional 1,000 troops to help staff local hospitals and expand capacity.

— President Biden (@POTUS) December 22, 2021

Vacunación

Las vacunas han demostrado ser la forma más eficiente de reducir el número de contagios. De hecho, se sabe que la inoculación puede prevenir la enfermedad, la hospitalización e incluso la muerte.

Debido a esto, Estados Unidos podría contar con sitios de vacunación adicionales y brindar un mayor personal para administrar las vacunas.

Por ahora se ha descartado que se imponga algún tipo de obligación para quienes no se han vacunado. En cambio, motivará a las personas a recibir su dosis de refuerzo. Se estima que actualmente hay 40 millones de personas que no están vacunados en ese país.

To those people who have not been vaccinated: you have an obligation to yourself, your family, and your country.

Get vaccinated now. It’s free. It’s convenient. It saves lives. And it’s your patriotic duty.

— President Biden (@POTUS) December 21, 2021

Ayuda internacional

Al mismo tiempo, se entregará un aporte de $580 millones de dólares a distintas organizaciones internacionales para combatir la pandemia ante la propagación de ómicron.

La idea es que los expertos médicos de Estados Unidos puedan reunirse con sus pares internacionales para evaluar una respuesta coordinada frente a la nueva variante.

Recomendaciones del editor