Remdesivir: EEUU aprueba primer tratamiento contra el COVID-19

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el remdesivir como el primer tratamiento contra el COVID-19, la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2.

Según la FDA, el Veklury, el nombre comercial del medicamento, fue capaz de reducir el tiempo de recuperación en promedio cinco días durante los ensayos clínicos.

“Veklury es el primer tratamiento para el COVID-19 en recibir la aprobación de la FDA”, dijo la agencia gubernamental en un comunicado.

El medicamento fue aprobado para ser usado en pacientes adultos y niños desde los 12 años, que pesen al menos 40 kilos y que hayan requerido hospitalización por la enfermedad.

“Veklury solo debe administrarse en un hospital o en un entorno de atención médica capaz de brindar atención aguda comparable a la atención hospitalaria para pacientes hospitalizados”, indicó la agencia.

Getty Images/Digital Trends Graphic

A comienzos de octubre de 2020, el presidente Donald Trump recibió una dosis del fármaco, después de que se contagiara por COVID-19.

La aprobación de la FDA no incluye a toda la población para la cual la FDA había otorgado originalmente en mayo de 2020 una autorización de emergencia para usar Veklury.

Según la BBC, en Estados Unidos costará $3,120 dólares a través de aseguradoras privadas y $2,340 dólares, mediante compradores gubernamentales para un tratamiento de cinco días.

OMS había desestimado fármaco

La medida se conoce días después de que el ensayo Solidarity de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelara que el remdesivir tuvo poco o ningún efecto en la sobrevivencia de pacientes.

Sin embargo, el comisionado de la FDA, Stephen Hahn, dijo que la aprobación está sustentada en “datos de múltiples ensayos clínicos, que la agencia ha evaluado rigurosamente”.

El organismo basó su decisión después analizar ensayos clínicos controlados aleatorios, que incluyeron pacientes hospitalizados con COVID-19 con síntomas de leve a grave.

Según el informe, el tiempo promedio de recuperación fue de 10 días para el grupo que recibió el medicamento, frente a los 15 días para las personas que recibieron el placebo.

Recomendaciones del editor