Crean aparato no invasivo para cumplir con distancia social

Ideada originalmente para el seguimiento de paquetes, la empresa Polte Corp. ha encontrado una nueva utilidad para su tecnología de rastreo de ubicación: evitar el contagio de COVID-19.

Basada en las torres de telefonía móvil y datos cargados en la nube, la firma con sede en Dallas espera que la aplicación de su fórmula en dispositivos alerte a las personas cuando rompan el distanciamiento social sugerido de dos metros (poco más de seis pies).

El prototipo se llama Polte Proximity y es similar a una medalla que reproduce sonidos cuando dos individuos se aproximan o bien cuáles fueron las interacciones de dos compañeros de trabajo luego de que uno fue positivamente diagnosticado por SARS-CoV-2.

Se trata de un producto “pequeño, liviano y recargable, que se usa junto con una tarjeta de identificación de identificación o de acceso”.

“Esto resuelve los problemas de privacidad para la empresa, que se generan al cargar aplicaciones en los teléfonos personales”, dijo a The Dallas Morning News el CEO de la firma, Ed Chao.

“Piensa en esto como un dispositivo independiente que las empresas pueden implementar en sus trabajadores para ayudarlos a sentirse más seguros cuando vuelvan a trabajar”, ejemplificó.

El potencial mercado para estos dispositivos va desde empleados de oficina hasta comercios minoristas, pasando por centros de distribución y fábricas.

Uno de los principales atributos del dispositivo, agregó Chao, será su precio:  costará $50 dólares o menos si se ordena en grandes cantidades.

“Polte Proximity no requiere que Bluetooth o que internet lleguen a todos los rincones, porque utiliza internet de las cosas, que crea señales creadas cuando los dispositivos ‘hablan entre sí’, de forma similar a cómo funcionan (los sistemas) Google Home o Amazon Alexa”, planteó el medio.

De acuerdo con la empresa, el dispositivo “se conecta de forma segura a las redes celulares 4G LTE y 5G y a la infraestructura de computación en la nube para contactar a los empleados de seguimiento en interiores, exteriores y entre las instalaciones de la empresa. Los dispositivos se conectan de inmediato, sin necesidad de instalar balizas u otra infraestructura”.

Según Chao, el dispositivo es menos invasivo que cualquier aplicación y permite que las personas se lo quiten antes de salir de la oficina, agregó. Si alguien se siente incómodo durante una interacción con un compañero, puede presionar un botón para alertar a los regentes.

“Hay un equilibrio entre hacer cumplir el distanciamiento social y el rastreo de contactos y la privacidad personal”, enfatizó el ejecutivo.

El dispositivo es recargable y puede emitir advertencias sutiles o fuertes. Además, requiere que los empleados presionen un botón para que la alerta se detenga, detalló The Dallas Morning News.

Polte planea realizar pruebas con el Proximity durante julio de 2020 y producirlo masivamente para fines de la temporada. La mitad de las ganancias serán donadas a causas relacionadas con los efectos de la pandemia.

Recomendaciones del editor