Revolucionario dispositivo detecta en diez minutos contagio por coronavirus

Uno de los principales problemas que deben enfrentar quienes trabajan para frenar la propagación del coronavirus es el tiempo que tarda una prueba en arrojar un diagnóstico positivo o negativo.

En este periodo, un paciente contagiado puede infectar a un importante grupo de personas sin saberlo, mientras está a la espera de los resultados de la muestra.

Afortunadamente la ciencia y la tecnología trabajan intensamente para corregir este problema, y al parecer hay buenas noticias.

Investigadores del Instituto de Tecnología de California (Caltech) han desarrollado un nuevo tipo de prueba que detecta un eventual contagio por coronavirus en apenas diez minutos, según Sci Tech Daily.

Se trata del SARS-CoV-2 RapidPlex, desarrollado en Caltech por el laboratorio del profesor asistente en el departamento de ingeniería médica Wei Gao, y que consiste en un sensor SARS-CoV-2 diseñado para ser utilizado en casa.

¿Cómo funciona?

El dispositivo consiste en un tipo de prueba que combina múltiples tipos de datos, con un sensor de bajo costo que permite el diagnóstico de una infección por COVID-19 a través del análisis rápido de pequeños volúmenes de saliva o sangre, sin la participación de personal médico, en menos de diez minutos.

Estos sensores de Gao están hechos de grafeno, una forma de carbono en forma de hoja.

Así, una lámina de plástico grabada con un láser genera una estructura de grafeno tridimensional con poros diminutos.

Estos poros generan una gran cantidad de superficie en el sensor, lo que lo hace suficientemente sensible como para detectar con gran precisión compuestos presentes en cantidades muy pequeñas.

En este sensor, las estructuras de grafeno están acopladas con anticuerpos que son sensibles a proteínas específicas como las de la superficie de un virus COVID, por ejemplo.

El dispositivo contiene anticuerpos y proteínas que le permiten detectar la presencia del virus, anticuerpos creados por el organismo para combatir el virus, y marcadores químicos que indican la gravedad de la infección por COVID-19.

“En tan sólo unos minutos, podemos comprobar simultáneamente estos niveles, para obtener una imagen completa de la infección, incluyendo la infección temprana, la inmunidad y la gravedad”, explica el profesor Gao.

Por el momento, este dispositivo ha sido probado con éxito en una muestra de 19 pacientes con infecciones activas por COVID-19.

Ahora, los encargados pasarán por la prueba para validarlo a mayor escala en un entorno clínico como un hospital para confirmar el trabajo que ya han realizado.

La idea de los fabricantes es que sea aprobado y próximamente esté disponible para ser usado en casa.

“En el próximo año, planeamos enviarlos por correo a personas de alto riesgo para pruebas en casa. Y en el futuro, esta plataforma podría ser modificada para otros tipos de pruebas de enfermedades infecciosas en casa”, agrega Gao.

Recomendaciones del editor