Skip to main content

Cornea hecha con bioingeniería puede devolver la vista a personas ciegas

Un adelanto médico que puede cambiar vidas es la que hicieron un equipo, de la Universidad de Linköping en Suecia, que crearon una córnea de bioingeniería que ha restaurado la visión a las personas con problemas, incluidas las que eran ciegas antes de recibir el implante.

Estas córneas, descritas en Nature Biotechnology, podrían ayudar a restaurar la vista a las personas en países donde los trasplantes de córnea humana son escasos, y por un precio más bajo, ya que están hechas de proteínas de colágeno de piel de cerdo.

Esto además permitiría conservar por hasta dos años la cornea, versus dos semanas que duran las humanas.

Las moléculas de colágeno purificadas se procesaron para garantizar que no quedaran tejidos animales o componentes biológicos. El equipo, de la Universidad de Linköping estabilizó las moléculas sueltas en un andamio de hidrogel diseñado para imitar la córnea humana, que era lo suficientemente robusta como para ser implantada en un ojo.

Cirujanos en Irán e India realizaron un ensayo piloto de 20 personas que estaban ciegas o cerca de perder la vista por queratocono avanzado. Esta enfermedad adelgaza la córnea, la capa transparente más externa del ojo, e impide que el ojo se enfoque correctamente. El implante restauró el grosor y la curvatura de la córnea. A los 14 participantes que habían sido ciegos antes de la operación se les restauró la visión, y tres de ellos lograron una visión perfecta de 20/20.

La córnea ayuda a enfocar los rayos de luz en la retina en la parte posterior del ojo y protege el ojo de la suciedad y los gérmenes. Cuando se daña por una infección o lesión, puede evitar que la luz llegue a la retina, lo que dificulta la visión.

Debido a que la piel de cerdo es un subproducto de la industria alimentaria, el uso de este implante de bioingeniería debería costar una fracción tanto como el trasplante de una córnea de donante humano, dijo Neil Lagali, profesor del Departamento de Ciencias Biomédicas y Clínicas de la Universidad de Linköping, uno de los investigadores detrás del estudio.

«Será asequible, incluso para las personas en países de bajos ingresos», dijo. «Hay un ahorro de costos mucho mayor en comparación con la forma en que se realiza el trasplante de córnea tradicional hoy en día».

Recomendaciones del editor