Pequeño componente de anticuerpo resulta altamente eficaz contra el SARS-CoV-2

Continúan los esfuerzos de la comunidad científica para intentar frenar el avance del coronavirus alrededor del mundo. Ya hemos sabido de grandes adelantos en esta materia y todo indica que las noticias esperanzadoras no se detienen.

Expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh informaron que han conseguido aislar la molécula biológica más pequeña hasta ahora, la cual podría neutralizar de forma completa el virus del SARS-CoV-2.

Se trata de un componente de anticuerpo, que es diez veces más pequeño que un anticuerpo de tamaño completo, según EurekAlert. El anticuerpo ha sido utilizado para elaborar una droga, la cual se conoce como Ab8, para un eventual uso terapéutico contra el SARS-CoV-2.

De acuerdo con lo señalado por los investigadores en la revista científica Cell, el Ab8 resulta altamente efectivo en la prevención y el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2 en hámsteres y ratones. Al mismo tiempo, su pequeño tamaño aumenta su potencial de difusión en los tejidos para neutralizar mejor el virus, además de permitir administrar la droga por vías alternativas, como la inhalación. Según los autores, no tendría efectos secundarios negativos en las personas.

Optimismo en los investigadores

John Mellors es jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de la UPMC y uno de los coautores del estudio. El profesional se mostró optimista respecto al alcance de la droga en un posible tratamiento contra el COVID-19.

“El Ab8 no solo tiene potencial como terapia para el COVID-19, sino que también podría utilizarse para evitar que las personas contraigan infecciones de SARS-CoV-2. Los anticuerpos de mayor tamaño han funcionado contra otras enfermedades infecciosas y han sido bien tolerados, lo que nos da la esperanza de que podría ser un tratamiento eficaz para los pacientes con COVID-19 y para la protección de los que nunca han tenido la infección y no son inmune”, señaló.

Otro de los autores, Dimiter Dimitrov, fue uno de los primeros en descubrir anticuerpos neutralizantes para el coronavirus causante del SARS en 2003. Desde ese entonces, su equipo ha descubierto potentes anticuerpos contra muchas otras enfermedades infecciosas.

Recientemente, él y su equipo se propusieron aislar el gen de uno o más anticuerpos que bloquean el virus SARS-CoV-2, lo que permitiría una producción masiva. El equipo médico probó el Ab8 utilizando el virus vivo del SARS-CoV-2. En concentraciones muy bajas, el Ab8 bloqueó el ingreso del virus en las células.

Luego de esos resultados, los investigadores probaron el Ab8 en concentraciones variables en ratones usando una versión modificada del SARS-CoV-2. El Ab8 disminuyó diez veces la cantidad de virus infeccioso en esos ratones en comparación con los no tratados. La droga también resultó eficaz en el tratamiento y la prevención de la infección por SARS-CoV-2 cuando fue administrada a hámsteres.

“La pandemia de COVID-19 es un desafío mundial al que se enfrenta la humanidad, pero es probable que la ciencia biomédica y el ingenio humano lo superen… Esperamos que los anticuerpos que hemos descubierto contribuyan a ese triunfo”, comentó John Mellors.

Recomendaciones del editor