Inédito: encuentran restos intactos de un oso de las cavernas

Un nuevo descubrimiento dará más pistas sobre una especie de osos que vivió en Europa y Asia, y que se extinguió hace unos 24,000 años. Unos pastores de renos hallaron los restos intactos de un oso cavernario en una isla del Ártico, en Rusia.

De acuerdo con los científicos, este hallazgo es inédito, y dadas las condiciones de los restos, permitirían obtener el ADN del animal para realizar investigaciones más detalladas.

Lena Grigórieva, jefa del Laboratorio de Paleontología Molecular de la Universidad Federal del Noreste M. K. Ammosov, destacó que todos los órganos internos del animal estaban en su lugar, además de que su nariz también tenía un estado óptimo. “Anteriormente, solo se encontraban cráneos y huesos”, precisó.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por СВФУ (@svfu_news) el

Los pastores hallaron el cadáver del oso adulto en la isla siberiana de Gran Liajovski, en la República de Sajá. Ahora, será estudiado por los especialistas del Museo del Mamut en Yakutsk y la Universidad Federal del Noreste M. K. Ammosov.

También, se echará a andar un proyecto científico internacional para estudiar este importante descubrimiento.

“Es necesario llevar a cabo un análisis de radiocarbono para determinar la edad exacta del oso”, explicó Maksim Cheprásov, investigador principal del laboratorio del Museo del Mamut.

Grigórieva añadió que se considerarán todos los métodos modernos de investigación científica.

En abril de 2020, un grupo de investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) especuló que los osos de las cavernas se alimentaban exclusivamente de recursos vegetales.

Alejandro Pérez-Ramos, el líder del equipo, afirmó que se manejan dos posibles causas para explicar la extinción de la especie: “Un declive poblacional motivado por el ser humano, bien por la competencia indirecta o bien por su caza directa, o una disminución poblacional como resultado del enfriamiento climático que ocurrió durante el Pleistoceno, el cual se tradujo en un gran descenso de los recursos vegetales existentes”.

Los investigadores de la UMA tomaron este último escenario como eje de su estudio.

Recomendaciones del editor