¿Cada cuánto se debe repetir la prueba del COVID-19? Esto dicen en EEUU

¿Cuál es el tiempo prudente para volver a hacerse la prueba de infección al COVID-19? Esta fue la respuesta que intentaron responder –no sin polémicas- los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En una actualización de su guía con recomendaciones para enfrentar la pandemia, los CDC presentaron el 14 de agosto una serie de recomendaciones sobre cuándo y quiénes deben iniciar una cuarentena y cada cuánto tiempo es necesario volver a tomarse un examen.

Según los CDC, las cuarentenas son usadas para mantener aisladas durante 14 días a personas que podrían haber estado en contacto con alguien que tienen COVID-19, excluidas aquellos que han tenido la enfermedad en los últimos tres meses.

De esta forma, los Centros especificaron que las personas que dieron positivo en la prueba de COVID-19, no necesitan ponerse en cuarentena o hacerse la prueba nuevamente hasta por tres meses, “siempre y cuando no desarrollen síntomas nuevamente”.

“Es posible que las personas que desarrollen síntomas nuevamente dentro de los tres meses posteriores a su primer ataque de COVID-19 necesiten hacerse la prueba nuevamente, si no se identifica otra causa para sus síntomas”, precisaron.

Por contacto cercano, los CDC consideraron las siguientes condiciones:

  • Estar a menos de 6 pies de alguien con COVID-19 durante 15 minutos o más.
  • Brindar atención en el hogar a alguien que está enfermo con COVID-19.
  • Contacto físico directo con una persona con COVID-19.
  • Compartir utensilios para comer o beber.
  • Estornudos u otras condiciones que hayan expuesto a gotitas respiratorias

No es inmunidad

Luego de que la actualización de su guía fuera interpretada como una estimación sobre la duración de la inmunidad frente al coronavirus, los CDC aclararon el 16 de agosto que “en este momento, no sabemos si alguien puede volver a infectarse con COVID-19”.

“Los datos hasta la fecha muestran que una persona que ha tenido y se ha recuperado de COVID-19 puede tener niveles bajos de virus en su cuerpo hasta por tres meses después del diagnóstico. Esto significa que si la persona que se recuperó del COVID-19 se vuelve a realizar la prueba dentro de los tres meses posteriores a la infección inicial, es posible que continúe teniendo un resultado positivo, aunque no esté transmitiendo el COVID-19”, agregó la declaración del 16 de agosto.

Según los CDC, hasta el momento “no hay informes confirmados hasta la fecha de que una persona haya sido reinfectada con COVID-19 dentro de los tres meses posteriores a la infección inicial. Sin embargo, se están realizando investigaciones adicionales”.

“Si una persona que se ha recuperado de COVID-19 tiene nuevos síntomas de COVID-19, es posible que la persona necesite una evaluación de reinfección, especialmente si la persona ha tenido contacto cercano con alguien infectado con COVID-19. La persona debe aislarse y comunicarse con un proveedor de atención médica para que la evalúen en busca de otras causas de sus síntomas y, posiblemente, se le vuelva a realizar la prueba”, puntualizó.

“Hasta que sepamos más, los CDC recomiendan que todas las personas, hayan tenido o no COVID-19, sigan tomando medidas de seguridad para evitar infectarse con COVID-19 (lavarse las manos con regularidad, mantenerse al menos a 6 pies de distancia de los demás siempre que sea posible, y usar máscaras)”, reiteraron.

Recomendaciones del editor