Firenze Lanciare, el osado prototipo de un “Tesla volador”

¿Qué uso tendrán en el futuro los coches voladores eléctricos (eVTOL)? ¿Reemplazarán a los vehículos como los conocemos hoy o se transformarán en un sistema de transporte individual?

El diseñador Greg Brown cree que los eVTOL terminarán reemplazando a los helicópteros de corto alcance y baja velocidad.

Sin embargo, Brown cree que se necesita un vehículo que funcione bien y brinde comodidad tanto en tierra como en el aire.

Por lo mismo, presentó el Firenze Lanciare, un osado prototipo: una mezcla entre un avión a reacción de alta velocidad y un hipercoche de lujo, según reveló New Atlas.

¿Cómo es el Firenze Lanciare?

En la carretera, el Firenze Lanciare es totalmente eléctrico, impulsado por motores Tesla en la parte delantera y trasera. Cuenta con baterías LG Chem, que le brindan una autonomía de de 150 millas (241.4 km).

Además, proyecta alcanzar de 0 a 60 mph (97 kph) en menos de 4 segundos, gracias a sus 1,000 hp y 920 lb-ft de torque.

Con sus 6.43 metros de largo (253 pulgadas) – que aumenta a 7.52 metros (296 pulgadas) cuando se levanta el alerón estabilizador para volar-, permite transportar a cuatro personas.

Para despegar, el Firenze Lanciare  despliega las alas, que están almacenadas en un marco que podría construir junto a Armada Engineering, el fabricante de trophy trucks y buggies baja.

Además, dejaría de estar impulsado por energía eléctrica y pasaría  utilizar gas, a través de dos motores Williams FJ-33 de 2,000 libras cada uno, ubicados en la parte trasera.

Las ruedas se recogen dentro de la carrocería del automóvil durante el vuelo.

El vehículo, además, cuenta con modos de carretera y vuelo. Este último, incluso permite que el pasajero que junto al conductor se transforme en copiloto.

En su interior, la cabina sería como la de un hipercoche, con todos los acabados de lujo. Además, estaría presurizada y aislada de ruido y sonido.

¿Cuánto podría llegar a costar?

Cada automóvil podría costar entre $5 millones y $7 millones de dólares. La cifra se comprar con los $3 millones de dólares  que cuesta un Lamborghini y los entre $2 y $2.5 millones de dólares que cuestan los jets privados.

“Es lo básico, el más pequeño, no vuelan muy rápido ni muy lejos, esto los superaría en todos los niveles”, asegura Brwon.

Claro que antes necesita construir el prototipo, que podría costar entre $20 millones y $40 millones, si Armada desarrolla el marco y EV West, el tren motriz.

Además, contar con la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) para volar, además de ser aprobado para uso en carreteras como un automóvil.

Recomendaciones del editor