La partícula “fantasma” que proviene de una estrella destruida

Científicos de la Universidad de Nueva York y del centro de investigación DESY, en Alemania, detectaron la presencia de un neutrino de alta energía, también conocido como una partícula fantasma extremadamente pequeña.

Según los investigadores, se habría originado luego de la destrucción de una estrella consumida por un agujero negro en un evento que recibió el nombre de AT2019dsg, ocurrido a una distancia de 750 millones de años luz.

Esta partícula pequeña nos podría acercar a averiguar dónde nacen las partículas con mayor energía del universo, además de demostrar que los eventos de disrupción de marea de los agujeros negros pueden producir potentes aceleradores naturales, de acuerdo con los autores.

“El origen de los neutrinos cósmicos de alta energía es desconocido, principalmente porque son notoriamente difíciles de precisar”, explica el astrofísico Sjoert van Velzen, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos.

DESY.

“Este resultado sería solo la segunda vez que los neutrinos de alta energía han sido rastreados hasta su fuente”.

Este neutrino detectado recientemente constituye la primera partícula que se pudo rastrear hasta un evento cósmico masivo, como la destrucción de una estrella por parte de un agujero negro.

Reciben el nombre de partículas fantasmas porque, por ahora, no se conoce su origen. Además, no poseen carga eléctrica, no interactúan con la materia normal, viajan prácticamente a la velocidad de la luz y poseen masas muy pequeñas.

“Sin la detección del evento de interrupción de las mareas, el neutrino sería solo uno de muchos. Y sin el neutrino, la observación del evento de interrupción de las mareas sería solo una de muchas”, explica el astrofísico Marek Kowalski de DESY y de la Universidad Humboldt, en Alemania.

Recomendaciones del editor