Hallan señales de radio que sugieren la existencia de mundos ocultos

Un grupo de astrónomos publicó en la revista Nature un estudio en el que aseguran haber detectado señales de radio provenientes de cuatro estrellas enanas rojas, que podrían indicar la existencia en sus órbitas de planetas invisibles para los telescopios modernos.

“Hemos descubierto señales similares de 19 enanas rojas distantes, cuatro de las cuales son más razonables de explicar por la existencia de planetas que las orbitan”, señalan los investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia.

“Durante mucho tiempo, sabemos que los planetas del sistema solar emiten poderosas ondas de radio porque sus campos magnéticos interactúan con el viento solar, pero nadie ha podido recibir señales de radio de planetas fuera de nuestro sistema”, agregan.

La imagen es una representación de una señal de radio captada en el espacio.
Sebastian Zentilomo.

¿Cómo las descubrieron?

Para poder detectar estas señales de radio, los científicos usaron el radiotelescopio de baja frecuencia más potente del mundo, que se encuentra en Países Bajos.

Para realizar la búsqueda se inspiraron en fenómenos conocidos de los planetas cercanos a la Tierra. “Sabemos desde hace mucho tiempo que los planetas de nuestro propio sistema solar emiten poderosas ondas de radio cuando sus campos magnéticos interactúan con el viento solar”.

El equipo se centró en las enanas rojas, ya que su intensa actividad magnética puede producir destellos estelares y ondas de radio.

Así, el hecho de que se hayan detectado señales de radio en cuatro enanas rojas podría significar que son orbitadas por cuerpos celestes que todavía no son percibidos por los métodos actuales de observación astronómica.

“No podemos estar 100 por ciento seguros de que las cuatro estrellas que creemos que tienen planetas son de hecho huéspedes planetarios, pero podemos decir que una interacción planeta-estrella es la mejor explicación a lo que estamos viendo”, explica Benjamin Pope, uno de los autores del estudio.

Recomendaciones del editor