Intel Xe-HPG: todo sobre la primera GPU para juegos de Intel

Con Xe, Intel tiene numerosas opciones de gráficos integrados, pero ninguno diseñado explícitamente para juegos de computadora. Pronto, Intel lanzará su primera GPU pensada en el mundo gaming con nombre en código Xe-HPG. Con una nueva arquitectura gráfica DG2, las tarjetas gráficas de Intel finalmente podrían tener el poder de atraer a los jugadores.

Si bien los detalles sobre la tarjeta aún son escasos, la GPU enfocada en juegos de Intel representa otra opción prémium en el mercado de tarjetas gráficas que, de tener éxito, podría ayudar a aliviar parte de la escasez en 2021.

Aquí está todo lo que sabemos sobre la nueva opción de gráficos de Intel para cortejar a los jugadores de computadora.

Precios y disponibilidad

Computadora de escritorio con DG1, primera versión de Intel Xe-HPG

En su conferencia financiera en octubre de 2020, Intel brindó algunas orientaciones sobre sus esfuerzos gráficos. En ese momento, el fabricante de Xe reveló que había comenzado el envío en volumen de su silicio DG1 y comenzó a trabajar en su GPU DG2, que alimentará la tarjeta gráfica para juegos de alto rendimiento.

“Nuestra primera GPU DG1 discreta se está enviando ahora y estará en computadoras para varios OEM más adelante en (el cuarto trimestre). También activamos nuestra GPU de próxima generación para el cliente DG2”. Basado en nuestra arquitectura de juegos de alto rendimiento Xe, este producto llevará nuestra capacidad de gráficos discretos al segmento de entusiastas”, dijo el ex director ejecutivo de Intel Bob Swan durante la llamada con inversores y analistas, según una transcripción proporcionada por Seeking Alpha.

En el momento de la llamada, se dijo que la arquitectura DG2 todavía estaba en forma alfa. Se espera que Intel envíe su DG2, y por extensión su tarjeta gráfica Xe-HPG, en este año, aunque no se dio una fecha exacta.

Debido a que la industria de las GPU está siendo devastada por la escasez y los retrasos prolongados en los envíos, también podría ser posible un lanzamiento a principios de 2022, según Reuters.

Esperamos que Intel ponga un precio a su GPU para juegos en el rango de $300 a $600 dólares para que sea competitiva frente a las ofertas de AMD y Nvidia. Debido a que los detalles de rendimiento de la tarjeta Xe-HPG de Intel aún se desconocen, es difícil predecir el precio que Intel le asignará a su GPU.

Como referencia, la serie RTX 3000 de Nvidia comienza en solo $329 dólares para el modelo de nivel de entrada GeForce RTX 3060, mientras que el modelo insignia GeForce RTX 3080 tiene un precio más modesto de $699 dólares. En el extremo ultrapremium del espectro, la GeForce RTX 3090 –que reemplaza a la Titan RTX del año anterior–, tiene un precio de $1,499 dólares.

Arquitectura y desempeño

Gráfico con las familias de Intel Xe-HPG

La nueva arquitectura DG2 de Intel no solo sucederá a la DG1 del año pasado, sino que también traerá nuevas capacidades y mejoras para hacerla atractiva para los jugadores entusiastas. Algunas de las características que admitirá la tarjeta Xe-HPG que han sido confirmadas por Intel incluyen el trazado de rayos basado en hardware y el sombreado de malla.

El trazado de rayos hará que la GPU HPG sea competitiva frente a la serie GeForce RTX 3000 de Nvidia y la última serie Radeon RX 6000 de AMD, mientras que el sombreado de malla significa que la tarjeta admitirá el marco DirectX Ultimate de Microsoft.

Los primeros rumores sugieren que la GPU Xe-HPG vendrá con 512 unidades de ejecución (UE), frente a los escasos 80 UE en la DG1. Esto significa que DG2 tendrá, si los rumores son precisos, 4,096 núcleos.

Al igual que las tarjetas de AMD y las ofertas de gama media de Nvidia, la DG2 vendrá con soporte de memoria GDDR6, lo que significa que la memoria GDDR6X seguirá siendo exclusiva de las tarjetas insignia de Nvidia durante un tiempo más.

Con DG2, Intel puede pasar a un proceso de 7 nm, lo que debería hacerlo competitivo frente a las tarjetas Radeon RX 6000 de AMD, y la compañía probablemente dependerá de un laboratorio de fabricación externo para su manufactura.

Según Reuters, se recurrió a Taiwan Semiconductor Manufacturing Company y DG2 se basará en una “versión mejorada de su proceso nanométrico”, informó la publicación, citando a dos personas anónimas familiarizadas con los planes de Intel.

Esto haría que la DG2 sea más avanzada que el nodo Samsung de 8 nm utilizado por su rival Nvidia para su serie RTX 3000.

Raja Koduri, vicepresidente senior de la división de arquitectura, software y gráficos de Intel, y un veterano en esa área que trabajó en AMD, recientemente se burló de que DG2 tendrá un gran rendimiento en lo que respecta al sombreado de malla.

“Sombreado de malla Xe HPG en acción, con la prueba UL 3DMark Mesh Shader Feature que saldrá pronto”, tuiteó Koduri junto con una imagen de juego completamente renderizada con muchos detalles (abajo).

Imagen de juego renderizada con Intel Xe-HPG

Los sombreadores de malla a los que hizo referencia Koduri son parte de las API DirectX 12 Ultimate de Microsoft que deberían ayudar a los sistemas a representar de manera más eficiente, escenas complejas en un videojuego al hacer que el procesamiento de geometría actúe más como sombreadores de cálculo, según la descripción de Microsoft de la tecnología. Esto significa que los jugadores podrán experimentar mundos detallados y dinámicos sin comprometer el rendimiento.

Koduri no reveló los resultados de la prueba de rendimiento de 3DMark, por lo que aún es demasiado pronto para decir cómo se compara el desempeño de Xe-HPG con las GPU de la competencia.

Trazado de rayos a bordo

Gráfico para trazado de rayos de Intel Xe-HPG

Intel detalló anteriormente que Xe-HPG vendrá con soporte nativo para el trazado de rayos en tiempo real, pero no está claro cómo la empresa implementará esta función. Nvidia usa una función llamada DLSS para mejorar la velocidad y el rendimiento cuando el trazado de rayos está habilitado en un juego.

DLSS utiliza inteligencia artificial para aprender el juego y las escenas, lo que permite que la GPU conserve recursos al representar la imagen a una resolución inferior de 1080p antes de escalarla a 4K en el monitor sin ninguna degradación de la fidelidad.

Con sus núcleos de trazado de rayos de segunda generación en sus tarjetas de la serie RTX 3000, Nvidia había mejorado aún más el rendimiento del trazado de rayos.

Al carecer de su propia implementación de DLSS, los revisores señalaron que, aunque las tarjetas AMD Radeon RX 6000 eran fuertes competidores, el rendimiento con trazado de rayos no era tan bueno como las ofertas de su competencia, Nvidia.

Debido a las recientes apuestas de Intel en inteligencia artificial (IA) –el procesamiento fue una parte clave de las generaciones más nuevas de procesadores y gráficos integrados de Intel–, podemos inferir que la IA podría implementarse en Xe-HPG de alguna manera significativa para ayudar a acelerar el trazado de rayos.

Si Intel usa algún tipo de DLSS con tecnología de inteligencia artificial, los jugadores pueden experimentar juegos con trazado de rayos sin caídas significativas en las velocidades de cuadro.

Cuando se lance, la Xe-HPG de Intel no solo tendrá que enfrentarse a AMD y Nvidia, sino también al Apple Silicon, que alimenta a toda una nueva generación de Mac. El procesador M1 actual de la MacBook Pro con tecnología M1 viene con la solución de gráficos integrados muy capaz de Apple.

Recomendaciones del editor