Qué es Wi-Fi Direct y cómo puedes usarlo

La conectividad inalámbrica no deja de evolucionar, y una buena muestra de ello es Wi-Fi Direct. Desde sus inicios a finales de los años 90 hasta la actualidad, hemos visto pasar una gran cantidad de dispositivos con diferentes características, los cuales han dado paso a otros con mayores velocidad de interconexión y especificaciones de seguridad. Precisamente, en esta guía te explicaremos qué es Wi-Fi Direct y qué diferencias existen con otras alternativas.

Te va a interesar:

¿Qué es Wi-Fi Direct?

Aunque seguramente lo usas diariamente, es probable que no sepas qué es Wi-Fi Direct.
Aunque seguramente lo usas diariamente, es probable que no sepas qué es Wi-Fi Direct.

Wi-Fi Direct es una conexión peer to peer (P2P o entre pares) que permite la comunicación de un dispositivo a otro, sin la necesidad de una red centralizada. El estándar fue desarrollado e incorporado en los dispositivos a principios de la década de 2000.

Un dispositivo actúa como un punto de acceso y el otro se conecta a él mediante los protocolos de seguridad WPS (Configuración protegida de Wi-Fi) y WPA/WPA2 (Acceso protegido de Wi-Fi).

Seguramente piensas que suena a Bluetooth. Si bien, las tecnologías parecen similares a simple vista, existen algunas diferencias importantes. Una de las más importantes es que Wi-Fi Direct es capaz de manejar más información a velocidades hasta 10 veces superiores que Bluetooth, cuando las condiciones son óptimas.

Esto hace que Wi-Fi Direct sea una excelente alternativa cuando necesitas transmitir muchos datos, como una imagen de alta resolución o un video, o cuando una red wifi está caída.

Una de las mayores ventajas de Wi-Fi Direct es su versatilidad cuando no tienes una red Wi-Fi que actúe como intermediaria. Varios dispositivos pueden conectarse y compartir grandes archivos, sin las preocupaciones de seguridad (y el proceso que lleva mucho tiempo), que conlleva la conexión previa a una red central.

Con frecuencia, te darás cuenta de cuándo un dispositivo ofrece Wi-Fi Direct, ya que, cuando realizas una búsqueda de redes, aparecerá una red inalámbrica propia, generalmente que comienza con “Direct”, seguido del nombre o número de producto.

Dispositivos compatibles con Wi-Fi Direct

Wi-Fi Direct ha estado disponible para los consumidores desde hace casi una década, gracias a la actualización de la Digital Living Network Alliance (DLNA) de 2011, que incluyó los estándares para esta función.

Actualmente, el mundo está lleno de dispositivos compatibles, incluidos algunos que te podrían sorprender. Los dispositivos Android son compatibles con Wi-Fi Direct desde Android 2.3, mientras que los de Apple lo tienen desde iOS 7 (aunque Apple comercializa esta función como “AirDrop” y “Airplay”).

También existe una gran cantidad de aparatos de entretenimiento que utilizan Wi-Fi Direct para transmitir contenido desde un dispositivo móvil. Chromecast, Roku y Xbox lo usan, y muchos televisores inteligentes también ofrecen conexiones Wi-Fi Direct.

También están todos los periféricos que ofrecen conexiones inalámbricas, que pueden usar Wi-Fi Direct en vez de Bluetooth, como audífonos inalámbricos con audio de alta fidelidad, impresoras inalámbricas e incluso periféricos como teclados.

Cómo las conexiones Wi-Fi Direct son creadas puede variar dependiendo de los dispositivos. Algunos pueden necesitar que escanees un código QR. Alguno te pedirán que introduzcas un PIN numérico.

Otros dispositivos requieren que presiones un botón para iniciar una conexión. Con el tiempo, a medida que la seguridad se ha vuelto más importante, más dispositivos usan una combinación de estos métodos y pocos simplemente se conectan automáticamente.

Cuáles son los usos de Wi-Fi Direct

Uno de los usos más convenientes de Wi-Fi Direct es la impresión inalámbrica
Uno de los usos más convenientes de Wi-Fi Direct es la impresión inalámbrica.

Actualmente algunos de los usos más frecuentes de Wi-Fi Direct incluyen:

  • Intercambio rápido de archivos: Wi-Fi Direct es una buena forma de compartir rápidamente archivos grandes con un amigo o tu equipo, cuando no puedes configurar conexiones por cable.
  • Impresión inalámbrica: Wi-Fi Direct puede administrar una gran cantidad de información inalámbrica, por lo que es ideal para trabajos importantes de impresión inalámbrica.
  • Screencasting y uso compartido de pantalla: desde juegos móviles en una pantalla grande hasta compartir fotos familiares en tu televisor o retrato digital, Wi-Fi Direct es útil cuando necesita compartir tu pantalla en otro dispositivo.
  • Juegos masivos: Si todos tienen el mismo juego en sus teléfonos, pueden conectarse con Wi-Fi Direct y jugar juntos, incluso si no tienen acceso a Wi-Fi.
  • Sincronización rápida: algunos dispositivos también usarán Wi-Fi Direct para sincronizar información y actualizar sus archivos multimedia. Esto puede hacer que el proceso sea más rápido, especialmente si tienes que agregar muchos archivos nuevos, como actualizar tus listas de reproducción de música, por ejemplo.
  • Habilitación de NFC: estamos acostumbrados a pensar en NFC como tecnología inalámbrica, pero estas conexiones rápidas tienden a usar Wi-Fi Direct para transmitir información.

Wi-Fi Direct y el Internet de las Cosas (IoT)

Un termostato inteligente, un celular y una laptop para aprender acerca de IoT

Por lo que hemos explicado hasta el momento, podrías pensar que el Wi-Fi Direct suena como una tecnología adaptable al Internet de las Cosas (IoT). Se habló de usar Wi-Fi Direct para los dispositivos de la casa inteligente, especialmente alrededor de 2010, al tiempo que la conectividad IoT evolucionaba rápidamente. Hoy, Wi-Fi Direct rara vez es visto en el IoT .

Wi-Fi direct trata sobre las conexiones entre dos dispositivos que no son parte de una red inalámbrica, pero que existen en un espacio propio separado. Sin embargo, el IoT ha sido dominado por las redes wifi, con tecnologías de conexiones más antiguas como Zigbee y sí, Wi-Fi Direct, quedando atrás rápidamente.

Eso sucedió, porque los dispositivos inteligentes de la actualidad necesitan estar altamente interconectados unos con otros para habilitar escenarios más complejos y a los que se debe tener un acceso más sencillo desde la distancia y por personas que podrían no estar en casa. Wi-Fi Direct no podría mantener ese ritmo.

Existe otra razón por la que Wi-Fi Direct no está adaptado a los dispositivos inteligentes: tiene algunos problemas de seguridad, que saltan a la vista cuando las conexiones automáticas son habilitadas. Deberíamos hablar un poco sobre eso.

Wi-Fi Direct y seguridad

Como toda red, con Wi-Fi Direct también debes cuidar tu seguridad.
Como toda red, con Wi-Fi Direct también debes cuidar tu seguridad.

Wi-Fi Direct ofrece algunas ventajas de seguridad en comparación con otras conexiones entre dispositivos. Sin embargo, también tiene sus propios riesgos de seguridad. Puede ser particularmente peligroso cuando se usa mientras el otro dispositivo está conectado a otra red simultáneamente.

La conexión de Wi-Fi Direct, especialmente si usa un protocolo WPS antiguo, puede ser atacada con técnicas de hackeo de fuerza bruta, lo que podría ser más fácil si el dispositivo admite conexiones directas automáticas.

Si alguien tiene acceso a un dispositivo a través de Wi-Fi Direct, es posible que pueda acceder a otras redes conectadas y, en última instancia, a una gran cantidad de datos privados que podrían ser robados. Si planeas usar Wi-Fi Direct con frecuencia, debes averiguar cómo proteger tu dispositivo y qué puedes hacer para que sea más seguro.

Hay dos tipos diferentes de conexiones Wi-Fi Direct: temporal y persistente. Las conexiones persistentes te permiten guardar la información de la conexión en tus dispositivos, de modo que estos la recuerden y se conecten automáticamente cuando estés dentro del rango.

Esto podría ser conveniente, pero presenta una importante amenaza a la seguridad y los hackers podrían conectarse fácilmente a ella. Cuando estés en casa, no puedes contactar dispositivos desconocidos, limitando así la utilización de una conexión persistente.

Las conexiones temporales no pueden conectarse automáticamente y necesitan la misma información cada vez que lo hagan, volviéndolas más seguras. Incluso, puedes utilizar claves temporales, lo que es otra opción de seguridad avanzada.

Solo debes usar conexiones Wi-Fi Direct nuevas porque ofrecen más funciones de seguridad. No uses Wi-Fi Direct en lugares públicos. Los Hackers constantemente encuentran nuevas formas de robar tu información y de encontrar fallas que luego aprovechan.

Por ejemplo, un virus en los dispositivos Linux, le da a los hackers un acceso fácil a los dispositivos móviles con Wi-Fi Direct si sus capacidades de wifi están encendidas, y a veces eso es todo lo que se necesita.

Recomendaciones del editor