Skip to main content

La clave para arreglar su mala conexión Wi-Fi finalmente puede estar aquí

Si alguna vez se ha sentido frustrado debido a la mala señal de Wi-Fi en ciertos edificios o habitaciones, es posible que tengamos buenas noticias: una solución podría estar en camino.

Un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Viena (TU Wien) y la Universidad de Rennes encontró una nueva forma que podría ayudar a las señales Wi-Fi a atravesar las paredes.

Comprobación de un router Wi-Fi y conexión a Internet en un teléfono.
Getty Images

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con esa molestia: la señal Wi-Fi funciona bien cuando estás en la misma habitación que el enrutador, pero las cosas van hacia el sur cuando vas a una parte diferente del edificio. Si bien el problema aún no está completamente solucionado, los investigadores pueden haber encontrado una manera en la que algún día podría resolverse. Publicaron sus hallazgos en la revista Nature, y el artículo fue compartido más tarde por TechRadar.

Tal como están las cosas ahora, las señales de Wi-Fi se reflejan o son absorbidas por paredes sólidas. Esto reduce drásticamente la calidad de la transmisión, hasta el punto en que puede encontrarse perdiendo señal en algunas partes de la casa. Los investigadores encontraron una manera que podría aliviar ese problema casi por completo. Se refieren a él como «calcular» una estructura antirreflectante que permite que la señal pase sin ningún problema.

El profesor de TU Wien, Stefan Rotter, compara esta tecnología con el uso de un recubrimiento antirreflectante en las gafas que muchos de nosotros usamos todos los días. Rotter dijo: «Agregas una capa adicional a la superficie de las gafas, lo que hace que las ondas de luz pasen mejor a tus ojos que antes: el reflejo se reduce».

Para lograr esto, los investigadores prepararon un experimento que envió pequeñas olas a través de una difícil carrera de obstáculos. Obviamente, el resultado fue lo que muchos de nosotros podríamos haber esperado: una conexión irregular en ciertas áreas. Sin embargo, la recreación del mismo entorno con la adición de una estructura antirreflectante eliminó casi por completo el reflejo de las señales Wi-Fi, aclarando todos los problemas encontrados en el intento anterior.

Michael Horodynski de TU Wien se explayó sobre esto, diciendo: «Primero, simplemente tienes que enviar ciertas ondas a través del medio y medir exactamente de qué manera estas ondas son reflejadas por el material. Pudimos demostrar que esta información se puede utilizar para calcular una estructura de compensación correspondiente para cualquier medio que disperse las ondas de una manera compleja, de modo que la combinación de ambos medios permita que las ondas pasen por completo».

Según los investigadores, sus cálculos podrían algún día crear un recubrimiento que bloquee completamente toda reflexión. Sospechan que la dinámica de ondas y la dispersión de ondas serán una parte importante de la introducción de conexiones 6G. Por ahora, todavía tenemos que conformarnos con Wi-Fi menos que estelar, pero es bueno saber que la ayuda podría estar en camino en el futuro.

Recomendaciones del editor