¿Qué es el CPU de una computadora?

Una mano sosteniendo un procesador Ryzen sobre una tarjeta principal. Qué es el CPU de una computadora

Básicamente, una computadora está compuesta por una fuente de poder, una tarjeta principal, un procesador, memoria RAM, un disco duro y los periféricos. Decir que una parte es más importante que otra, no es del todo cierto: intenta usarla sin memoria RAM o tarjeta principal, y te darás cuenta de la importancia de cada uno de los elementos. ahora bien: también es cierto que un buen CPU marca mucha diferencia. Pero ¿qué es el CPU de una computadora, exactamente?

La CPU o Unidad Central de Procesamiento, más conocido solamente como “procesador”, es otro de los componentes de cualquier tipo de computadora y de cualquier tipo de dispositivo informático. Maneja instrucciones básicas y asigna las tareas más complicadas a otros chips específicos para que hagan lo que saben hacer mejor. Es el núcleo de tu computadora, celular o tableta. Y es lo que hace que todo el dispositivo funcione como debería.

¿Qué hace que un procesador sea “la” unidad de procesamiento central?

La unidad de procesamiento central o procesador, es “el” componente central, lo que hace que una computadora sea una computadora, aunque no es la computadora en sí misma: es solo el cerebro de la operación. Es un pequeño chip que se encuentra alojado en la tarjeta principal de una computadora, ya sea de escritorio, portátil o tableta.

Está claramente separado de la memoria RAM, que es donde se trabaja la información volátil o temporal, y la tarjeta gráfica, que maneja toda la representación de video y gráficos 3D que se proyectan en tu monitor o pantalla.

Los procesadores se fabrican colocando miles de millones de transistores microscópicos en un solo chip de computadora. Esos transistores le permiten hacer los cálculos que necesita para ejecutar programas almacenados en la memoria de su sistema. Son como pequeñas compuertas que pueden activarse o desactivarse, transmitiendo así los unos o ceros que se traducen en todo lo que hace el dispositivo, ya sea viendo videos o escribiendo un correo electrónico.

Uno de los avances más comunes de la tecnología del procesador es hacer que esos transistores sean cada vez más pequeños. Eso ha significado una mejora de la velocidad a lo largo de las décadas, a menudo conocida como La Ley de Moore.

En el contexto de los dispositivos modernos, una computadora de escritorio o portátil tendrá un procesador dedicado que realiza una serie de funciones de procesamiento para el sistema. Los dispositivos móviles y algunas tabletas utilizan un sistema llamado SoC, (Sistema en Chip, por sus siglas en ingles), que es un chip que contiene al procesador junto con otros componentes. Intel y AMD ofrecen procesadores con chips gráficos y memoria almacenada en ellos, lo que significa que pueden hacer más que solo las funciones estándar de un procesador.

¿Qué hace realmente un procesador?

Una persona instalando un procesador en una tarjeta principal. Qué es el CPU de una computadora

En esencia, un procesador toma instrucciones de un programa o aplicación y realiza un cálculo. Este proceso se puede dividir en tres etapas clave: recuperar, decodificar y ejecutar. Un procesador recupera una instrucción de la memoria RAM de una computadora, luego decodifica cuál es realmente la instrucción, antes de que sea ejecutada por las partes relevantes del procesador.

La instrucción o cálculo ejecutado puede involucrar aritmética básica, comparar ciertos números juntos o moverlos en la memoria. Como todo en una computadora está representado por números, ese tipo de tareas simples equivale a lo que hace un procesador. Es lo que posibilita todo, desde el inicio de Windows, hasta ver un video de YouTube.

En los sistemas modernos, el procesador no hace todo, pero aún tiene que alimentar a hardware especializado los números que necesitan para hacer su trabajo. Debe indicarle a la tarjeta gráfica que muestre esa explosión de un barril de combustible, o indicarle a su disco duro que transfiera el contenido de tu documento de Office a la memoria RAM del sistema para poder trabajar de una manera más rápida.

Núcleos, relojes y costos

Originalmente, los procesadores tenían un solo núcleo de procesamiento. Los procesadores modernos de hoy en día están formados por múltiples núcleos que le permiten realizar múltiples instrucciones a la vez. Son efectivamente varias procesadores en un solo chip. Casi todos los que se venden hoy son –al menos– de doble núcleo, pero en el extremo superior, verás desde cuatro, seis, ocho, 10, 12 y hasta 16 núcleos en algunos casos.

Algunos procesadores también emplean una tecnología llamada multithreading, que crea núcleos de procesadores virtuales. No son tan potentes como los núcleos físicos, pero pueden ayudar a mejorar el rendimiento de un procesador.

La velocidad del reloj es otro número que se usa mucho con los procesadores. Esa es la cifra de “gigahercios” (GHz) que verás publicada en las listas de productos de procesadores. Denota efectivamente cuántas instrucciones por segundo puede manejar un procesador, pero esa no es la imagen completa en lo que respecta al rendimiento.

La velocidad del reloj entra en juego principalmente cuando se comparan procesadores de la misma familia o generación de productos. Cuando todo lo demás es igual, una velocidad de reloj más rápida significa un procesador más rápido, pero un procesador de 3 GHz de 2010 no será tan rápido como un procesador de 2 GHz de 2018.

Entonces, ¿cuánto deberías pagar por tu procesador? a menos que seas un gamer experto o alguien que quiera hacer edición de fotos o videos a nivel profesional, no necesitas gastar más de $200 dólares. Si optas por una generación reciente de chips Intel, eso significará chips de octava, novena o décima generación, y para AMD, sus procesadores Ryzen 2000, 3000 o 4000.

¿Qué tan importante es el procesador?

Aunque el procesador no es tan importante para el rendimiento general del sistema como lo era antes, todavía juega un papel importante en hacer que un dispositivo funcione rápidamente. Como es el único responsable de ejecutar comandos dentro de los programas, cuanto más rápido sea tu procesador, más rápido se ejecutarán muchas aplicaciones.

Dicho esto, un procesador rápido no lo es todo. Un procesador, por poderoso que sea, no puede reproducir fácilmente los últimos juegos 3D, ni puede almacenar información. Ahí es donde entran en juego otros componentes, como las tarjetas gráficas y la memoria.

¿Quieres un poco más de ayuda para comprar tu próximo procesador? Aquí está un comparativo de los mejores procesadores de AMD e Intel.

Recomendaciones del editor