DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

AMD vs. Intel: ¿cuál es el que más te conviene?

Pase lo que pase, no podemos eludir la realidad de que, tarde o temprano, será hora de adquirir una computadora nueva, ya sea para trabajar, para jugar tu videojuego favorito y, claro, para ver tus series de Netflix. Cuando salgas en busca de la que será tu próxima compañera por mucho tiempo, que tu prioridad no sea el aspecto estético. Eso no es lo más importante. Primero debes saber qué tipo de procesador necesitas. Y en este sentido, el debate se reduce básicamente a dos opciones: AMD vs. Intel. Y es que al igual que en la eterna disputa macOS vs. Windows, la de AMD e Intel es una rivalidad que ha mantenido encendidos por largo tiempo a los fanáticos de las computadoras.

Independiente de lo que elijas, solo uno de estos dos proveedores de silicio entregará la potencia “intelectual” a tu computadora. ¿Cuál CPU es la más adecuada para ti? Profundizamos en los detalles de ambos fabricantes para ayudarte a decidir.

Quizá también te interese consultar nuestras guías con las mejores laptops; las mejores computadoras de escritorio o las mejores laptops económicas.

Computadoras de escritorio

Una persona sostiene en sus manos un procesador Ryzen. Comparamos AMD vs. Intel

Dado que el costo es un factor importante en la construcción, actualización o compra de una computadora, elegir el procesador correcto a menudo se reduce a encontrar la que ofrezca la mejor inversión. Normalmente, los procesadores AMD cuestan menos y funcionan peor, pero ese no es el caso con la última generación de procesadores. Si bien AMD aún representa un gran valor por la inversión que realizas, tiene algunas opciones costosas que, en algunos casos, son más poderosas que la alternativa de Intel.

En el extremo más bajo de la escala, los procesadores AMD e Intel cuestan entre $40 y $60 dólares por un par de núcleos y velocidades de reloj energéticamente eficientes. Sin embargo, en la cima de la pirámide, ambas compañías tienen procesadores de $500 dólares que son increíblemente capaces.

El procesador Ryzen 9 3950X es el actual rey de AMD con 16 núcleos y 32 hilos y sobrepasando el rango de los $500 dólares, con un precio sugerido de $749 dólares. Por su parte, el mejor procesador para ‘gamers’ de Intel, el 9900K, viene con ocho núcleos y 16 hilos, pero puede tener una velocidad un poco más alta, para un solo núcleo, con un aumento a 5 GHz, en comparación con los 4.7 GHz del 3950X. También tiene un precio de alrededor de $472 dólares.

Para obtener más opciones intermedias, los chips Intel que recomendamos incluyen el Core i5-9400F por $145 dólares y el Core i7-9700K por $359 dólares. En el frente de AMD, el Ryzen 7 3700X es una opción fantástica, con ocho núcleos y 16 hilos, y un gran aumento a las instrucciones por reloj de su antecesor 2700X, todo por $328 dólares. Es un chip muy bueno que te permite jugar lo que quieras y domina en cargas de trabajo multiproceso.

Los procesadores Intel Core i9 y AMD Threadripper ofrecen aún más rendimiento y continúan expandiendo los recuentos de núcleos e hilos. Los procesadores i9 de séptima y novena generación de Intel ofrecen entre 10 y 18 núcleos y, gracias al ‘Hyper-Threading’, hasta 36 subprocesos. Sin embargo, los precios pueden ser muy altos, con el emblemático Core i9-9980XE a $2,199 dólares.

Si lo que necesitas son muchos carriles PCI Express, los procesadores de la nueva generación Ryzen 3000 pueden darte ese rendimiento que necesitas por tu dinero en algunas cargas de trabajo. Pero vale la pena considerar los procesadores Threadripper de primera y segunda generación.

Los procesadores Threadripper de la serie 2000 ofrecen entre 12 y 32 núcleos y hasta 64 hilos con subprocesamiento múltiple simultáneo, aunque hay que destacar que son más costosos, ya que oscilan entre $329 y $1,700 dólares. Recomendamos el Threadripper 2950x por alrededor de $329 dólares si deseas una de estas actualizaciones de gama alta a bajo costo.

Pero si el precio no es un problema, los chips Threadripper de tercera generación de AMD están disponibles. El 3960X incluye 24 núcleos y 48 hilos por $1,399 dólares, mientras que el modelo 3970X ofrece 32 núcleos y 64 hilos por $1,999 dólares. AMD también tiene un chip de 64 núcleos, el 3990X, liberado este 7 de febrero pasado a un costo de $3,990 dólares.

Los chips Threadripper de primera y segunda generación admiten 64 carriles PCI Express, una gran ventaja sobre el rango máximo de 44 que se ven en Intel. Los procesadores de tercera generación aumentan ese número a 72 carriles utilizables (88 en total). Sin embargo, los Threadripper consumen más energía, producto de todos esos núcleos adicionales.

Valor en laptops

Bill Roberson/Digital Trends

El mercado de portátiles es una historia diferente. La mayoría de lo que encontrarás está basada en procesadores Intel de varias generaciones y gráficos integrados. Como señaló un representante de Dell a principios de 2018, la cartera de Intel es simplemente enorme en comparación con AMD: la brecha entre las dos compañías es sustancial en términos de participación de mercado y condiciones de uso.

Sin embargo, AMD está listo para incorporar su hardware en el corazón de muchas portátiles. De hecho, sus procesadores ya están incluidos en algunas laptops nuevas, como la Acer Swift 3 o la Surface 3 de 15 pulgadas. El desarrollo en el ámbito móvil continuará en 2020, aunque hay camino por delante.

Por ahora, el mercado está dominado por Intel. Puedes elegir entre una amplia gama de configuraciones, incluidas los procesadores de octava, novena y décima generación. La última gama incluye procesadores Intel Ice Lake de décima generación, con gráficos integrados de undécima generación. Están disponibles en las computadoras portátiles más capaces y eficientes, como la nueva Dell XPS 13 2-en-1. Como alternativa, Intel también ofrece procesadores Comet Lake de décima generación, que incluyen un Core i7 especial de seis núcleos.

Por lo general, si buscas potencia en una portátil, los procesadores Intel Core i5 de alguna generación reciente son una gran apuesta. Los procesadores Core i7 y Core i9 ofrecen un rendimiento mayor, pero a menos que estés realizando algunas cargas de trabajo pesadas, un Core i5 será más que suficiente.

En general, ambas compañías producen procesadores con diferencias sorprendentes en todos los ámbitos: precio, potencia y rendimiento. Los chips Intel tienden a ofrecer un mejor rendimiento por núcleo, pero AMD está compensando con más núcleos a un precio determinado y mejores gráficos integrados.

En la CES 2020, AMD anunció la llegada del chip móvil Ryzen 4000, con el que busca amenazar el liderazgo de Intel. Con una amplia gama entre la Ryzen 3 más básica y la Ryzen 7 más poderosa, los nuevos chips prometen mejoras en los recuentos de núcleos, las velocidades de reloj y las instrucciones por reloj. Con sus núcleos Zen 2 y gráficos Radeon parecen apuntar directamente a las Ice Lake y Comet Lake de Intel. Según AMD, pueden competir con computadoras de escritorio de novena generación de Intel y vencer a chips móviles Ice Lake en tareas de un solo proceso.

De cualquier manera, es necesario esperar las pruebas de terceros. Entre las primeras computadoras portátiles que lucirán los nuevos chips están la Lenovo Yoga Slim 7 y la Asus Zephyr G14. Hasta que los procesadores móviles Ryzen 4000 aterricen en 2020, Intel tiene un liderazgo serio en esta categoría.

Gaming

El juego es un área en la que elegir un procesador puede ser complicado. Todos los modelos de Intel incluyen gráficos integrados en la matriz, pero el rendimiento no está a la par con los GPUs de las tarjetas de video discretas o tarjetas de gráficos adicionales.

Por otro lado, los procesadores de escritorio de AMD no incluyen gráficos integrados. En su lugar, AMD combina sus núcleos de procesador y sus núcleos de gráficos de la marca Radeon en una Unidad de Procesamiento Acelerado, (APU, por sus siglas en ingles). Tienden a ofrecer un mejor rendimiento que las soluciones de gráficos de matriz de Intel, pero un procesamiento general mucho más débil. El procesador Ice Lake, sin embargo, cambió ese paradigma con sus nuevos gráficos Iris Plus.

Independiente de si escoges AMD o Intel, es posible que gastes entre $200 y $350 dólares para procesadores gaming de nivel medio y más de $500 dólares si estás intentando en 4K, altas tasas de fotogramas o streaming.

Los jugadores más avezados usan una tarjeta gráfica adicional o una GPU discreta en lugar de gráficos integrados. En esos escenarios, Intel tiende a dominar el desempeño de los juegos debido a la forma en que los dos gigantes de chips construyen sus procesadores. Su procesador 9900K es indiscutiblemente la CPU de juegos más poderosa disponible en este momento.

Los chips de AMD, específicamente sus últimos procesadores Ryzen, son excelentes en escenarios de subprocesos múltiples y son buenos para ejecutar aplicaciones que admiten múltiples núcleos. Los tarjetas 3900X y 3800X le dan al 9900K una ventaja en la mayoría de los juegos. Se imponen a Intel en muchos escenarios de subprocesos múltiples y son excelentes para aplicaciones que admiten múltiples núcleos. Junto a la Ryzen 3900X, deberíamos esperar más novedades de AMD en los próximos meses.

Todos estos elementos hacen que recomendar procesadores Intel para juegos sea más difícil que en el pasado. Si solo ocupas tu computadora para jugar, los chips 9700K y 9900K de Intel son las mejores alternativas que puedes comprar. Sin embargo, tu equipo también tiene otros usos, los Ryzen 3000 es una mejor opción. Tienen un precio similar, ofrece un rendimiento comparable en juegos y superior en otros ámbitos.

Bill Roberson/Digital Trends
Bill Roberson/Digital Trends

Otra alternativa es considerar los procesadores Ryzen de gama media. Los Ryzen 3600 y 3600X ofrecen un valor increíble y son poderosos chips de juegos. Incluso en el extremo inferior, los Ryzen de AMD con APU de Vega ofrecen un rendimiento de juego decente, por lo que vale la pena considerarlos, aunque su menor capacidad de procesamiento implica que no es la mejor opción para el largo plazo.

A menos que necesites jugar a elevadas velocidades de cuadros, como 1080p, los procesadores rara vez son el factor limitante en materia de videojuegos. La elección de una tarjeta gráfica más poderosa generalmente dará mejores resultados que la de un procesador más potente. Y no olvides que la tecnología de sincronización como FreeSync y G-Sync también puede hacer una gran diferencia en la apariencia de los juegos, con o sin la optimización de tu procesador.

En algunos casos, puedes optar por lo mejor de ambos mundos. Intel y AMD se asociaron recientemente para crear chips combinados con CPU Intel y gráficos AMD en el mismo troquel con los del Core i7-8809G. En nuestra prueba del NUC “Hades Canyon” equipado con 8809G, encontramos que es una máquina de juego sólida, por lo que podría ser que esta asociación genere opciones de hardware mucho mayores en el futuro.

¿Quién gana?

Durante una carga de trabajo diaria, un chip de gama alta de AMD y un chip de gama alta de Intel no producirán resultados radicalmente diferentes. Hay distinciones claras en escenarios y puntos de referencia específicos, pero el procesador no es la piedra angular del rendimiento de la computadora.

Dicho esto, los procesadores de AMD –especialmente sus modelos Ryzen 3000 más nuevos– ofrecen un valor y un rendimiento sorprendentes en toda la gama. Desde el modesto 3600 hasta el 3900X, se puede decir que la inversión es mucho mejor con los procesadores AMD, incluso si eres un gamer. Los procesadores de Intel siguen siendo geniales, pero para seguir siendo competitivos con AMD, Intel necesitará bajar sus precios.

Cuando se trata de elegir tu próxima actualización computacional, revisar los números de rendimiento individuales del chip que deseas comprar seguirá siendo tu mejor opción, aunque si tienes en cuenta estas pautas generales, tendrás también una buena base de dónde comenzar. Los procesadores AMD Ryzen 3000 ofrecen la mejor inversión por tu dinero en casi todo el rango de valores. Intel tiene una ligera ventaja en los juegos en la parte superior, pero aun así los beneficios de los procesadores AMD en general superan fácilmente esa ventaja tan leve. También tienen una mejor ruta de actualización, ya que AMD promete que las placas base existentes continuarán funcionando con nuevos chips AMD en 2020.

Si puedes conseguir procesadores Intel a buen precio, ten la seguridad de que tu dinero pagará un excelente rendimiento, pero es bueno que sepas que podría tener un poco menos, viendo lo que los procesadores AMD han brindado el pasado 2019.

*Actualizado el 11 de agosto de 2020 por Aron Covaliu.

Recomendaciones del editor