Skip to main content

Tesla llama a revisión medio millón de vehículos en EE.UU.

Tesla llama a revisión voluntaria casi medio millón de vehículos en Estados Unidos, a fin de resolver fallas potenciales que si bien no afectan su capacidad para circular por las vías públicas, sí podrían representar importantes riesgos a la seguridad en su operación. 

Los modelos llamados a revisión son las unidades producidas entre el 15 de julio de 2017 y el 30 de septiembre de 2020 del compacto Model 3, y las unidades del sedán grande Model S producidas entre el 16 de septiembre de 2014 y el 23 de diciembre de 2020.

En el caso del Model 3, el fabricante indicó que es posible que la apertura y el cierre del maletero puedan dañar el arnés de cables que conecta la cámara retrovisora, desactivando la cámara de manera inesperada. Tesla estima que 1 por ciento de las unidades del Model 3 llamadas a revisión podrían presentar esta falla.

Según Tesla, el problema del Model S está relacionado a una posible desalineación del pestillo que asegura la tapa del baúl frontal, impidiendo la activación de un segundo pestillo de seguridad. Esto podría impedir que el maletero delantero se cierre por completo e incluso se abra cuando el vehículo circula a alta velocidad, lo que dificultaría de manera repentina la visibilidad del conductor, un incidente especialmente peligroso y aterrador cuando se conduce en una autopista. Tesla estima que 14 por ciento de las unidades del Model S llamadas a revisión podrían presentar esta falla.

Según las notificaciones de las llamadas a revisión voluntarias presentadas por Tesla ante la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), el total de unidades del Model 3 afectadas asciende a 356,309, mientras que el total de unidades del Model S es de 119,109, para un total de 475,418 vehículos afectados.

En el caso de los Model S, Tesla planea resolver el problema al reposicionar el dispositivo de cierre del baúl frontal en un centro de servicio, mientras que respecto a los Model 3, Tesla se comprometió a instalar de manera gratuita un nuevo arnés de cables y un elemento protector, a fin de impedir que el funcionamiento del maletero pueda dañarlo.

Tesla indicó a la NHTSA que las notificaciones por correo a los propietarios de los vehículos afectados por el llamado a revisión serán enviadas el 18 de febrero.

Recomendaciones del editor