Extraño aspecto, gran rendimiento: así es la camioneta Tesla Cybertruck

Como tantas veces, Elon Musk sorprendió a todos con la nueva camioneta Cybertruck de Tesla. Se trata del cuarto modelo de la marca especializada en vehículos eléctricos y el primero dirigido al segmento de mayor venta del mercado automotriz en Estados Unidos.

Su diseño futurista, como sacado de una película de ciencia ficción, está lleno de ángulos filosos. Con cuatro puertas y espacio para seis pasajeros, tiene una carrocería de aluminio en gris metalizado y una sutil línea luminosa en el frontal, que reemplaza los faros.

Pero luego de la extraña presentación inicial, Musk está dando a conocer otros detalles que no mencionó en el escenario. Entre ellos, planean ofrecer una opción de carga solar. Si bien parece que Tesla aún está trabajando en los detalles exactos, Elon arrojó algo de luz sobre la opción solar a través de un tweet:

Nobody *expects* the Cybertruck pic.twitter.com/khhYNFaVKs

— Elon Musk (@elonmusk) November 22, 2019

La camioneta eléctrica despliega una ficha técnica asombrosa: Musk aseguró que tanto la carrocería como los vidrios son a prueba de balas, mientras que su altura de conducción es ajustable. Aunque la han bautizado “bóveda”, la caja de carga tiene una longitud de 6.5 pies (1.98 metros).

Su capacidad de remolque es francamente enorme: 14,000 libras (6.3 toneladas), superando a algunos de sus rivales a gasolina, como la Ford F-150.

La autonomía máxima de la Tesla Cybertruck es de 500 millas (805 kilómetros), en el caso de la versión tope de gama Tri Motor AWD. La cifra es un claro avance respecto de la mejor marca que ostenta actualmente la firma californiana, de 370 millas (595 km) con la edición de rango extendido del sedán Model S. Por lo demás, llega a las 60 mph (97 km/h) en solo 2.9 segundos.

La edición de rango medio también tendrá tracción en las cuatro ruedas, pero solo 300 millas (483 km) de alcance, mientras que la variante de entrada ofrecerá solo tracción trasera, un único motor y una independencia de 250 millas (402 km).

Para quienes aman el todoterreno, el vehículo tiene una distancia del suelo de 16 pulgadas (40.6 centímetros), un ángulo de aproximación de 35 grados y un ángulo de salida de 28 grados.

El precio de la Tesla Cybertruck comenzará en $39,900 dólares, una cifra que la pondrá en competencia con algunas camionetas de tamaño completo que funcionan a gasolina o diésel, como Toyota Tundra, que se comercializa desde $33,000 dólares, pero aún lejos de las más asequibles F-150 o Chevrolet Silverado, que bordean los $28,000. Las restantes ediciones tendrán valores de $49,900 y $69,900 dólares.

La firma con sede en Palo Alto planea empezar la producción a fines de 2021, aunque vale la pena recordar que la empresa no ha cumplido con ninguna de sus anteriores promesas en ese sentido. En cualquier caso, ya ha abierto el período de reserva.

Durante la presentación realizada en Los Ángeles, el vidrio blindado se quebró al ponerlo a prueba, aunque su carrocería metálica resistió repetidos golpes de martillo. “Espacio para mejorar”, retrucó al instante Musk, advirtiendo que el cristal aún se encontraba en su lugar. Eso sí, la flamante máquina no decepcionó cuando se enfrentó a un tira y afloja contra una Ford F-150. Sin embargo, pese a la calamitosa demostración de las ventanas “irrompibles”, cientos de miles de personas ya ordenaron uno de estos extraños vehículos el primer fin de semana.

Musk también aprovechó la oportunidad para presentar un ATV, que cabe en la cama de la Cybertruck y cuyas baterías pueden cargarse mientras viaja a bordo de la “bóveda”. Sin nombre aun, el cuadriciclo tiene una silueta muy angulosa, en el mismo estilo de la camioneta.

La Cybertruck representa una importante innovación en diseño para Tesla, y podría indicar la ruta para sus próximos vehículos o bien un intento por llamar la atención en un segmento tan ferozmente competitivo como el de las camionetas.

“Las camionetas han sido iguales durante mucho tiempo, por cerca de 100 años. Necesitamos algo diferente”, broméo Musk mientras mostraba diapositivas con múltiples diseños similares, no obstante el paso de las décadas.

Aunque muchos puedan asociarla a los vehículos de Blade Runner, lo cierto es que la silueta de la Cybertruck más se asemeja a la del Lotus Esprit, un deportivo que se produjo entre 1976 y 2004. El coche se ganó la inmortalidad con una aparición en la cinta The Spy Who Loved Me, en la que James Bond, el agente 007 interpretado por Roger Moore, acaba convirtiéndolo en un submarino.

Aunque generó múltiples comentarios en redes sociales, el diseño de la máquina no fue del gusto de los expertos. “Parece una camioneta para Musk y sus amigos de Silicon Valley, y no necesariamente un carro que pueda ser útil para un pequeño negocio de plomería”, sentenció Jessica Caldwell, una analista de la consultora automotriz Edmunds citada por la agencia Reuters.

El estreno de la Cybertruck ha desequilibrado la balanza en el catálogo del fabricante estadounidense, que ahora ofrece más camionetas y crossovers que sedanes, en línea con las proporciones de las carteras de los tres grandes de Estados Unidos: Ford, Chevrolet y Fiat Chrysler (FCA).

Las camionetas han sido el tipo de vehículo más vendido en Estados Unidos en más de 40 años y no muestran signos de ceder, por lo que tiene mucho sentido comercial para Telsa irrumpir por una porción de dicho mercado. Lo que no está claro es si la Cybertruck también se venderá en China o Europa, como el resto de los modelos de la compañía.

La Cybertruck no es el próximo Tesla en salir de la línea de ensamblaje. De hecho, el compacto SUV Model Y es el siguiente, y sus entregas se estiman para mediados de 2020. Una vez cumplida esa promesa, recién podremos ver cómo viene la mano para Cybertruck.

Recomendaciones del editor