Rolls-Royce da los últimos retoques a su majestuoso SUV Cullinan

rolls royce cullinan ultimos retoques head

Bentley llamó la atención de todos en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2015 cuando presentó el nuevo Bentayga, su primer todoterreno. Fue un modelo controvertido, la verdad… pero los puristas finalmente lo aceptaron, los que lo odiaban se tuvieron que tragar sus palabras, y el Bentayga ahora se destaca como el modelo más popular de Bentley en mercados clave, como el de Estados Unidos y China. Y por su parte, la antigua compañía hermana —y actual archienemiga— Rolls-Royce ha entrado en la etapa final de desarrollo de su propio SUV, necesario para competir en el mismo ring con el Bentayga.

Llamado Cullinan, el modelo se montará en una plataforma diseñada internamente. Esto pone fin a los rumores que afirmaban que compartiría su arquitectura con el próximo BMW X7. Materiales ligeros como el aluminio y, posiblemente, la fibra de carbono, mantendrán el peso bajo control. Aún así, estamos hablando de un Rolls-Royce, por lo que no será precisamente un “peso pluma”. Para agregar contexto, considera que el Phantom más nuevo pesa más de 5,600 libras.

Bentley diseñó el Bentayga siguiendo la tendencia mundial de los SUVs. Rolls-Royce predice que el Cullinan será —simplemente— un vehículo todoterreno, no un todoterreno completo, capaz de seguir a un Jeep Wrangler por el desierto de Moab. A pesar de eso, el fabricante de automóviles (propiedad de BMW) afirma sin pelos en la lengua que este vehículo será mejor que su competidor Bentley en todos los sentidos.

“El Bentley SUV será claramente el No. 2; Rolls-Royce es el mejor del mundo, y lo seguirá siendo cuando llegue nuestro modelo. Traeremos un gran auto nuevo, un auténtico Rolls Royce al mercado”, prometió el CEO de la compañía, Torsten Müller-Ötvös, poco después de que el Bentayga hiciera su debut oficial. Es una pelea de lucha, algo así como un combate de sumo entre los dos fabricantes más elegantes del mundo, y lo cierto es que morimos de ganas de verlos frente a frente.

Mientras, el proceso de desarrollo de Cullinan continúa. Rolls-Royce se asoció con National Geographic para filmar y fotografiar al SUV en su día a día, rodando por los terrenos más duros del planeta. Abordará las dunas de arena en el Medio Oriente, las frías temperaturas en el desierto de los Estados Unidos y las partes congeladas y cubiertas de nieve de Europa que se encuentran por sobre el Círculo Polar Ártico.

El Rolls-Royce Cullinan hará su debut público antes de fin de año. Todavía no sabemos si llegará a tiempo para el Salón del Automóvil de Los Ángeles de este año, o si el fabricante optará por celebrar un evento independiente, al estilo de Apple. De todos modos, llegará a los concesionarios el próximo año, con un precio alto de seis dígitos. Cuando aterrice, competirá en el mismo segmento que el mencionado Bentley Bentayga y el recientemente lanzado Lamborghini Urus.