Revisión del coupé deportivo BMW M2 Competition 2019

El BMW M2 es el más pequeño pero tiene muy buen rendimiento

Si te encanta conducir, te encantará tener el M2 Competition.

Lo bueno

    Tecnología suficiente para un auto análogo
    Balance ideal al cruzar
    Frenos excepcionales (sin necesidad de cerámica de carbón)
    Rápido con potencia progresiva
    Asientos ergonómicos y cómodos

Lo malo

    Embrague dual no funciona bien en velocidades bajas
    No tiene Android Auto

Puntaje

9/10

Aunque ideado para una demanda bastante menor que cualquiera de sus SUV de la gama X, el M2 Competition 2019 M es posiblemente el mejor producto de BMW. Compacto, con tracción en las ruedas traseras, con un motor en línea y disponible con caja de cambios manual, podría ser tuyo por $59,895 dólares.

El Serie 1 M era un pequeño y maravilloso auto deportivo, repleto de golosinas del M3 y venía en un agresivo paquete. Lamentablemente, su físico, rechoncho y alto, era algo incómodo. En 2016, la marca alemana presentó un sucesor más largo, bajo y amplio. El M2 se sentía de tamaño ideal para la diversión, con una figura robusta pero proporcional y suficiente espacio interior para cuatro pasajeros.

La edición Competition muestra sutiles alteraciones respecto del diseño del M2 estándar, pero el tamaño justo se mantiene. Las novedades pasan por sus faros LED adaptables, la parrilla, la fascia inferior con tomas de aire más grandes, espejos en las puertas y llantas de aleación de 19 pulgadas.

Además de las insignias M2 Competition, entran en la ecuación dos nuevos colores de pintura: Sunset Orange (que recuerda favorablemente el tono del Serie 1 M) y Hockenheim Silver, que se transforma de un blanco perlado a una plata metálica dependiendo de la iluminación.

La mezcla de curvas y bordes dentro de su carrocería coincide con su rendimiento potente y ágil. Ninguna superficie parece desperdiciada: todas están tensas y resueltas. En el subsegmento de coupés deportivos compactos de dos puertas, el M2 cae cuidadosamente entre el Porsche 718 Cayman y el angular Audi TT RS.

En el interior, los cambios son aún más ligeros, incluidos los nuevos asientos deportivos de cuero Dakota con costuras azules o naranjas y reposacabezas integrados, molduras de tablero de fibra de carbono y medidores de instrumentos digitales. La calidad del material encaja con el precio, lo que significa que hay una buena combinación de plásticos de lujo, superficies texturizadas y cuero suave. Los asientos delanteros son muy cómodos, con calefacción, ajuste de potencia de 14 vías y soporte lumbar.

La edición Competition muestra sutiles alteraciones respecto del diseño del M2 estándar.

Al igual que el Mini Cooper, la cabina del Serie 1 es más espaciosa de lo que parece desde fuera, lo que permite que una persona de seis pies (1,8 metro) se ajuste fácilmente detrás de la posición de conducción, aunque  con la cabeza apoyada contra el techo. La visibilidad de 360 ​​grados es excelente, lo que resulta útil tanto para combatir el tráfico como para girar. El maletero también es de buen tamaño, con dos cubículos con redes para esconder elementos que de otra manera podrían volcarse.

Nada más que lo imprescindible

Equilibrar el atractivo analógico con las características de vanguardia es un desafío para la mayoría de los modelos de rendimiento. Mientras algunos BMW más lujosos pueden parecer sobrecargados, el M2 Competition solo se queda con lo más útil.

Las funciones de ayuda a la conducción son estándar, como la asistencia de estacionamiento delantera y trasera, advertencia de cambio de carril, control de crucero dinámico y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia.

Con la interfaz iDrive 6.0 de BMW, el sistema de infoentretenimiento se despliega en una pantalla táctil de 8.8 pulgadas. Los controles del volante, las indicaciones de voz o un disco giratorio con accesos directos de botones se pueden utilizar para navegar fácilmente por toda la información de telemetría, medios, navegación y vehículo.

La versión BMW de Apple CarPlay es la mejor, pues no requiere ninguna conexión física al teléfono inteligente. Desafortunadamente, CarPlay solo es gratis durante el primer año (después del cual se convierte en una suscripción de pago), mientras que Android Auto no está disponible.

Sujeta tu sombrero

En lugar de ajustar el sobrealimentado de seis cilindros en línea original del M2 para cumplir con las regulaciones sobre emisiones, BMW reutilizó el biturbo de 3,0 litros del M3 y M4, que entrega 405 caballos de fuerza y un torque de 406 lb/ft (550 Nm). El nuevo tren motriz representa un aumento de 40 hp y 37 lb-ft (50 Nm) respecto de su antecesor, con una penalización de peso de 110 libras (50 kilos).

Al igual que el Mini Cooper, la cabina del Serie 1 es más espaciosa de lo que parece desde fuera.

El par máximo se activa a partir de las 2,350 rpm y se mantiene hasta las 5,230 rpm, lo que significa que hay potencia útil en todo el rango de revoluciones. Acelerar en una recta hasta la línea roja de 7,500 rpm es una delicia, dado que el impulso aumenta progresivamente y la nota del motor toma se hace más notoria a medida que aumentan las vueltas del motor.

BMW ofrece una selección de dos cajas para enviar potencia a las ruedas traseras: una transmisión manual de seis velocidades o una automática de doble embrague de siete. La estándar permite llegar a las 60 mph (97 kph) en 4.2 segundos, mientras que la DCT lo hace en 0.2 segundo menos.

El M2 Competition es terriblemente rápido en línea recta, pero son las carreteras con curvas y las rutas estrechas donde este coupé cobra vida. A través del circuito de Palm Palm de 2.3 millas (800 m) en The Thermal Club, se confía en sus enormes frenos delanteros de 15.7 pulgadas y frenos traseros de 15 pulgadas.

revision bmw m2 competition 2019 review 7 720x720
Miles Branman/Digital Trends

Una suspensión fija mantiene aferrado a las curvas este dos puertas de 3,600 libras (1,633 kilos), mientras que los neumáticos Michelin Pilot Super Sport se aferran a los límites. La dirección es mejor dejarla en el modo Confort, donde cada grado se traduce en una respuesta inmediata. Las marchas son rápidas y están bien sincronizadas.

La alabada suspensión se percibe dura en la ciudad y cada imperfección de la superficie se deja sentir a través del chasis. En comparación, las suspensiones adaptativas de Audi y Porsche son un poco más amables. A la transmisión DCT no le gustan las transiciones a baja velocidad y reclama un poco. Dejando de lado las críticas, este M2 es una buena combinación de confort y entretenimiento de conducción para cualquier escapada más allá de los límites de la metrópoli.

BMW ofrece una garantía para sus automóviles nuevos de cuatro años o 50,000 millas (cerca de 80,000 km), que incluye tres años de mantenimiento programado a modos de cortesía.

Recomendaciones del editor