Nissan GT-R Nismo pierde peso y adopta tecnologías del automovilismo

Una actualizada y extrema versión del modelo de alto rendimiento insignia mostró Nissan en el Salón de Nueva York. Aunque el modelo tiene aproximadamente una década, la firma japonesa sigue negándole una cirugía profunda al GT-R Nismo de la generación actual, conocido como R35.

Para el especialista líder de producto para la línea GT-R, Hiroshi Tamura, el ejemplar “se ha convertido en un auto de desempeño equilibrado, pero extremo”. “Perseguir el placer de conducir es el concepto más importante detrás de él y su desempeño sugiere que es un vehículo que pertenece a la pista de carreras, pero que también se siente como en casa en la carretera”, agregó.

Como sea, la edición 2020 del superdeportivo tiene varios detalles atrayentes. Si bien mantuvo su gran alerón trasero, Nissan agregó guardabarros delanteros ventilados, una característica que se ve normalmente en los autos de carrera (después de todo, Nismo es la abreviatura de “Nissan Motorsport”). Dicho atributo ayuda a liberar el calor del compartimiento del motor, así como la presión del aire que se acumula en los huecos de las ruedas. Eso proporciona más fuerza aerodinámica, para una mejor adherencia del automóvil a la superficie de la carretera a altas velocidades.

Nissan también puso al GT-R Nismo en una dieta de fibra de carbono. Los parachoques delanteros y traseros, las cubiertas laterales, el capó, el techo y el alerón trasero están hechos de dicho material. Gracias a las piezas de fibra de carbono y otras medidas de ahorro de peso que involucraron mejoras y componentes inéditos, Nissan afirma que el GT-R Nismo 2020 es aproximadamente 44 libras (20 kilos) más liviano que su predecesor.

El automóvil equipa ahora llantas Rays de aluminio forjado de 20 pulgadas y nueve radios más livianas que las anteriores, de acuerdo al fabricante, que vienen envueltas en neumáticos Dunlop  con una banda de rodadura más ancha y menos ranuras, que aumentan el área de contacto en 11 por ciento. “Esto se traduce en una mayor fuerza en las curvas, una mejor respuesta de la dirección y una mejor resistencia a la rodadura en comparación con el modelo anterior”, destacó la firma.

Su motor sobrealimentado V6 biturbo de 3.8 litros recibió un inédito turbocompresor de diseño exclusivo, heredado del auto de competición GT-R GT3, con una forma de turbina modificada y menos aspas. “Esto optimiza el caudal y mejora la respuesta de aceleración en un 20 por ciento, sin pérdida de potencia”, señaló la empresa.

En cualquier caso, los números del bloque se mantuvieron en 600 caballos de fuerza y ​​481 lb/ft (652 Nm) de torque. Este motor produjo solo 385 hp cuando se lanzó en el GT-R original de 2008. Como siempre, el GT-R Nismo utiliza una optimizada caja de cambios de doble embrague de seis velocidades para enviar potencia a las cuatro ruedas.

La transmisión cuenta ahora con un “modo R” que cambia más rápido de marcha y optimiza la selección de marchas, especialmente al salir de las curvas, todo lo cual aumenta la sensación de aceleración y desaceleración tanto en carretera como en pista.

“El control de cambio adaptable también se ha programado para adaptar los cambios de marcha al estilo de conducción del usuario. Esto hace posible conducir de una manera respetuosa de la ley en las vías públicas y de una manera muy enérgica en una pista de carreras, sin cambiar manualmente los modos”, explicó.

Las novedades pasan también por el escape de titanio y sus frenos Brembo, con discos de 410 mm en la parte delantera y 390 mm atrás, ambos de cerámica de carbono, que mejoran el tiempo de reacción, la durabilidad y el rendimiento general de frenado.

“Cuando se trata de manejo, el GT-R Nismo 2020 tiene pocos iguales. La afinación actualizada de su suspensión mejora la estabilidad en las curvas, con una respuesta de velocidad de giro mejorada y una calidad de marcha más suave. La dirección es más lineal y precisa que nunca, y requiere correcciones mínimas a velocidades de hasta 186 millas (300 kilómetros) por hora”, puntualizó Nissan.

El GT-R Nismo 2020 saldrá a la venta este verano, y los precios se anunciarán más cerca de esa fecha. El modelo 2019 comenzó en alrededor de $175,000 dólares, por lo que esperamos que el modelo 2020 esté en el mismo rango.

Además de Nismo, Nissan presentó ediciones del 50° aniversario de GT-R y 370Z en Nueva York, todo lo cual va en la línea de celebrar sus modelos de alto desempeño, aunque no está claro qué le depara el futuro a la división. Ambas variedades han estado a la venta durante aproximadamente una década, lo cual los convierte prácticamente en piezas de colección para los estándares de la industria. La automotriz nipona afirma que todavía hay una demanda importante para sus vehículos y siguen siendo bastante competitivos en sus respectivos segmentos.

Recomendaciones del editor