De gladiador a emperador: la camioneta Jeep recibe motor de 1,000 hp

La Jeep Gladiator y el motor Hellcat V8 son dos productos de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) que garantizan emociones fuerte. ¿Qué sucedería si trabajan juntos, como uno solo? Célebre por la personalización de vehículos, la firma Hennessey Performance metió un motor Hellcat en una de las camionetas para crear un ejemplar único.

Bautizada Maximus 1000, la unidad recibió el propulsor Hemi V8 sobrealimentado de 6.2 litros y 1,000 caballos de fuerza, al que se le introdujeron algunas mejoras. Por ejemplo, la unidad de control, los arneses del cableado, el radiador y el sistema de combustible fueron todos personalizados, y Hennessey instaló un sistema de escape de acero inoxidable a medida. Además de su número de caballos de fuerza de cuatro cifras, el V8 de la Maximus es capaz de generar un torque de 933 lb/ft (1,265 Nm). La potencia es enviada a las cuatro ruedas mediante una transmisión automática de ocho velocidades.

Hennessey también hizo algunos cambios en el resto del vehículo. Instaló un kit de elevación con suspensión de 6.0 pulgadas (15.2 centímetros) y neumáticos BFGoodrich KD Off-Road de 20 pulgadas. Los nuevos parachoques delanteros y traseros y un poco de iluminación LED le dan al camión un aspecto más agresivo. El interior presenta tapicería de cuero elaborada a la medida.

Cuando la casa matriz se enteró de la modificación, encontró un problema. Si bien el motor se ajustó bien, no dejó suficiente espacio para las zonas de deformación, lo que dificulta que el vehículo absorba energía en caso de impacto, dijo el jefe de Jeep, Tim Kuniskis.

Anteriormente, había afirmado que una Gladiator con motor Hellcat no pasaría las pruebas de choque federales, razón por la cual la combinación no había sido ofrecida de fábrica. Se rumorea que Jeep lanzará una versión más deportiva de su camioneta, pero probablemente con un motor más pequeño.

Dado que está modificando vehículos existentes y no los construye desde cero, Hennessey no tiene que preocuparse por la certificación de prueba de choque para la Gladiator con motor Hellcat.

La compañía con sede en Texas es conocida por descabellados proyectos como el Chevrolet Camaro Exorcist de 1,000 caballos de fuerza, camionetas de seis ruedas y el Venom F5, un superdeportivo que -según Hennessey- superará las 300 mph (483 kph).

Hennessey solo planea construir 24 Maximus 1000. Poner uno en tu garaje costará $200,000 dólares, valor que incluye una nueva Gladiator. La producción comienza en julio, y se espera que cada vehículo demore aproximadamente cuatro meses en construirse, según la firma especializada.

Recomendaciones del editor