¿Recuerdas estos accidentes con carros autónomos?

Los vehículos autónomos son buenos, pero no perfectos ¡Descubre por qué!

accidentes con carros autónomos

De acuerdo con varios estudios y estadísticas, el ser humano se encuentra más seguro cuando se traslada en un carro controlado por una computadora, que en uno conducido por una persona real (como tradicionalmente ocurre). Los vehículos autónomos tienen la oportunidad de brindar múltiples beneficios, desde experiencias de conducción más seguras, hasta menos congestión en nuestras ciudades. Sin embargo, aun tienen sus detalles y eso lo hemos podido comprobar en algunas noticias, donde los accidentes con carros autónomos han sido protagonistas.

Descubre en esta guía, cuáles son los incidentes más importantes en la historia del automóvil de conducción autónoma (y semi-autónoma) para así, aprender de ellos y no cometerlos.

GOOGLE LEXUS SUV, JULIO DE 2015

1

Hace un par de años, Google reveló que uno de sus carros autónomos había estado involucrado en un choque que hasta lesionó a un ser humano.

El incidente involucró a uno de los vehículos todoterreno Lexus de Google, que estaba siendo utilizado para unas pruebas en Mountain View, California y desafortunadamente, otro carro le llegó por atrás. Tres empleados de Google que estaban a bordo en ese momento sufrieron latigazo menor. Asimismo, el conductor del otro vehículo informó dolor de cuello y espalda.

Vale la pena acotar que, aunque este no fue el primer accidente que involucró a uno de los carros autónomos de Google, fue el que más se tomó en cuenta por clasificarse como serio (o, en este caso, semi serio).

La causa más común de los accidentes con este tipo de vehículos se debe a un error humano por parte de otros conductores. La policía de Mountain View respondió al incidente, pero no presentó un informe de accidente.

TESLA MODELO S, ENERO 2016

2

La primera muerte a causa de un carro semiautónomo ocurrió en China a principios del 2016, tres meses después, de que la función de piloto automático de Tesla se introdujera en el mercado chino.

Esta característica semiautónoma está diseñada para ofrecer un sistema avanzado de asistencia al conductor (ADAS), aunque aún requiere que los conductores estén atentos. El incidente involucró un sedán Tesla Model S, supuestamente en modo piloto automático, que se estrelló en la parte trasera de un vehículo de limpieza, mientras conducía en un clima despejado, lo que ocasionó la muerte de su conductor Gao Yaning, de 23 años.

“La respuesta tan lenta del piloto automático no pudo medir con precisión las condiciones de la carretera y proporcionar instrucciones”, afirmó una demanda presentada contra Tesla.

Por su parte, el fabricante de autos, Tesla, dijo que no pudo confirmar si el piloto automático estaba activado en ese momento, ya que el daño causado por la colisión dejó al vehículo “físicamente incapaz de transmitir datos de registro a nuestros servidores”.

Una investigación policial descubrió que Yaning había fallado en “conducir de manera segura de acuerdo con las reglas de operación [piloto automático]” y asimismo, culpó a las “instalaciones de seguridad incompletas” del vehículo de barrido de la calle.

GOOGLE LEXUS SUV, FEBRERO DE 2016

3

Uno de los autos SUV Lexus de Google se vio involucrado en un choque (no fatal) con un autobús en la carretera “El Camino Real de Silicon Valley”. Este fue el décimo octavo accidente que involucró un vehículo autónomo de Google, pero es significativo porque era la primera vez que, aparentemente, el vehículo de Google tenía la culpa.

El incidente ocurrió cuando el automóvil de Google estaba intentando unirse al tráfico, después de detenerse para evitar un obstáculo. Sin embargo, el carro terminó pegándose demasiado contra un autobús mientras hacía la maniobra. El SUV sufrió daños superficiales en una rueda, en algunos de sus sensores laterales y en la carrocería.

“Claramente tenemos alguna responsabilidad, porque si nuestro automóvil no se hubiera movido no habría habido una colisión”, dijo Google en un comunicado. “A partir de ahora, nuestros autos entenderán que los autobuses (y otros carros grandes) tienen menos probabilidades de ceder ante nosotros, que otros tipos de vehículos, y esperamos manejar este tipo de situaciones con más elegancia en el futuro”.

TESLA MODELO S, MAYO DE 2016

4

La primera muerte de los EE. UU. que involucró un carro semiautónomo ocurrió cuando el vehículo modelo S Tesla, de Joshua Brown, residente de Ohio, estaba en modo piloto automático en la carretera.

Desafortunadamente, los sensores del automóvil no reconocieron un camión blanco de 18 ruedas y un remolque que cruzaba la carretera. Como resultado, el Modelo S condujo a toda velocidad debajo del remolque, lo que provocó un fuerte impacto en el parabrisas del automóvil y la posterior muerte del conductor.

“El piloto automático está mejorando todo el tiempo, pero no es perfecto y aún requiere que el conductor se mantenga alerta”, dijo Tesla en un comunicado, al tiempo que señaló que estaba “más que triste” por la muerte de Brown.

UBER AUTÓNOMO VOLVO, MARZO DE 2018

5
Volvo

Un automóvil autónomo mató a Elaine Herzberg, residente de Arizona de 49 años, en lo que se cree que es la primera colisión fatal en los EE. UU. que involucra a un vehículo autónomo y un peatón. El incidente tuvo lugar en la noche cuando Herzberg cruzaba la calle con su bicicleta, fuera de un cruce peatonal marcado.

El conductor de Uber no estaba mirando la carretera en los momentos previos a la colisión. “Nuestros corazones están con la familia de la víctima”, dijo la compañía en un comunicado. “Estamos cooperando con las autoridades locales en su investigación de este incidente”. Uber suspendió temporalmente las pruebas de carros autónomas como consecuencia.

TESLA MODELO X, MARZO DE 2018

6

Pocos días después del accidente automovilístico de carro autónomo de Uber, se produjo otra fatalidad donde se involucró a un carro semiautónomo, una vez más con un vehículo Tesla. En esta ocasión, un Tesla Model X en piloto automático se estrelló en Mountain View, matando al conductor de 38 años, el ingeniero de software de Apple, Wei Huang.

Según Tesla, Huang recibió “varias advertencias prácticas visuales y audibles antes en la unidad, y las manos del conductor no se detectaron en la rueda durante seis segundos antes de la colisión”. Sin embargo, no se intervino y el carro colisionó con el divisor de concreto en el camino.