“No hay una crisis de talento, hay una crisis de oportunidad”, Jesse Jackson

Sin nada más complejo que un pequeño teléfono de concha marca Motorola, el reverendo Jesse Jackson no es el hombre más tecnológico que existe. Pero después de más de un medio siglo de enfrentamientos por los derechos civiles, él conoce la injusticia cuando la ve y también es un experto en provocar el cambio. Y eso es exactamente lo que está haciendo ahora a la industria de la tecnología.

En estos días, él visita Silicon Valley cada mes, implacable en su misión de presionar a la industria de tecnología a aceptar los afroamericanos, hispanos, mujeres y otros grupos subrepresentados. Jackson estaba en Oakland el jueves, preparando la segunda edición de PushTech2020, su conferencia para la diversidad en la industria de tecnología, pero él frecuentemente usa estas visitas para reunirse con los principales líderes de tecnología del mundo, incluyendo el CEO de Apple Tim Cook, y les pregunta cara a cara como van con sus esfuerzos de diversidad.

Relacionados: La diversidad en la industria tecnológica viene acompañada de CODE2040

Jackson es acreditado por muchos como una de las principales fuerzas detrás del empuje para más diversidad en Silicon Valley sobre los últimos dos años. Desde el año 2000, Jackson ha tratando de convencer la industria a que acepte más gente de color y mujeres, pero Jackson no tuvo éxito con esos esfuerzos hasta más reciente, después de comprar paquetes de acciones de muchas de las principales empresas en tecnología. Eso le dio el derecho de demandar juntas con los directores ejecutivos de cada empresa. Jackson demandó que cada empresa publique reportajes de diversidad para enseñar exactamente qué tan pocas mujeres y minorías trabajaban en Silicon Valley. El hielo se rompió, como dice Jackson, cuando Google cedió y publicó su reportaje en mayo de 2014, provocando un efecto dominó por toda la industria que ha resultado en los informes anuales de la diversidad de las mejores empresas de tecnología. Pero para Jackson, informes de diversidad fueron sólo el comienzo.

El líder de los derechos civiles ha sido persistente en esta lucha, escalando sus demandas cada año. En 2015, Jackson exigió que las empresas proporcionarán aún más estadísticas para el público junto con los documentos EEO-1 que el gobierno federal requiere de empresas con más de 100 empleados. Esas formas enseñan la exacta diversidad de una compañía, dividida por raza y por sexo. Jackson también demandó que las empresas incluyeran a más mujeres y minorías en sus juntas directivas y no sólo en sus puestos de entrada. Muchas empresas de tecnología no cumplieron, pero Jackson sí lograron éxito en ambos frentes con Apple, el pez más grande en el mar de tecnología.

Jackson se está preparando para la siguiente ronda de esta pelea ya que se espera que el siguiente reportaje de diversidad de Google llegará pronto. Jackson y su portavoz Butch Wing se sentaron para una entrevista con Digital Trends.

Digital Trends: Rev. Jackson, esta es el segundo año de PushTech2020. ¿Cuál es el propósito de este evento?

Jesse Jackson: La conferencia es para reunir a las personas que tienen un interés en la tecnología y por mucho tiempo han sido dispares y separados. Se crea una masa crítica de gente con mucho talento que se han sentido bloqueadas por algunos temas comunes. Los temas pueden haber sido la raza, la falta de acceso como los tomadores de decisiones o la falta de acceso al capital.

Hemos encontrado que hay una increíble cantidad de talento que es ignorado simplemente sobre la idea de que hay una crisis de talento cuando, en realidad, es una crisis de oportunidades.

El movimiento de diversidad en tecnología comenzó en Mayo de 2014, cuando Google lanzó su primer informe de la diversidad. Estamos a punto de entrar al tercer año. ¿Qué nota le das a los esfuerzos de la industria?

JJ: Todavía tenemos un largo camino para recorrer. Por la mayor parte, ninguna de las empresas tienen agencias de publicidad, bufetes de abogados, empresas de marketing, o los gestores de activos que son operados por afroamericanos. Por eso, hemos empezado a demandar que contraten a diversos proveedores.

Hay mucho más terreno para ser rotos. Hemos comprado acciones en las empresas y hemos sido persistentes en ir a las juntas de accionistas y levantar cuestiones en el contexto de la dirección, los accionistas y los medios de comunicación a fin de mantener el tema a la luz. Estamos exigiendo que sean inclusivas, no sólo en Silicon Valley, sino en todo el país.

¿La industria de la tecnología necesita ampliar su presencia más allá de Silicon Valley para incluir a más minorías y mujeres?

JJ: Realmente tenemos que empujar a Harlem, a Silicon bosque en el noroeste, Austin, Chicago, Atlanta para conseguir una mayor diversidad en el campo. Las compañías tecnológicas también tienen que hacer frente a los colegios y universidades históricamente negros, las cuales se han convertido en un campo de entrenamiento para los negros en la tecnología más que las universidades principales blancas. ¿Usted dice que no puede encontrar ingenieros? Bueno, Hampton, Howard, Morehouse los está entrenando. Más allá de eso, existen las profesiones que no son tecnológicas — abogados, comercializadores y anunciantes, consultores, fabricación – en la que no estamos siendo incluidos. Estamos tratando de quitar las anteojeras culturales, porque la gente no puede ver el mercado.

Por no incluir a los negros, latinos y los nativos americanos, las empresas de tecnología están perdiendo dinero, mercado, talento, la ubicación y el crecimiento. Tenemos que quitar sus anteojeras. Ellos nos miran a través de un ojo de la cerradura en lugar de a través de una puerta. Ellos no están viendo lo que tenemos que ofrecer. Debemos hacer demandas fuertes y demandas públicas como consumidores, como inventores, como accionistas, y como legisladores.

Relacionados: Jóvenes mexicanos triunfan en olimpiadas de robótica

¿Estás diciendo que cuando las empresas de tecnología ignoran la diversidad, están dejando dinero?

JJ: Están dejando cursos desconocidos, campos sin arar. No sabíamos lo que el béisbol podría ser hasta que dejamos que todos pudieran jugar. No podíamos ver a Jackie Robinson, Hank Aaron, Willie Mays, Barry Bonds. No los pudimos ver, pero cuando nos quitamos las anteojeras, ellos fueron juzgados solamente por sus talentos. Lo mismo es cierto en la tecnología. No hay una crisis de talento — hay una crisis de oportunidad. Oportunidad de utilizar lo que existe y la oportunidad de construir sobre lo que no existe

¿Cuáles son tus pensamientos sobre todas las mujeres y minorías jóvenes que están entrando a la industria de la tecnología durante este movimiento? Tiene que ser una tarea desalentadora para ellos.

JJ: Lo es, pero estos jóvenes ya se están estudiando los campos de STEM. Ellos están estudiando la ingeniería y la informática, así como las profesiones que no son tecnológicas. Insisto una vez más a los abogados, publicistas, vendedores, todas esa profesiones. Por ahora, las posiciones en las que encontramos trabajo son los trabajadores de la cafetería, conserjes, secretarias, empleadas domésticas. El hecho es que hay más puestos de trabajo no-tech que empleos de alta tecnología, y la industria de la tecnología durante demasiado tiempo ha salido con la no llegar al talento que ya existe.

Una compañía que ha sido reconocida por varios periodistas como un líder en la diversidad es Slack. Esta compañía ha publicado dos informes de diversidad en el último año y recientemente contrató a Leslie Miley, el ingeniero afroamericana que dejó Twitter en octubre, criticando la falta de diversidad en la compañía.

Al mismo tiempo, los propios reportajes de diversidad de Slack nos muestran que en la segunda mitad de 2015, la empresa contrató solamente tres afroamericanos, y sin embargo están aclamados como un modelo para diversidad en la tecnología…

JJ: Bueno, nosotros no los estamos dando esa aclamación.

¿No crees que estas empresas están haciendo lo suficiente para perseguir la diversidad?

JJ: No. Todos ellos deben tener un plan para reclutar, entrenar, mantener y desarrollar talento diverso a medida que crecen. Si no es así, crecerán sin diversidad.

Butch Wing: Nuestro objetivo no es sólo la diversidad. Nuestro punto de vista es: Es necesario tener diversidad para conseguir la justicia económica y la igualdad. La diversidad es sólo un primer paso en el proceso para conseguir la plena representación. La igualdad en el consejo de administración, posiciones directivas, miembros de la junta directiva, en la fuerza de trabajo – eso es el objetivo. El objetivo no es sólo un concepto vago de la diversidad. En realidad se trata de equidad tecnología, la justicia y la igualdad.

JJ: Todas estas empresas en la industria de la tecnología, las escogemos para tener diversidad con nuestras compras como consumidores, nuestra fuerza jurídica como ciudadanos, nuestra capacidad como trabajadores y como inventores y creadores. Exigimos la inclusión.

No los queremos poner fuera de negocio. Queremos poner la justicia en los negocios. No venimos de una manera hostil. Venimos de una manera determinada. Si ellos reaccionan con un plan para retrasar o negar la diversidad, van a tener alguna confrontación, pero eso es un método. La confrontación no es nuestro objetivo. La inclusión y la expansión es nuestro objetivo.

Relacionados: Los verdaderos unicornios del sector tecnologico: las mujeres de raza negra

¿Qué más pueden hacer estas empresas?

BW: Empresas en Oakland y que vienen a Oakland deben tener un programa para investir en Oakland y contratar a la gente que vive aqui. Pandora, que tiene su sede en Oakland, debe trabajar directamente con la comunidad y con la ciudad para contratar a personas en Oakland. Deben hacer esto con objetivos concretos, medibles y públicos para contratar y para demostrar su buena asociación con la ciudad.

A través de mis reportajes, he encontrado que cada vez que alguien como Miley cuenta su historia, toda la conversación alrededor de la diversidad se mueve adelante y evoluciona. ¿Que importante es que la gente como Miley cuenten sus historias públicamente?

JJ: Siempre es importante que aquellos ya adentro tomen una posición. En 1972, honramos a Jackie Robinson, mi organización Rainbow Push lo honró, y el béisbol no lo estaba honrando para el 25 aniversario de su entrada al deporte. Béisbol reaccionó dándole una ceremonia en Cincinnati. Su respuesta fue: “Gracias, pero no tienen un entrenador de tercera base que sea negro todavía”. La gente dentro tiene una cierta autoridad, pero deben hablar sin miedo. De eso se trata la lucha de los derechos civiles de hoy: la igualdad. Somos libres pero no iguales.

Ustedes siempre han exigido una mayor transparencia de los informes de la diversidad de estas empresas de alta tecnología. ¿Qué tipo de datos es lo que quiere ver a continuación?

BW: Queremos ver la diversidad de proveedores. Una gran cantidad de las compañías ahora están fijando metas para la diversidad de proveedores. Algunos están empezando a reportar sus gastos, pero queremos que se reportan en concreto, no sólo el gasto en general, con las empresas de las minorías y las mujeres. Queremos que reporten sus gasto específicos con empresas de afroamericanos y latinos y que las describan distintamente. Si usted tiene $1 mil millones en el gasto con diversas empresas y sólo $10 millones es para las firmas afroamericanas, eso nos da algo que podemos utilizar para medir el valor de lo que ese programa tiene para los afroamericanos y los latinos.

Por último, ¿por qué ustedes colocan una gran prioridad en que la industria tecnológica sea mas diversa

JJ: Es la industria que está creciendo más rapida en los Estados Unidos. Es la industria que abarca el mundo de hoy y mañana. En este momento, es la industria está impulsando todo el motor. Quedarse atrás en tecnología es quedarse atrás.