La cafetera Keurig se transforma en una mano biónica

¿Tienes una máquina de café Keurig K350, mucho tiempo y la necesidad de tener una mano biónica totalmente operativa?

Si la respuesta es que sí, entonces podrías ser como Evan Booth (aunque probablemente necesitarías un grado de ingeniería).

Relacionado: Modelo con brazo biónico desfila en la New York Fashion Week

Tras, aproximadamente, 199 horas, 56 minutos y 36 segundos, Booth ha transformado su cafetera en lo que él describe como una “prueba de concepto para una prótesis biónica diseñada para ofrecer a los amputados una funcionalidad limitada de la mano”, tal y como explicó a Digital Trends.

Booth ha bautizado a su obra de arte como Hedberg. Y el vídeo anterior muestra todo el proceso (a cámara rápida) de transformación de la cafetera Keurig en su Hedberg.

“En mayo de 2015, se calculó que una máquina de café de cápsulas se puede encontrar en casi uno de cada tres hogares de los Estados Unidos”, asegura Booth. “Y como probablemente saben, estos dispositivos son casi inmunes a fallos mecánicos y / o eléctricos”, añade. “Así que quería demostrar el gran potencial que puede tener un dispositivo que podríamos encontrar en un tercio de los hogares estadounidenses”, concluye.

Y así lo hizo Booth. Su mano biónica, que muestra con orgullo, sólo requiere de una cafetera Keurig, algunos materiales extra y una fuente de alimentación externa de 12V. Por difícil que resulte creerlo, él asegura que no tenía ni tan siquiera un plan exacto para construir su Hedberg, sino que simplemente contaba con una “idea general de cómo se deben construir cosas”. Pero seguro que él ahora puede y exprimirá cada funcionalidad de esta máquina de café especial.

Y es que una mano biónica es sólo la punta del iceberg. Los sueños de Booth van mucho más allá. Esto ha sido sólo el principio. Los planes de Booth sobre la reconfiguración de las máquinas de café Keurig en otras ideas tan impresionantes como su mano biónica vuelan mucho más alto. “Hedberg es sólo la primera entrega de un proyecto en curso que estoy llamando ‘MacGyver Jittery,’ cuyo objetivo final es darse cuenta del gran potencial que se esconde dentro de un único dispositivo o aparato como la Keurig”, matiza.