¿Necesitas un café bueno y rápido? Las cafeteras Keurig lo hacen posible

Rápidas y fáciles de utilizar: las mejores cafeteras Keurig

cafeteras Keurig

¿Necesitas una taza de café para poder comenzar tu día con energía? Entonces debes invertir en una buena cafetera que sea capaz de darte un producto bueno, sabroso y de forma sencilla. Y que mejor manera de hacerlo que con las cafeteras Keurig.

Las máquinas Keurig son muy populares por tener la cualidad de simplificar el proceso de preparación del café. Sin embargo, escoger un modelo de los tantos que ofrecen, puede ser complicado. Pero no te preocupes porque en esta guía nos encargamos de ayudarte con eso.

El principal atractivo de una máquina Keurig es que produce una taza de café casi perfecta, o al menos constante, con solo presionar un botón. Además, debido a que todos los modelos actuales de Keurig se basan en el mismo sistema de elaboración, y usan K-Cup para las medidas, obtendrás una taza de ese líquido vital para despertar, similar con cada modelo.

Sin embargo, esto no significa que todas las máquinas Keurig sean iguales. Cada una tienes sus cualidades específicas, que en esta guía describiremos para que así puedas elegir cuál se adapta mejor a tus necesidades.

La opción sin lujos – Keurig K15 ($65 dólares o más)
1

La cafetera K15 es el modelo más básico (y más barato) ofrecido por Keurig. Al igual que las otras máquinas de la línea “Classic“, la K15 solo es compatible con cápsulas K-Cup de un solo uso. Aunque esta característica es bastante funcional para prepararse una taza de café por la mañana, debemos admitir que la cafetera K15 no es ideal para familias grandes con varios integrantes adictos al café.

Por otro lado, es importante que sepas que la K15 tampoco tiene un depósito de agua, aunque se beneficia de la simplicidad de un toque y la compatibilidad con las cápsulas de 6, 8 y 10 onzas.

Si eres una persona solitaria o el único que toma café en tu casa, sin lugar a duda la K15 es una gran opción para ti, pero si quieres algo menos limitado, puedes adquirir una con más capacidad de la misma marca y con solo invertir un poco más de dinero.

Cómprala ahora en:

AMAZON

La opción ligeramente más lujosa: Keurig K55 ($90 dólares o más)
2

La máquina K55 es más rápida y versátil que la K15. Aunque este modelo Classic (clásico en español) aún está limitado a producir cantidades individuales, es capaz de preparar una taza de café de 6, 8 o 10 onzas en menos de un minuto, lo que significa que es el doble de rápida que la K15 antes mencionada. La K55 no está diseñada para servir café a varias personas por la mañana, sin embargo, puede saciar la fiebre por la cafeína a ciertas horas de forma veloz. Esta cafetera también tiene un depósito de 48 onzas, que te permitirá guardar una cantidad de agua considerable para hacer tus tazas de café, sin tener que estarla recargando cada mañana.

Por ejemplo, si regularmente tomas una taza de café de 8 onzas cada mañana antes de ir al trabajo, solo tendrás que llenar el depósito una vez a la semana ¡maravilloso!

Cómprala ahora en:

AMAZON

La opción de versatilidad: Keurig 250 ($131 dólares)
3

La línea Keurig Classic es perfecta para las personas que quieren una máquina simple que les pueda brindar una taza de café. Pero si buscas una opción más familiar, debes consultar la serie Keurig Plus. La principal diferencia entre estas dos líneas de productos es que las máquinas de la serie Keurig Plus son capaces de preparar todo, desde tazas de 4 onzas hasta jarras enormes de 30 onzas, mientras que la línea Classic está limitada a tazas de 6, 8 y 10 onzas.

La mayoría de los modelos de la serie Plus, específicamente la Keurig 250, también te permite ajustar la potencia de tu café. Lo mejor de todo es que esta cafetera tiene un depósito de 40 onzas y ajustes para bebidas especiales, como chocolate caliente, chai y mochas.

Cómprala ahora en:

AMAZON

La opción superior – Keurig K575 ($180 dólares)
4

La Keurig 575 es considerada la máquina “ultimate Keurig brewer” capaz de mantener el agua caliente en un gran deposito de 80 onzas y animar sin esfuerzo un grupo de adultos en cuestión de minutos.

Por si fuera poco, esta cafetera tan especial también tiene una gran pantalla táctil que facilita la personalización de la resistencia, la temperatura y el tamaño de la bebida. Además, cuenta con una configuración de gran altitud, un modo de ahorro de energía y una función de encendido / apagado automático que se puede configurar para un tiempo específico.

Aunque la K575 ocupa más espacio en el mostrador que otros modelos y la verdad no es la más económica, sin lugar a duda te ofrece mayor versatilidad y características, para que te sientas como en una cafetería.

Cómprala ahora en:

AMAZON

La opción de capuchino – Rivo ($200 dólares)
5

La marca Keurig es conocida por simplificar el proceso de preparación del café, pero esta compañía también sabe cómo elaborar un buen espresso. El sistema Rivo Cappuccino y Latte es tan sencillo como usar las cafeteras de Keurig.

Simplemente inserta la cápsula, llena el depósito y presiona el botón correspondiente. La Rivo incluso tiene un vaporizador automático con tres configuraciones (Cappuccino, Latte o Cold Froth), lo que significa que puedes adaptar tu espresso de taza de 1.4 o 2.8 onzas exactamente a tu gusto.

Además, gracias a sus 15 barras de presión, podrás disfrutar de tu bebida especial en menos de un minuto.

Cómprala ahora en:

AMAZON