11 factores que debes considerar si quieres regalar audífonos

Es muy probable que en tu lista de seres queridos a los que les harás regalos este fin de año se encuentre un candidato a un nuevo par de audífonos. Te enfrentas a una decisión que podría no ser tan obvia o rápida, pues en el mercado abundan las alternativas. Para ayudarte, en esta guía incluimos varias sugerencias que te resultarán útiles para dar con los auriculares perfectos para otra persona.

¿Buscas inspiración? Echa un vistazo a nuestros listados de los mejores audífonos y los mejores audífonos inalámbricos.

Es más que solo música

Dan Baker/Digital Trends

Al buscar audífonos para regalar, no olvides que los usos de estos dispositivos han trascendido el de simplemente escuchar música. Con funciones como Cancelación Activa de Ruido (ANC, por sus siglas en inglés), modo de transparencia, acceso a asistentes de voz, sonidos personalizados, calidad de llamadas mejorada, resistencia al agua y polvo, carga inalámbrica y muchas más, los audífonos de hoy son accesorios multifuncionales tanto para el trabajo como para la diversión y el ejercicio.

Si tu ser querido te ha dicho cuáles funciones le importan más, ¡felicidades! Tu trabajo será mucho más sencillo. Pero si no tienes idea, tendrás que hacer unas cuantas suposiciones considerando aspectos como quién es la persona, qué suele hacer durante el día y hasta los tipos de lugares o condiciones en las que suele moverse.

Te va a interesar:

¿Con o sin cable?

Dan Baker/Digital Trends

Cuando todos los smartphones incluían entrada para audífonos, esto era cuestión de preferencias personales; los más aguerridos fanáticos del audio solían optar por las opciones alámbricas por su sonido superior. Sin embargo, hoy prácticamente todos los teléfonos han eliminado esta entrada, haciendo que un par inalámbrico no solo sea más conveniente, sino también más compatible con la mayoría de los dispositivos.

Aunque no es común en los true wireless, muchos auriculares no intraurales incluyen un cable opcional, lo que nos brinda lo mejor de ambos mundos.

¿Android o iPhone?

Andy Boxall/Digital Trends

¿Su teléfono va a afectar el tipo de audífonos que debería usar? La respuesta es sí – aunque un “sí” sutil.

A muchos dueños de iPhone les gusta usar a Siri, su asistente de voz, para hacer todo desde llamadas hasta recordatorios. Y aunque la mayoría de los audífonos ofrecen una manera de activar a Siri por medio de un botón o un control táctil, no muchos modelos te dejan hacer esto sin usar las manos. Actualmente, solo dos marcas ofrecen esta función: la familia AirPods de Apple, y ciertos modelos de Beats by Dre (también propiedad de Apple).

Del otro lado del espectro, los que tienen un Android podrían querer algo que les permita hacer lo mismo con el Asistente de Google. En este caso hay más opciones, incluyendo los Pixel Buds y Pixel Buds A-Series de Google, además de algunos modelos de JBL y Sony.

Finalmente (y esto solo es para aquellos obsesionados con tener la mejor calidad de audio posible) los teléfonos de Apple solamente soportan los códecs Bluetooth SBC y AAC . So no sabes nada de códecs, baste decir que AAC ofrece muy buen audio y casi todos los auriculares inalámbricos son compatibles. Pero existen otros códecs Bluetooth, como aptX, aptX HD y LDAC, que con las condiciones correctas pueden generar un sonido de mucho mayor calidad. Por el momento, estos códecs solo son soportados por dispositivos Android. Si le compras a alguien unos audífonos que soporten LDAC, como los excelentes WH-1000XM4 de Sony, sí funcionarán con un iPhone, pero no percibirán ese nivel adicional de detalle que el LDAC ofrece.

¿Qué pasa con la resistencia al agua?

Jaybird

Actualmente, algunos inalámbricos y la mayoría de los true wireless ofrecen protección contra el agua. Sin embargo, el nivel de protección puede variar; algunos resisten unas cuantas gotitas pero nada más, mientras que otros pueden ser sumergidos en agua poco profunda por hasta 30 minutos.

Estos niveles de protección están clasificados con el sistema IPX, de IPX2 a IPX8. Para mayor protección, algunos productos tienen resistencia a polvo y mugre, en cuyo caso la “X” es sustituida por otro número. Por ejemplo, los increíbles Elite 7 Pro de Jabra tienen una clasificación de IP57.

El nivel y el tipo de protección necesario dependerá de cómo se piensa usar los auriculares. A un triatleta que no quiera quitárselos para nadar probablemente le convengan unos con nivel IPX7 o mejor, mientras que aquellos que solo quieren algo para salir a correr tendrán más que suficiente con unos que sean IPX2 o IPX4.

Audífonos especializados

Riley Young/Digital Trends

Hablando de resistencia al agua, debemos señalar que algunos audífonos han sido diseñados específicamente para funcionar en el agua, aún estando sumergidos, cosa que incluso los true wireless resistentes al agua no siempre pueden hacer. Estos incluyen una familia de dispositivos conocidos como auriculares de conducción ósea. Estos usan bocinas que envían ondas de sonido a través de tu cráneo, llegando a tu oído interno sin pasar por el tímpano.

Suena un poco loco, pero funciona. Estos dispositivos ofrecen dos grandes beneficios: pueden ser cien por ciento a prueba de agua, y puedes seguir escuchando perfectamente al resto del mundo mientras los usas. Por eso son ideales para actividades como ciclismo o esquí, donde es importante poder escuchar el entorno.

Otra categoría especial son los audífonos para niños. Estos suelen ser más baratos, aunque también puedes conseguirlos con funciones premium como la cancelación de ruido. También puedes limitar el volumen de estos auriculares, para evitar la pérdida de audición por ruido.

¿Cuánta batería es suficiente?

Esta pregunta no es tan sencilla, pues todos usamos los audífonos por periodos diferentes, en días y situaciones diferentes. Además, las cosas serán distintas al hablar de audífonos no intraurales o de auriculares true wireless.

Una manera de enfrentar esta cuestión es pensar en cuánto es el tiempo más largo que la persona pasará sin poder conectarlos a un enchufe o a un banco de poder para recargarlos. Si vuelan con frecuencia, podrían llegar a estar lejos de un enchufe por hasta 24 horas o más. En ese caso, unos audífonos que duren 15 horas no serán suficientes.

En cuanto a los true wireless, la pregunta se divide en dos partes: ¿hasta cuánto tiempo los usarán de manera continua (sin la opción de introducirlos en su estuche cargador)? ¿Cuánto tiempo necesitarán antes de recurrir a un enchufe? Todos los auriculares true wireless tienen un tiempo “por carga” (el mayor tiempo que puede pasar antes de que los metas en el estuche) y un tiempo de reproducción total (el mayor tiempo que puedes usarlos al tomar en cuenta la capacidad de la batería del estuche cargador).

El precio no siempre es una buena manera de evaluar esto. Los AirPods de segunda generación, por ejemplo, cuestan $129 dólares y te dan cinco horas por carga, mientras que los WF-C500 de Sony cuestan $100 dólares y te dan 10 horas de carga.

Ajuste y comodidad

Simon Cohen/Digital Trends

Más que la calidad del sonido, las características o el precio, este aspecto de los audífonos (y especialmente al hablar de intraurales) es el más personal y, por lo tanto, el más difícil de valorar si estás comprando para otra persona. Te compartimos algunos consejos que pueden ayudar.

En general, los auriculares supraaurales (los que cubren la oreja por completo) son los más universales en cuanto a comodidad y ajuste, pero también tienden a ser los más pesados. Por otro lado, a veces el peso no importa. Si están bien diseñados, incluso los modelos relativamente pesados, como los AirPods Max de $549 dólares, pueden ser cómodos durante períodos prolongados. Una preocupación mayor es el tamaño mínimo de la diadema. Algunos son simplemente demasiado grandes para personas con cabezas pequeñas (o para niños). Dado que estas medidas rara vez se mencionan en las especificaciones del fabricante, tendrás que buscar revisiones que ofrezcan algún tipo de evaluación de ajuste.

  • Los audífonos supraaurales, que como su nombre indica, se colocan sobre la oreja en lugar de cubrirla, suelen ser más livianos y, por lo tanto, más cómodos para algunas personas. Renuncias a un poco de calidad de sonido y, si los auriculares ofrecen cancelación de ruido, no podrán cancelar tanto sonido externo como los modelos circumaurales. Si la persona usa lentes, podría preferir los supraaurales, ya que las almohadillas para los oídos no los presionarán contra los lados de su cabeza.
  • Los true wireless vienen en dos estilos principales: aquellos que usan una punta de silicona suave para crear un sello contra el canal auditivo, como los AirPods Pro (el diseño más común) y los que se colocan justo dentro del oído y no sellan el canal auditivo, como los AirPods. El diseño con sellado del canal ofrece un ajuste más seguro, mejor calidad de sonido y permite que los auriculares ofrezcan Cancelación Activa de Ruido (ANC) si el fabricante lo incluye. Sin embargo, tienden a crear la sensación de que el oído está «lleno» y no todos se sienten cómodos con ellos, especialmente si los auriculares no ofrecen un buen modo de transparencia (hablaremos de esto más adelante). Los modelos que solo se colocan dentro del oído son más cómodos (casi no requieren ajustes ni giros) y te permiten escuchar más del mundo exterior. Sin embargo, es fácil que se salgan, especialmente durante la actividad física intensa, y no pueden competir en términos de calidad del sonido. Casi ninguno de estos modelos ofrece ANC.
  • Algunos modelos true wireless vienen con ganchos para la oreja para un ajuste aún más seguro. Esto es ideal para los atletas, aunque esos ganchos podrían interferir con los lentes, pues usan el mismo espacio.
  • Una alternativa a los ganchos para las orejas es un elemento conocido como wingtips: piezas de goma pequeñas y flexibles diseñadas para anclarse dentro de los pliegues de la oreja externa. Para la mayoría de las personas, brindan mucha seguridad, pero en un tamaño y una forma mucho más pequeños.
  • Desafortunadamente, los true wireless (ya sea que sellen el canal auditivo o no) podrían simplemente no funcionar para todos. La forma, tamaño, profundidad, medidas de wingtips y peso influyen en su ajuste. Si la persona nunca ha usado este tipo de auriculares o no te ha pedido un modelo específico, asegúrate de comprar en una tienda que tenga una buena política de cancelación.

Calidad de sonido

Estamos hablando de dispositivos que se utilizan para escuchar música, por lo que, evidentemente, una buena calidad de sonido será fundamental. Ahora bien: esto podrá significar cosas distintas según la persona. Un audiófilo que gasta miles de dólares en su equipo de música tendrá unos estándares mucho más altos que alguien que es feliz usando los audífonos con cable que obtuvo gratis con su teléfono inteligente.

Y aunque la calidad del audio suele mejorar a medida que se gasta más dinero, ten en cuenta quién es realmente el destinatario. Si este no puede diferenciar entre unos auriculares de $100 dólares y otros de $300, ¿por qué gastar ese dinero extra? Por suerte, el sonido “terrible” es hoy una excepción, incluso en los audífonos y auriculares más baratos.

Vale entonces la pena leerse las reseñas para saber cómo el fabricante ha ajustado los altavoces. Algunos ponen un gran énfasis en los graves, cosa genial si valoras los ritmos grandes y retumbantes para tus entrenamientos ​​con música hip-hop. Pero esto puede ser algo que debiera evitarse si el gusto musical del destinatario se inclina hacia los géneros clásico, jazz, acústico o de cantautor, ya que una respuesta de graves demasiado prominente puede enturbiar otros elementos.

Transparencia y cancelación activa de ruido

Riley Young/Digital Trends

De todas las funciones que se han agregado a los auriculares a lo largo de los años, se puede decir que la Cancelación Activa de Ruido es la más solicitada. Tiene sentido: una buena Cancelación Activa de Ruido puede reducir significativamente el barullo externo sin afectar la calidad del sonido de la música que escuchamos. El mercado –como era de esperar– ha respondido agregando esta característica a cientos de modelos (y en una amplia variedad de precios). Pero asegúrate de leer las reseñas antes de comprar audífonos o auriculares inalámbricos que prometen esta función.

La ANC es una característica que puede funcionar de manera brillante… o apenas ofrecer reducción de ruido. En el peor de los casos, al activarla se puede introducir sonido en forma de silbido, un efecto secundario de una ANC mal diseñada. La única forma de saber dónde se encuentra un determinado modelo en este espectro es escuchar a quienes los han probado.

Lo mismo ocurre con el modo de transparencia, una función que hace lo contrario que la ANC al permitir que muchos sonidos externos se puedan escuchar, para mantener conversaciones o simplemente tener una conciencia general del entorno en el cual se está. La transparencia casi siempre acompaña a la ANC, pero también hay modelos que ofrecen transparencia por sí mismos, como el Jabra Elite 3. Es una característica muy deseable por la cantidad de sonido externo que pueden bloquear «pasivamente». De hecho, algunos de estos auriculares son tan buenos para bloquear sonidos que es posible que ni siquiera sientas la necesidad de la función ANC. Una vez más, leer las revisiones será tu mejor guía para saber qué tan bien resulta esta función.

¡Extra, extra!

Jabra

Hemos cubierto los aspectos más importantes que debes tener en cuenta si compras auriculares para otra persona, pero esta no sería una guía completa si no mencionáramos las muchas funciones adicionales que puedes encontrar. Ojo: consideramos que estas funciones son deseables, aunque no imprescindibles. Una vez más, todo dependerá del estilo de vida del destinatario.

Carga inalámbrica (solo audífonos true wireless): es una característica muy conveniente, ya que permite recargar el estuche usando una alfombrilla de carga inalámbrica compatible con Qi. Todos los auriculares que ofrecen carga inalámbrica también se pueden cargar con un cable estándar MicroUSB, Lightning o USB-C.

Ecualizador ajustable: generalmente se ofrece dentro de una aplicación complementaria. Esta configuración le permite conseguir un equilibrio de frecuencias más personalizado.

Find my: popularizada por Apple, esta función aparece en muchos auriculares y audífonos de otras compañías. La mayoría de las veces se basa en una aplicación complementaria que utiliza los servicios de ubicación del teléfono para realizar un seguimiento de la última ubicación conocida de los auriculares. Algunas aplicaciones van más allá, y emiten un timbre audible desde los auriculares para ayudar a encontrarlos.

Controles ajustables: esta es otra característica que se vale de una aplicación que permite elegir qué funciones deben asociarse con las pulsaciones de botones o gestos táctiles, en lugar de usar simplemente la configuración de fábrica.

Sensores de uso: esta característica puede pausar o reanudar automáticamente la música cuando se quita o vuelve a insertar un auricular.

Carga rápida: algunos productos están diseñados para ofrecer una carga cuando la batería está casi agotada. Aquí los tiempos pueden variar desde una carga de 15 minutos –que brinda una hora adicional de uso– hasta una carga de 10 minutos que puede dar hasta tres horas o más.

Bluetooth multipunto: es una rareza en los true wireless, aunque es bastante común en los auriculares más grandes. Permite conectarse a dos dispositivos Bluetooth simultáneamente, como un teléfono y una computadora. Es muy útil para aquellos que necesitan cambiar rutinariamente entre llamadas de Zoom, llamadas telefónicas y escuchar su música.

Audio de alta resolución: lo mencionamos anteriormente cuando hablamos del códec Bluetooth LDAC de Sony. Algunos auriculares y audífonos inalámbricos te brindan la opción de una calidad de audio mucho mayor desde un teléfono Android. Pero ten en cuenta que tener LDAC (o aptX HD) es una cosa, aunque no significa necesariamente que los auriculares serán capaces de ofrecer –realmente– una experiencia de audio de alta fidelidad. Además –y aún más importante– necesitarás acceso a contenido de audio de alta resolución para escuchar cualquier diferencia apreciable.

¿Cuánto necesitas gastar?

Simon Cohen/Digital Trends

Buenas noticias: si bien es cierto que los mejores auriculares y audífonos pueden costar más de $200 dólares, hay muchísimos productos que cuestan bastante menos y que, además, ofrecen un muy buen rendimiento. Es posible que debas optar por algunas funciones por sobre otras, pero no tendrás problemas para encontrar opciones que valgan la pena por tan solo $50 dólares.

La mayoría de ellos serán de marcas que no disfrutan del mismo reconocimiento que Sony, Bose, Apple y otras. Si el destinatario es un obseso de las marcas, esto podría ser un problema; pero desde aquí no tenemos reparos en recomendarte compañías como Anker Soundcore, 1More, Wyze, Tronsmart, Skullcandy, Marshall, EarFun, Edifier y Back Bay, todas las cuales cuentan con excelentes productos y precios muy asequibles.

Recomendaciones del editor