Los videojuegos más decepcionantes de 2020

En materia de videojuegos no todo es diversión. Y este listado con los videojuegos más decepcionantes de 2020 es la mejor prueba. Se trata de títulos que no estuvieron a la altura de lo esperado, ya sea por problemas técnicos, de diseño o porque la gente no supo de su existencia.

Te va a interesar:

Crucible

Crucible

Es posible que no muchos hayan oído hablar de Crucible, lo cual dice mucho de por qué está en esta lista.

El caso de Crucible es especial, porque no fue creado por un estudio pequeño con recursos limitados, sino todo lo contrario: se trató de un juego de Amazon Game Studios cuyo objetivo era entrar en el segmento de los juegos de disparos competitivos al estilo de Overwatch o Team Fortress 2.

Crucible se lanzó en mayo de 2020 para PC sin que mucha gente se enterara de que el juego existía, pese a ser free to play y tener detrás a un gigante como Amazon. El marketing fue casi nulo y ni siquiera se promocionó mediante Twitch, la plataforma de streaming de la misma compañía, lo que trajo como consecuencia que a los dos días de su estreno menos de 5,000 personas lo estuvieran jugando en Steam.

El frío recibimiento que tuvo Crucible hizo que Amazon lo devolviera a modo de beta cerrada, en la que no se aceptaron nuevos jugadores y solo podían ingresar quienes lo tenían desde su lanzamiento. Luego de un par de meses se anunció que sería descontinuado: el estudio ya no trabajaría en más actualizaciones o mejoras y los servidores fueron desconectados el mes de noviembre, solo seis meses después de su estreno original.

Halo Infinite

Halo Infinite

Este puede ser un ejemplo de que un pequeño paso atrás puede significar varios adelante. Halo Infinite es un proyecto de Microsoft para las consolas de Xbox que iba a salir originalmente junto a la nueva Xbox Series X, pero que se pospuso hasta 2021 a causa de problemas en su desarrollo.

La situación de Halo Infinite se hizo visible a mediados de 2020, cuando en medio de un evento de Microsoft se mostraron avances del juego que estaba solo a meses de salir. Y ese fue el comienzo del caos, ya que con dicho avance quedó en evidencia que al juego le faltaba mucho trabajo, sobre todo en la parte visual.

La idea original de Microsoft era que Halo Infinite fuera el gran juego que diera la partida a la nueva generación de consolas (pese a que también se espera en la antigua Xbox One). Sin embargo, la respuesta generalizada a lo que se vio de Halo Infinite fue muy crítica, por lo que Microsoft canceló el lanzamiento del juego y lo retrasó un año, hasta finales de 2021.

Es muy posible que la historia de Halo Infinite dé un giro y el año extra de trabajo sea lo mejor que le pudo pasar al proyecto, pero no cabe duda que los fanáticos de Halo hubieran preferido tener el juego junto a su nueva consola.

Mafia II Remastered

Mafia II Remastered

El Mafia II original es un juego de 2010. En ese entonces, se estrenó en Xbox 360, PlayStation 3 y PC, y fue un buen título que con el tiempo quedó confinado a las consolas antiguas, ya que no fue retrocompatible con las nuevas.

En 2020, 2K Games decidió relanzar la trilogía mafia en PS4 y Xbox One, con un trabajo especial de remasterización para los primeros dos juegos. ¿El problema? Mafia II resultó ser una versión bastante pobre, con mejoras casi imperceptibles respecto al original e incluso peor en ciertos apartados.

Las críticas más duras hacia Mafia II recayeron en la parte técnica. La tasa de cuadros por segundo fue la misma que en las consolas antiguas y con caídas marcadas en escenas que ya eran problemáticas en las versiones originales, lo cual afectó de manera directa a la jugabilidad. Por otra parte, había diversos problemas con la mezcla de audio del juego y en ocasiones los diálogos entre personajes eran inteligibles por su bajo volumen respecto al resto de sonidos de ambientación.

Mafia II es un ejemplo de lo que no se debe hacer al lanzar una remasterización de un título que ya tiene una década a sus espaldas. Si bien aparecieron parches posteriores que mejoraron su estado, al momento de salir a la venta no había mayores diferencias respecto a las versiones originales, lo cual fue un problema al anunciarse como una supuesta versión remasterizada.

Fast & Furious: Crossroads

Fast & Furious: Crossroads

Por lo general, no se espera mucho de juegos basados en licencias de otros medios como el cine; con frecuencia, se trata de proyectos hechos con no muchos recursos que buscan aprovechar el nombre de una franquicia popular. Un ejemplo es Fast & Furious: Crossroads lanzado en 2020 para Xbox One y PlayStation 4.

El juego tuvo una de las posiciones más bajas del año: apenas llegó a un promedio de 38 sobre 100 en OpenCritic. Esto empeora si se considera que estos promedios tienden a estar en general sobre 50, incluso en productos mediocres o deficientes, lo que dice bastante sobre su calidad.

Fast & Furious: Crossroads es una mezcla entre juego de carreras y RPG de acción poco entendible, sobre todo al ser desarrollado por un estudio con prestigio gracias a sus títulos de carreras como Slightly Mad Studios (también creadores de Project Cars). La mayoría de las críticas coincidieron en que se trató de un juego deficiente, con una historia poco clara y misiones repetitivas o nada interesantes.

Y como si lo anterior no fuera suficiente, Fast & Furious: Crossroads salió a la venta por $60 dólares, un precio cuestionable en relación a la calidad del producto final, más si se considera que en ese rango de precios (o incluso inferiores) existen juegos mejores.

Cyberpunk 2077

Cyberpunk 2077

Es probable que alguien se pregunte qué hace en esta lista un título que a su vez está en la de los juegos mejor valorados de 2020. Y la respuesta es sencilla: Cyberpunk 2077  tiene un buen diseño en general, pero al momento de salir a la venta las versiones de consola parecían no estar terminadas.

Quizá durante los primeros días del juego quienes lo usaron en una Xbox One o PlayStation 4 experimentaran problemas técnicos de varios tipos que han sido  documentados. Lo principal tuvo que ver con el frame rate, que llegó a caer incluso a 15 o 20 cuadros por segundo; cuando esto ocurre, las imágenes se ven entrecortadas y la respuesta del control es más lenta y complicada de lo apropiado.

Pero además presentó otras fallas relacionadas a cuelgues o cierres inesperados de la aplicación, que sobre todo en las versiones base de Xbox One y PlayStation 4 eran mucho más frecuentes de lo apropiado. También hubo casos donde eventos de misiones específicas no se activaron, lo que implicó tener que repetirlas para poder avanzar y guardar la partida de forma manual para evitar tener que volver muy atrás en caso de cuelgues.

Estos problemas se han solucionado a medida que el estudio CD Projekt RED liberó parches y actualizaciones para las consolas. Pero en el momento de su estreno, es justo decir que Cyberpunk 2077 fue una decepción, sobre todo para quienes lo esperaban con ansias y se encontraron con versiones por debajo de lo aceptable en productos de este tipo.

Recomendaciones del editor