Esta impresión en 3D permite crear grandes muebles en minutos

La impresión líquida rápida podría abrir un nuevo mercado para muebles personalizados y asequibles en diferentes escalas.

Una colaboración entre el laboratorio de Autoensamblaje del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Steelcase, y el diseñador Christophe Guberan ha dado como resultado un avance en la impresión en 3D.

Este nuevo proceso utiliza una técnica rápida de impresión líquida que rompe las restricciones previas de velocidad, escala y calidad. Los compradores podrían personalizar un mueble que les guste y hacer que se imprima en cuestión de minutos. Impresionante, ¿verdad?

Hasta ahora, la impresión en 3D venía con su propio kit de limitaciones. Es decir, la impresión de un objeto requería de una estructura de soporte, capas y tiempo, sobre todo tiempo.

Esto daba como resultado un proceso lento y a pequeña escala.

Sin embargo, el laboratorio de Autoensamblaje creó una técnica que imprime dentro de un gel. Con el gel actuando como soporte de 360 ​​grados, un diseñador de productos puede esencialmente dibujar en el espacio 3D sin las limitaciones de la gravedad. Esto hace la impresión más rápida y el producto puede ser tan grande como la máquina permita.

A diferencia de la impresión tradicional, ésta se realiza mientras la impresión 3D todavía está en marcha. Un proceso de mezcla en dos partes permite que el material se recupere químicamente en lugar de usar luz o temperatura.

De acuerdo con el profesor asistente del MIT, Skylar Tibbits, el intrincado diseño de su mesa de trabajo de referencia tardó sólo 28 minutos en imprimirse. Y en otro experimento fueron, capaces de imprimir una estructura en 10 minutos que hubieran tomado 50 horas usando un método de impresión 3D más tradicional.

Si bien sólo es un experimento, por ahora, el proceso ha captado el interés de Turnstone. “Como diseñador, lo más fascinante y único de la impresión rápida de líquidos es la calidad de la línea de impresión. Es suave, casi orgánico. Evoca imágenes con pinceladas o las ramas de las plantas “, subraya el diseñador industrial de Turnstone, Yuka Hiyoshi.

“La velocidad de impresión es muy impresionante. En un futuro lejano, los objetos a gran escala podrían imprimirse en minutos en lugar de días. Además, no se limita al material de impresión 3D típico, lo que hace que esta tecnología sea muy deseable desde la perspectiva del diseño”, añade.

Así que, por ahora, esta colaboración continuará experimentando con materiales, escalas y mejoras adicionales.

Recomendaciones del editor