Con Shoetopia puedes diseñar e imprimir en 3D tus propios zapatos

Para la industria del calzado, la impresión en 3D podría ser el siguiente paso lógico por tratarse de una manera accesible de fabricar zapatos personalizados de una manera rápida y práctica. Y pensando en esto, dos estudiantes de diseño han creado un prototipo de zapatos impresos en 3D hechos de materiales ecológicos.

Zuzanna Gronowicz y Barbara Motylinska desarrollaron estos singulares zapatos como parte de su proyecto de graduación en la Acadamia de Bellas Artes en Varsovia, Polonia. El dúo planea usar este diseño, apodado Shoetopia, para iniciar su propio negocio.

Mientras intentaban fortificar la parte superior del zapato y darle un diseño más urbano, Gronowicz y Motylinska desarrollaron un método único de impresión sobre un material, que permite que el zapato sea construido sin pegamento o costura. Al mismo tiempo, esto permite a los usuarios elegir el estilo que prefieren.

Para mayor comodidad, la creación de una suela ligera y flexible es la clave, así que el diseño final cuenta con una estructura paramétrica abierta que puede acomodarse a varias formas de pies. Esta estructura también reduce la cantidad de material necesario para proporcionar soporte y durabilidad.

Además de diseñar los calzados, estas dos estudiantes crearon una app con la que los usuarios pueden diseñar su propio zapato y guardar el diseño de forma gratuita utilizando un teléfono inteligente o una computadora. También, se pueden ordenarlos directamente a través de la aplicación, buscar un taller de impresión 3D local cercano, o imprimirlos con cualquier impresora privada. Con el algoritmo preparado, los usuarios no necesitarían habilidades especializadas.

Actualmente, miles de millones de zapatos se fabrican cada año en Asia. Un solo zapato puede utilizar hasta 30 materiales diferentes en su diseño, muchos de los cuales son casi imposibles de reciclar. Sin embargo, utilizando la impresora 3D ZMorph Multitool, las dos estudiantes pudieron simplificar la producción y reducir el número de materiales. Los únicos materiales utilizados son textiles naturales o filamentos flexibles y biodegradables.

Recomendaciones del editor