Skip to main content

Astrónomos reciben premio multimillonario por la imagen de un agujero negro

first black hole image a consensus

El equipo internacional de científicos que capturó la primera imagen de un agujero negro en el espacio ha recibido un premio de $3 millones de dólares por sus esfuerzos en lograr la histórica hazaña.

El anuncio fue hecho público esta semana por la organización Breakthrough, como parte de un evento anual de premios denominado «los Oscar de la Ciencia». Reconociendo los principales logros en el ámbito científico, el Premio Breakthrough fue fundado en 2012 por gigantes de la industria tecnológica, entre ellos Mark Zuckerberg de Facebook, Sergey Brin de Google y Jack Ma de Alibaba.

We’re pleased to announce that the @ehtelescope collaboration has won the 2020 Breakthrough Prize in Fundamental Physics. Congratulations to the entire team, across 60 institutions and 20 countries. https://t.co/LzL5M8SmEp https://t.co/k2Am4snPnN

— Breakthrough (@brkthroughprize) September 5, 2019

Por la imagen obtenida, el equipo de Event Horizon Telescope (EHT) recibió el premio principal en la categoría de Física Fundamental. El premio de $3 millones de dólares se compartirá entre los 347 científicos de EHT de 20 países que trabajaron en el proyecto.

Logrando lo imposible

En abril de 2019, una colaboración internacional de astrónomos capturó por primera vez la imagen de un agujero negro en el espacio. Revelada en un evento de la Fundación Nacional de Ciencias, representa un logro histórico en la obtención de imágenes de uno de los fenómenos más extremos y difíciles de observar en nuestro universo.

Tal vez lo más impresionante de esta imagen es la cooperación internacional necesaria para crearla. Debido a que la luz no puede escapar de un agujero negro, los radiotelescopios deben estar especialmente sintonizados para capturar la luz desde el borde del horizonte de los eventos. El agujero negro elegido para la observación estaba ubicado en Messier 87, una galaxia a 55 millones de años luz de distancia de la tierra.

Event Horizon Telescope Collaboration: 2020 Breakthrough Prize in Fundamental Physics Winner

Para crear una matriz de telescopios lo suficientemente potente como para captar la luz desde esta distancia, se utilizaron al unísono telescopios ubicados alrededor de todo el planeta. Un equipo de más de 300 astrónomos en veinte países diferentes usó ocho telescopios para formar el Horizon Telescope Array, incluido el Atacama Large Millimeter Array (ALMA), un arsenal de 66 telescopios en Chile, y el Telescopio del Polo Sur en la Antártida.

Muchos de los telescopios no fueron diseñados para recopilar este tipo de datos, por lo que se tuvo que instalar nuevo hardware y software, como relojes atómicos en cada sitio. Cuando todos los telescopios recolectaron datos, formaron una matriz virtual del tamaño de la Tierra.

La potencia de la gama de telescopios en su conjunto es extremadamente progresivo, pero el proceso de vinculación de los telescopios para recopilar la imagen no estaba garantizado para tener éxito. Requería «algunas coincidencias cósmicas muy interesantes», según Sheperd Doeleman, director de proyectos del Event Horizon Telescope. Los fotones de luz tuvieron que abandonar el horizonte del agujero negro para viajar 55 millones de años luz a la Tierra, para evitar ser absorbidos por el vapor de agua en la atmósfera y luego ser recogidos contra el fondo de la galaxia Messier 87 mucho más grande que rodea el agujero negro.

Doleman describió la experiencia de ver la imagen final como una de «asombro y maravilla». «Creo que cualquier científico en cualquier campo sabría cuál es ese sentimiento, para ver algo por primera vez», dijo en una conferencia de prensa. “Es una parte del universo que estaba fuera de los límites para nosotros. Cuando eso sucede, es una sensación extraordinaria».

La imagen se ajusta casi exactamente a las predicciones de los científicos. «Me sorprendió un poco que coincidiera tanto con las predicciones que habíamos hecho», dijo Avery Broderick, miembro de la facultad asociada del Perimeter Institute y la Universidad de Waterloo. «en base a esto, podremos mejorar la precisión con la que podemos sondear el área y es posible que encontremos sorpresas científicas».

Recomendaciones del editor

Milenka Peña
Ex escritor de Digital Trends en Español
Milenka Peña es periodista, escritora, productora y conductora de radio y televisión, nominada a los Premios Emmy por…
El Hubble va a la caza de esquivos agujeros negros medianos
hubble caza agujeros negros medianos

Hay algo extraño en los agujeros negros descubiertos hasta la fecha. Hemos encontrado muchos agujeros negros más pequeños, con masas inferiores a 100 veces la del sol, y muchos agujeros negros enormes, con masas millones o incluso miles de millones de veces la del sol. Pero apenas hemos encontrado agujeros negros en el rango de masa intermedio, posiblemente no lo suficiente como para confirmar que existen, y no está realmente claro por qué.

Ahora, los astrónomos están utilizando el Telescopio Espacial Hubble para buscar estos agujeros negros perdidos. Hubble ha encontrado previamente alguna evidencia de agujeros negros en este rango intermedio, y ahora se está utilizando para buscar ejemplos dentro de unos pocos miles de años luz de la Tierra.
Una imagen del Telescopio Espacial Hubble del cúmulo globular Messier 4. El cúmulo es una densa colección de varios cientos de miles de estrellas. Los astrónomos sospechan que un agujero negro de masa intermedia, con hasta 800 veces la masa de nuestro sol, está al acecho, invisible, en su núcleo. ESA/Hubble y NASA
Es difícil detectar estos agujeros negros intermedios porque el efecto que tienen en las estrellas que los rodean es más modesto que el de los enormes agujeros negros supermasivos que los astrónomos suelen observar. Hubble ha estado observando objetivos como Messier 4, un cúmulo globular que se cree que contiene un agujero negro con una masa de alrededor de 800 veces la del sol. El agujero negro no se puede observar directamente, pero su presencia se puede inferir observando sus efectos sutiles en las estrellas cercanas.

Leer más
El rover Curiosity Mars de la NASA recibe un aumento de velocidad
Curiosity comparte un increíble recorrido panorámico en Marte

Mientras que el nuevo rover Perseverance de la NASA tiende a obtener todos los titulares en estos días, el rover Curiosity también continúa explorando la superficie de Marte más de una década después de llegar al planeta rojo.

El equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, que supervisa las misiones del rover a Marte, acaba de darle a Curiosity una nueva vida después de instalar su primera actualización de software importante en siete años.

Leer más
Un par de agujeros negros supermasivos a punto de fusionarse
hubble agujeros negros supermasivos a punto de fusionarse cu  sares

Los corazones de algunas galaxias brillan tan intensamente que se les da un nombre especial: cuásares. Alimentadas por agujeros negros supermasivos en el centro de estas galaxias, estas regiones emiten enormes cantidades de luz a medida que el gas cae hacia el agujero negro y se calienta, lo que resulta en un brillo tan poderoso como más de 100 mil millones de estrellas. Recientemente, los astrónomos que usan el Telescopio Espacial Hubble vieron dos de estos cuásares ardiendo intensamente en el cielo nocturno, y están en curso de colisión.

El par de cuásares, conocido como SDSS J0749 + 2255, son de algunas de las primeras etapas del universo cuando tenía solo 3 mil millones de años. Las dos galaxias que albergan los cuásares están en proceso de fusión, y eventualmente, las dos se unirán para formar una enorme galaxia.
El concepto de este artista muestra el brillante resplandor de dos cuásares que residen en los núcleos de dos galaxias que están en el caótico proceso de fusión. El tira y afloja gravitacional entre las dos galaxias enciende una tormenta de fuego de nacimiento de estrellas. ILUSTRACIÓN: NASA, ESA, Joseph Olmsted (STScI)
Los dos agujeros negros están a solo 10.000 años luz de distancia, y tardarán diez millones de años en fusionarse. Eso puede sonar como mucho tiempo, pero es inminente en términos galácticos. Observar el par puede ayudar a los astrónomos a aprender sobre el universo temprano y cómo se forman las galaxias grandes.

Leer más