¿Llegará pronto la red 5G? Intel nos revela sus planes

Sandra Rivera es una mujer, latina, vicepresidenta sénior y gerente general del Grupo de plataformas de red de Intel Corporation. Casi nada, ¿verdad? Pues sí, Rivera lleva trabajando para esta reputada firma nada más, y nada menos, que 17 años. Aunque nació en los Estado Unidos, los padres de Rivera son de Bogotá, Colombia, y la verdad es que hablando con ella – durante el Mobile World Congress en Barcelona- queda claro a simple vista que se siente muy orgullosa de sus orígenes.

Con tal de conocerla un poquito más, tanto en el terreno personal, como en el profesional, y para descubrir con más detalle los planes de Intel, sobre todo en relación a la red 5G, Digital Trends en Español ha podido entrevistar a Rivera, quien, tras licenciarse en ingeniería eléctrica en la Universidad Estatal de Pensilvania, comenzó su carrera como ingeniera en Westinghouse Electric Corp. Además, antes de unirse a Intel, cofundó y lideró The CTI Authority, fue presidenta de la división de telefonía informática de Catalyst Telecom y ocupó puestos de liderazgo de ventas en Dialogic.

Después, ya entró a formar parte de la familia Intel hasta el día de hoy. Y por si todo eso fuera poco, en 2015 fue nombrada Working Mother Of The Year y también ha sido reconocida como una gran influencer latina.

Y no nos extraña porque, con cuatro hijos, Rivera ha conseguido no sólo formar una increíble familia, sino también ocupar un cargo relevante y de gran responsabilidad en una gran compañía.  ¿Su secreto? “Supone mucho trabajo todos los días y no hay un secreto para ello. Se trata de vivir en base a unas prioridades, con mucho compromiso y colaboración”, añade.

Sin embargo, muchas veces por el mero hecho de ser mujer y latina, se encuentran más obstáculos en el camino. “Tenía que ser mucho mejor de lo que se esperaba y al final lo que podía ser un obstáculo o reto, lo convertía y transformaba en una ventaja. Y es que nunca se pierde. O se gana, o se aprende”, subraya. Además, Rivera está convencida de que la diversidad es algo que suma y no que resta. “Tenemos que usar la diversidad como una ventaja. A mayor diversidad, más exitoso el negocio”, matiza.  Y viendo lo lejos que ella ha llegado, sin duda su fórmula funciona.

Intel y el 5G

En cuanto a su puesto en Intel, Rivera está convencida del interés y las ventajas que va a suponer una red 5G. “Supone una gran oportunidad. Se trata de una tecnología evolutiva y revolucionaria”, explica. Por ello, Intel quiere ser uno de los actores principales en esta emergente tecnología, sobre todo en una era gobernada, cada vez más, por máquinas y dispositivos conectados de toda índole, desde drones, a robots, hasta electrodomésticos inteligentes.

Así, durante los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang, Intel se ha unido a KT Corporation, un proveedor de servicios de comunicaciones de Corea del Sur, para el mayor despliegue 5G del mundo. Así, los últimos JJOO han contado con la primera red 5G a gran escala -emparejada con las tecnologías Intel 5G- para ofrecer a asistentes y a atletas una serie de experiencias inmersivas. con el principal reto de las condiciones atmosféricas y las inclemencias del tiempo. “Hemos querido ofrecer diferentes formas de disfrutar y experimentar del deporte. Con información detallada sobre las clasificaciones y los atletas y una experiencia más personalizada”, subraya Rivera. Y con la mente puesta en los JJOO de Tokio de 2020, donde Intel quiere llegar con muchos más servicios y dispositivos.

Aunque el 5G para Intel no se limita únicamente a estos eventos deportivos, sino que las ventajas de esta tecnología van mucho más allá. Así, Intel se ha unido a otras compañías con el fin de desplegar y desarrollar más usos, como los vehículos autónomos -de la mano de Toyota– y la creación de ciudades más conectadas e inteligentes. Para ello, un mayor ancho de banda y una menor latencia son esenciales.

Así, Intel está trabajando con socios de la industria y operadores de redes para acelerar la innovación tecnológica a través de la red, los clientes y la nube. El compromiso de Intel con la red 5G abarca el trabajo con los estándares, así como pruebas tempranas que ofrecen unos conocimientos críticos sobre la implementación de la tecnología y las oportunidades comerciales, así como las inversiones en productos de software y hardware.

Y, en ese sentido tanto Intel como sus socios están ya ofreciendo soluciones innovadoras para la red 5G, que incluye el recientemente anunciado procesador Intel Xeon D-2100 system-on-chip (SOC), que ofrece un rendimiento eficiente de la energía para cumplir con las cargas de trabajo intensivas que exige la tecnología 5G en el extremo de la red. Estos productos permiten el procesamiento, la administración, el almacenamiento y la entrega de datos que continúan aumentando, cada día, en nuestro mundo.

Además, los acuerdos entre Intel y algunos fabricantes como Dell, HP, Lenovo y Microsoft permitirán a las plataformas admitir computadoras conectadas a la red 5G con el módem Intel XMM 8060, el primero de la serie XMM 8000 de módems multimodo comerciales 5G de Intel. Se espera, además, que la primera ola de PCs conectadas a la red 5G se introduzca en el mercado en la segunda mitad de 2019.

Y si las computadoras son importantes, los teléfonos todavía lo son más. Así, Intel y Unigroup Spreadtrum & RDA han establecido una colaboración de varios años para desarrollar una cartera de productos 5G para plataformas móviles, combinando módems Intel 5G con tecnología de procesador de aplicaciones Spreadtrum. La idea es que Spreadtrum lance su primera plataforma de teléfonos inteligentes 5G con un módem serie Intel XMM 8000 en la segunda mitad de 2019.

Así, si estas previsiones se cumplen, todo apunta a que estamos más cerca de conocer, finalmente y en primera persona, las múltiples ventajas de la red 5G.