Skip to main content

Descubren un cocodrilo asesino de dinosaurios

Un grupo de investigadores australianos anunció el hallazgo de una nueva especie de cocodrilo del Cretácico conocida como Confractosuchus sauroktonos.

El Museo Australiano de la Era de los Dinosaurios de Winton (AAOD) informó que los huesos fosilizados se encontraban preservados dentro de una concreción de limolita blanda.

Un ejemplar de cocodrilo atacando a un dinosaurio.
Australian Age of Dinosaurs / Dr Julius Csotonyi

Estos restos fueron hallados cerca de la formación de Winton, un depósito geológico de 95 millones de años.

Debido a que los pequeños huesos encontrados eran demasiado frágiles para ser extraídos, los científicos utilizaron técnicas de escaneo de microtomografía de rayos X de neutrones y sincrotones para identificar el material óseo.

Los encargados de la investigación usaron los datos escaneados para realizar una reconstrucción en 3D de los huesos del Confractosuchus sauroktonos, en un proceso que tardó cerca de 10 meses de procesamiento en computadora para hacer la muestra digital.

La investigación mostró que en el interior del estómago del Confractosuchus estaban los restos de un dinosaurio con cadera de pájaro conocido como ornitópodo. Según los investigadores, la especie pesaba 1,700 gramos, pero no se pudo saber con precisión su peso, ya que estaba parcialmente digerido.

“Si bien el Confractosuchus no se habría especializado en comer dinosaurios, no habría pasado por alto una comida fácil, como los restos del joven ornitópodo que se encuentran en su estómago”, explicó Matt White, de AAOD.

“Debido a la falta de especímenes globales comparables, este cocodrilo prehistórico y su última comida continuarán brindando pistas sobre las relaciones y los comportamientos de los animales que habitaron Australia hace millones de años”.

Los investigadores también indican que el cocodrilo encontrado medía cerca de 2.5 metros de largo al momento de su muerte.

Recomendaciones del editor