Calaveras de Return of the Jedi podrían volver como juguetes

Hoy día es posible encontrar en el mercado una amplia variedad de figuras y juguetes de los personajes de Star Wars destinados a los más fanáticos de la franquicia.

Ahora, Hasbro presenta su plan más ambicioso: el rancor, un monstruoso personaje que permanecía encarcelado bajo el Palacio de Jabba en Return of the Jedi, de 1983, conocida en español como El Regreso del Jedi.

Si bien se trata de un proyecto de recaudación de fondos a través de Hasbro Pulse, es muy probable que esta figura sea comercializada de manera masiva.

No son pocos los fanáticos de la saga que han aportado en la campaña de crowdfunding, entusiasmados con las características del juguete que mide 106 centímetros de largo, 44 de alto y cuenta con 45 puntos de articulación. Se trata de la figura más ambiciosa de Star Wars: The Black Series.

Bidlo Kwerve

Como una forma de atraer a más personas, Hasbro anunció que, si la campaña llega a los 13,000 contribuyentes, incluirá en el set un particular regalo.

Hasbro

Se trata de los huesos que ayudaron a Luke Skywalker a acabar con el rancor y a escapar del encierro en casa de Jabba.

Los huesos eran los de Bidlo Kwerve, un empleado de Jabba que se convirtió en una de las primeras víctimas del rancor.

Hasbro

En el Episodio VI de la saga, Luke introdujo uno de los huesos en la boca de la bestia, mientras que el cráneo de Bidlo sirvió como proyectil para activar los controles de la puerta que aplastó al monstruo.

El set también incluye un cráneo gamorreano, uno tauntaun, dos twi’lek, varias cajas torácicas y unas pequeñas bases para exhibirlos diseñadas para que parezcan las dunas del planeta Tatooine.

La idea es que los fanáticos puedan recrear una de las escenas más recordadas e importantes de la exitosa cinta.

Recomendaciones del editor