Hallan en China impecable huevo con embrión fosilizado de dinosaurio

Un equipo de científicos halló en China un embrión de dinosaurio fosilizado en fantástico estado de conservación, tanto que los expertos aseguran que luce “como si hubiera muerto ayer”.

Tras su estudio, los expertos encontraron similitudes nunca antes documentadas entre la forma de eclosionar de algunas especies de dinosaurios y ciertas aves.

El hallazgo se logró en el 2000 durante la construcción del Museo de Historia Natural de Yingliang, en la ciudad de Ganzhou, al sureste de China. Sin embargo, el fósil fue analizado hasta 2015.

Fion Waisum Ma, candidata a doctora en paleobiología por la universidad de Birmingham, en Reino Unido, explicó al portal Live Science que el estudio del fósil permitió observar que los dinosaurios de la familia de los ovirraptóridos realizaban movimientos similares a los de algunas aves para eclosionar.

Científicos hallan en China el fosil de un ovirraptórido en fantástico estado de conservación

En específico, la académica señala que el ovirraptórido que no logró nacer plegó su cabeza a la altura de su abdomen y colocó sus piernas hasta su cráneo.

Científicos hallan en China el fosil de un ovirraptórido en fantástico estado de conservación

La experta señaló que esta posición le debió ayudar a estabilizarse al momento de usar su cabeza para romper el cascarón y eclosionar. “Si no lograba hacerlo subían sus posibilidades de morir, pues sería más difícil para el embrión romper el huevo y nacer”, explicó Ma.

Las observaciones, sostiene la especialista, proporcionan evidencia única sobre el comportamiento de ciertas especies de dinosaurios al nacer.

“Antes del estudio realmente no sabíamos cómo se colocaban los dinosaurios dentro de un huevo para nacer, pues los fósiles de embriones fosilizados están demasiado fragmentados. Con este vemos con a detalle que los ovirraptóridos usaban movimientos similares a los de algunas aves”, explicó.

Las observaciones del fósil de ovirraptórido fueron publicadas en el diario científico iScience.

Recomendaciones del editor